Crítica Literaria

Más democracia para el cambio

En su obra publicada por el Programa Editorial de la Universidad del Valle en 2021, titulada Pensar El País: Conflicto, democracia, cultura y paz, el economista y sociólogo Alberto Valencia Gutiérrez invita a poner las esperanzas de cambio en las instituciones democráticas y la práctica de una ética ciudadana.

Título: Pensar El País: Conflicto, democracia, cultura y paz
Autor: Alberto Valencia Gutiérrez
Programa Editorial Universidad del Valle, 2021
296 páginas

Por: Jorge E. Vélez Martínez
Estudiante de Licenciatura en Ciencias Sociales, Univalle

Foto: libreriasiglo.com

El economista y sociólogo Alberto Valencia Gutiérrez es profesor titular del departamento de Ciencias Sociales de la Universidad del Valle. Ha escrito ocho libros y cuenta con otras setenta publicaciones, entre artículos y ensayos. Además, es columnista en el periódico El País. En el libro El País: Conflicto, democracia, cultura y paz recopila 154 de sus columnas de opinión, ordenadas en ocho grandes secciones, a saber: “Ensayos diversos”, “Por los países del mundo”, “Perfiles, libros y documentales”, “Retratos de la sociedad colombiana”, “Fragmentos de nación”, “Sociología de la violencia”, y “Derecho y constitución”. 

Dichas columnas de opinión, comenta el autor, no son solo producto de reflexiones sobre coyunturas, sino que son ensayos que abordan aspectos centrales y reiterados de la vida en sociedad del ser humano: la construcción de sociedades imaginadas, identidades, memorias, héroes y monstruos, religión, cultura, conflictos, violencia, guerra, participación política, poder, cambio, mantenimiento del statu quo, entre otros. 

Las reflexiones sobre estos tópicos giran alrededor de las sociedades democráticas contemporáneas, especialmente la colombiana.  El punto central de la obra es mostrar a la democracia como vía política para lograr las “grandes transformaciones” que necesita la sociedad. Para ello, se remonta a la Revolución Francesa de 1789 por ser el evento histórico del que emerge y se expande el imaginario político democrático. 

A partir de allí, señala Valencia, las sociedades occidentales empiezan a revestirse de democráticas y surge una “promesa indefinida de igualdad”. Este elemento es crucial en la argumentación del profesor, pues encuentra que la igualdad que se materializóen derechos políticos conquistados se intentó y se ha querido extender al ámbito social y económico.

Para sostener esta tesis evoca la Comuna de París, la Revolución Bolchevique y las demás revoluciones socialistas en África, América y Asia, realizadas por pueblos alzados en armas con la esperanza, esencialmente, de conseguir condiciones de vida dignas para todos. En Colombia, añade, este objetivo también lo intentaron alcanzar por esa vía grupos guerrilleros como las FARC, el M-19 y el ELN.

Pero la evidencia histórica es concluyente para el profesor. Ve en la caída del mundo socialista, en cabeza de la difunta Unión Soviética, el fracaso de dichas revoluciones armadas. 

El punto central de la obra es mostrar a la democracia como vía política para lograr las “grandes transformaciones” que necesita la sociedad. Para ello, se remonta a la Revolución Francesa de 1789 por ser el evento histórico del que emerge y se expande el imaginario político democrático. 

El caso colombiano le parece más desolador. Observa que desde el siglo XIX las raíces de los árboles del odio, el rencor y la venganza han sido regadas por las élites. Estos árboles cubrieron la tierra con frutos venenosos y hechizados, y el embrujo nos condujo a numerosas guerras civiles y conflictos armados internos que hoy en día se mantienen, siendo los sectores empobrecidos de la sociedad colombiana quienes se han matado entre ellos en defensa de ideales y por miedo, odio, rencor y sed de venganza. 

Con esto, asegura el sociólogo, esas élites sabían que mantendrían el poder sin necesidad de ceder a los reclamos de un pueblo que exigía la materialización de las bases de una democracia: libertad e igualdad. 

Así, tras tanta bala, bomba, tanto “crimen atroz” que nos convierte en “bárbaros tardíos”, el resultado, concluye Valencia, ha sido mantener a las élites conservadoras en los poderes políticos y económicos, sin que se resuelvan los problemas sociales, económicos, políticos y las reivindicaciones de las comunidades étnicas, oprimidas, marginadas y explotadas históricamente. 

Alberto Valencia Gutiérrez, economista y sociólogo, profesor del departamento de Ciencias Sociales de la Universidad del Valle.
Foto: Giancarlo Manzano. Tomada de: elpais.com.co

Por eso, la recomendación del profesor es reconocer que, por la vía de las armas, las grandes transformaciones no se van a lograr. Considera que la Constitución del 91 dio las bases para construir una sociedad democrática, plural, participativa, igualitaria, con amplias libertades y capacidad para vigilar la gestión pública. Pero reconoce que, para que ello se cumpla, hace falta estimular una “ética ciudadana” basada en el respeto de los derechos propios y de los demás; reconocer que los conflictos son naturales y deben solucionarse a través de instituciones democráticas; formar ciudadanos informados, interesados en participar del debate público con argumentos y una “ética de la discusión”; hacer que la política esté en función del interés colectivo, libre de corrupción y dirigida por los movimientos sociales, e  integrar a los diferentes sectores de la sociedad y las comunidades étnicas a través de su participación en el escenario público y de la construcción de la identidad nacional, entre otras recomendaciones.

Pensar El País: Conflicto, democracia, cultura y paz es una obra escrita en un lenguaje rico y sencillo, haciendo su lectura encantadora. Valencia muestra sus dotes de sociólogo, haciendo afirmaciones sugerentes sin perder la tan buscada neutralidad del académico.  Sus reflexiones se basan en la evidencia histórica y, a partir de casos particulares, obtiene principios que rigen la conducta del ser humano y diferentes dinámicas de la sociedad. Su mensaje, sin desconocer la naturaleza humana, es esperanzador. 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba