Crítica Literaria

Representación masculina y poscolonialidad en la novela Las tinieblas de tu memoria negra de Donato Ndongo

Las tinieblas de tu memoria negra (2021) es la primera novela de una incompleta trilogía titulada Los hijos de la tribu, del escritor ecuatoguineano Donato Ndongo. La obra conjuga las oposiciones de la tradición, la cultura y la modernidad en la caracterización de un personaje sin nombre, atrapado entre dos culturas dispares y simbolizadas en la figura del padre. 

Por: Yenniffer Cuenú Caicedo
Estudiante Licenciatura en Literatura, Univalle

Donato Ndongo (1950), escritor, periodista y político ecuatoguineano, de visita en Colombia, 2022.
Foto: Darío Henao Restrepo.

Hace tiempo no sentía el efecto de leer una novela en una sentada. Es decir, seguir sin pausa ni pesares, de principio a fin. Me sucedió con Las tinieblas de tu memoria negra (2021), del escritor, periodista y profesor ecuatoguineano Donato Ndongo-Bidyogo. Novela finalista del premio Sésamo en 1984, publicada en 1987 y considerada una de las obras más representativas de la literatura poscolonial. Sobre todo, por cuestionar la mirada eurocéntrica del mundo frente a la emergencia de otras tradiciones. 

Ciento sesenta y cinco páginas de poesía narrativa y de reconstrucciones intrigantes sobre el pasado y el presente. En esta bella novela se conjugan varios temas: las imposiciones culturales, el fanatismo, el racismo, entre otros, involucrados en la propia vida del autor. Donato Ndongo fue exiliado de Guinea Ecuatorial por su oposición al gobierno de Teodoro Obiang, y llegó a tierras españolas como refugiado político en 1994. Su experiencia en España ha servido, como señaló en una entrevista cedida al periódico El País en 2017, para “desmentir el mito de que los españoles no son racistas”, y para sobrevivir al acoso político. A partir de allí se crea su visión literaria mediada por el contexto político, histórico, autobiográfico y cultural.

En Las tinieblas de tu memoria negra se exploran diversas paradojas. La primera: ¿es o no es una novela de aprendizaje? El narrador y protagonista es un niño sin identidad, pero con futuro; atrapado entre dos culturas contrapuestas al pasado y al presente. Es un personaje inmerso entre la tradición y los cambios históricos impuestos por la modernidad. Además, con la presión de elegir un destino; fraternizar los mundos, desprenderse de alguno o resignificar el retrato del colonizado.

La historia del protagonista transcurre entre dos tipos de narración. Un narrador en primera persona para relatar la infancia, y un narrador intimista, en segunda persona, para referir el presente, hasta construir las etapas de vida (entre los seis y los dieciocho años, cuando sale del seminario). En toda la novela, no hay una caracterización física del personaje, pero sí de sus convicciones morales y religiosas. Fue educado bajo una familia cristiana, y en los primeros capítulos, se desarrolla su frustración como incircunciso porque se cuestiona su virilidad. Cuando el personaje logra ser circundado, se convierte en el hombre que la tribu espera que sea. 

La reconstrucción de la historia del joven seminarista guineano (el niño narrador-protagonista se transforma) sobre su infancia y adolescencia, configura la imagen de un ser aparentemente despersonificado. En la conciencia del niño se examinan las incidencias del colonialismo sobre el desarrollo de la personalidad individual y colectiva; asimismo, se explica el contexto espacial y temporal descrito en la novela. Una sociedad plagada de paternalismos, sin identidades, y en busca de un lugar al cual pertenecer.  

En Las tinieblas de tu memoria negra se exploran diversas paradojas. La primera: ¿es o no es una novela de aprendizaje? El narrador y protagonista es un niño sin identidad, pero con futuro; atrapado entre dos culturas contrapuestas al pasado y al presente. Es un personaje inmerso entre la tradición y los cambios históricos impuestos por la modernidad.

Lo anterior se constata en la influencia de la figura del padre, representadas por el tío Abeso, el padre del protagonista, el maestro don Ramón y el padre Ortiz. Estos personajes son el modelo masculino de la Colonia, y van a significar el ciclo de vida del niño. Por tanto, es una visión masculina del mundo. Los personajes femeninos no tienen relevancia, ni siquiera la madre, quien también tiene un papel secundario en sus aspiraciones. El niño debe su imagen y honor al padre. Por ello, cuando la imagen de “hombre” se desfigura ante la sociedad, se busca que la del padre siga intacta.  

Desde la tradición, el niño ha sido elegido para restaurar la esencia de la tribu; por otro lado, tiene la misión de aportar conocimiento a Europa, donde le brindan una educación especial. Sin embargo, para él es un mundo de privilegios y exclusiones. El tío Abeso representa la tradición y los valores de la aldea. Es un personaje aislado de la religión e interesado en vigilar a los blancos, su arma de defensa, pues se niega a rendirse ante el colonialismo. 

El padre del protagonista es otro de los personajes sin nombre. Está en el punto de transición entre las dos culturas. Este busca imitar el modo de vida de los blancos, incluso para la educación de sus hijos. Sus hazañas son comparadas con la forma en que los blancos hacen las cosas. El narrador-protagonista describe que su “padre es un emancipado pleno”. Por último, los misioneros simbolizan el sistema colonial español en Guinea Ecuatorial y su influencia religiosa y destructora de la tradición. 

Finalmente, la inversión del género bildungsroman se expresa cuando el destino del protagonista no encaja en el mundo tradicional, y da un giro hacia una Entbilsdungroman, una novela de no-aprendizaje. El protagonista se ve obligado a ser otro. No logra mediar entre dos culturas históricamente dispares. Su falta de identidad revela a una generación de guineanos a quienes el exilio dejó sin rostro. La disyuntiva de quién ser y cómo ser, se interpone en el límite de dos culturas, y, por tanto, en su falta de nombre se forja su nueva visión del mundo. 

Foto: sequitur.es

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba