Evento

El río Magdalena visita al río Cauca

El pasado 22 de abril del presente año se llevó a cabo en la Universidad del Valle un nuevo encuentro en el marco del proyecto Ríos  hermanos: Magdalena y Cauca. Proyecto de Nación. En esta ocasión, una comisión encabezada por el rector de la Universidad del Atlántico,  diferentes investigadores, e instituciones municipales, se dieron cita para dialogar con sus pares de la Universidad del Valle sobre el proyecto de Filtración de agua en el lecho del río Cauca. Esto,  al tiempo que daban cuenta de las condiciones particulares del río Magdalena.

Por: Víctor Morrón
Estudiante de Sociología, Univalle

Manuel Alvarado, ingeniero civil e investigador de la Universidad del Atlántico.
Foto: La Palabra

Entre las distintas ponencias se destaca la de Manuel Alvarado, ingeniero civil e investigador de la Universidad del Atlántico, quien señaló la intención de dicha institución por gestar un proyecto nacional  de recuperación, restauración y conservación de los ríos nacionales. Su presentación se centró principalmente en las  dificultades  que  enfrenta el río Magdalena debido a las continuas inundaciones, la contaminación de plásticos  en las costas, y la presencia de material tóxico en el lecho del río.

Una primera dificultad se encuentra en las  diferentes presas y diques que se extienden a lo largo del río Magdalena, los cuales limitan la movilidad fluvial, generando una especie de nudo que provoca inundaciones en las poblaciones ribereñas que viven en la parte baja del río. “Si tomamos el río desde la población de El Banco, [vemos que] todos los pueblos que están hasta Barranquilla tienen obras artesanales para control de inundaciones… Con problemas hacia la pesca, su consumo, el [tratamiento de] basuras y la descargas de aguas servidas”, afirmó Alvarado.

…resulta importante, tal como mencionó Alvarado, plantear una perspectiva que no solo piense en la calidad del agua, sino también en la seguridad de las comunidades que históricamente han sufrido las consecuencias del mal manejo del río Magdalena.

La segunda problemática tiene que ver con  la contaminación de plástico en las costas cercanas a la desembocadura del río,  a causa de los volcanes de lodo y cañones submarinos ubicados  en la Ciénaga Grande de Santa Marta. Al costado derecho, los volcanes y cañones reciben gran parte del sedimento proveniente del río Magdalena, mientras que al costado izquierdo, la “contaminación superficial”, que es principalmente  plásticos, termina en la línea costera, o mejor dicho, en las playas cercanas. Según Alvarado, la situación llega al punto de  que “en el Atlántico hay una isla de plástico”.

Un  tercer asunto  es la presencia de cadmio en el lecho del río. Este es considerado como uno de los metales pesados más tóxicos y altamente contaminantes, el cual podemos encontrar en la vida cotidiana en forma de pilas en aparatos electrónicos. Según  Alvarado, “cuando se presentó la inundación del Magdalena en el sur del Atlántico, el Instituto Agrícola de Investigación (ICA) [indicó] que el suelo quedó lleno de cadmio”, el cual es consumido por las poblaciones que se abastecen del río.         

Desembocadura del río Magdalena.
Foto: rsis.ramsar.org

En conclusión, el río Magdalena presenta unas problemáticas particulares ligadas principalmente a las inundaciones y la contaminación por cadmio y plástico, que afecta principalmente a las comunidades cercanas al río. En este sentido, resulta importante, tal como mencionó Alvarado, plantear una perspectiva que no solo piense en la calidad del agua, sino también en la seguridad de las comunidades que históricamente han sufrido las consecuencias del mal manejo del río Magdalena.

Inundación del municipio El Banco. Año 2022.
Foto: semana.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba