Tema Central Octubre 2019

INSTITUTO CINARA
30 AÑOS A FAVOR DEL AGUA

Orgullo regional y colombiano, referente en su campo a nivel internacional, es el Instituto CINARA, Instituto de Investigación y Desarrollo en Abastecimiento de Agua, Saneamiento Ambiental y Conservación del Recurso Hídrico. El pasado 30 de julio, se celebraron treinta años de su conformación bajo resolución del Consejo Superior de la Universidad del Valle, con el nombre de Centro Interregional de Abastecimiento y Remoción de Agua, CINARA.


Por: Nadia Freire
Redactora La Palabra


Fe de errores:
En el tema “Cinara 30 años a favor del agua” del número de octubre, en la página 12 sobre Filtración en lecho de río, pueden ser hasta 28 metros de profundidad para la extracción de agua y no hasta 300 metros. Al hacer mención de “menores tarifas de consumo para los usuarios”, se refiere a conservar tarifas favorables y no a la reducción de las mismas.




Edificio CINARA, Universidad del Valle sede Meléndez, Cali.
Foto: Nadia Freire.


Celebramos el establecimiento del Instituto, extendiendo un merecido reconocimiento a su trayectoria y a su trabajo de excelencia, mediante el cual continúa generando conocimiento y propuestas de valor para la implementación de soluciones referentes al uso, preservación y saneamiento del agua. Conversamos con el profesor Luis Darío Sánchez, director actual del Instituto, quien comparte aspectos significativos que componen el espíritu del Instituto y algunos proyectos de gran relevancia que se adelantan.

La impronta CINARA


A lo largo de estas tres décadas, el Instituto ha sido pionero en su modelo de trabajo, respondiendo de manera satisfactoria a una serie de retos y creando una impronta en el ámbito de la investigación y el desarrollo en su campo. En ese sentido, a continuación, cuatro sellos distintivos de CINARA.


Ing.MSc.PhD. Luis Darìo Sánchez, director actual del Instituto CINARA.
Foto: Nadia Freire.


El valor del trabajo interdisciplinario


Uno de los pilares CINARA es su carácter inter y multidisciplinario, es el conjunto de profesionales de diversas disciplinas que lo conforman, aportando conocimiento y experiencia desde sus áreas, destinadas a enriquecer al Instituto en su desarrollo. CINARA ha generado desde literatura gris hasta literatura en Journals. Sin embargo, es prioridad el cómo contribuir al des¡¡rollo desde la práctica. El espíritu del Instituto no responde a la generación de conocimiento para que repose en anaqueles”, destaca el profesor Luis Darío.

Por esto, en el ejercicio de abordar temas de alta complejidad, cada profesor tiene liderazgo en un tema. Algunos ejemplos, el profesor Mario Alejandro Pérez Rincón, economista, es pionero en el tema de Economía ecológica, el cual lidera actualmente. Con su aporte el Instituto ha evolucionado hacia las soluciones basadas en la naturaleza. La profesora Mariela García Vargas, socióloga, está al frente de la Facultación comunitaria, género y sostenibilidad.

Otros profesionales ingenieros sanitarios, como la profesora Inés Restrepo Tarquino, encabeza el Marco de proyecto de regalías del Río Cauca y del Río Dagua, teniendo en cuenta que este último es importante por los efectos de navegabilidad en el puerto. El profesor Alberto Galvis Castaño, se ha dedicado enteramente al análisis del Río Cauca, logrando una mayor comprensión de toda su problemática, de cara a rescatar el río. El profesor Luis Darío Sánchez Torres, lidera el proyecto de La Filtración en lecho del Río Cauca. Este estudio en etapa de contratación permite comprender que la ciudad debe proteger la franja del Río Cauca, desde Puerto Mallarino hasta El hormiguero. El Profesor Miguel Ricardo Peña Varón, encabeza el proyecto de Seguridad Hídrica de la cuenca alta del río Cauca.


Foto: https://www.univalle.edu.co/lo-que-pasa-en-la-u/diplomado-en-formulacion-gestion-y-seguimiento-de-proyectos-publicos


Transferencia tecnológica


“Cuando se desarrolla una tecnología, se busca que sea entendible en ese medio local, en esa comunidad, tanto en el medio institucional y del mismo modo para los ingenieros. Adicionalmente se busca alinear el conocimiento de las áreas administrativas y económicas de manera integral”. Con la transferencia de tecnología, se busca impartir el conocimiento, que se realice la debida implementación, y sea sostenible la operación. “Al no poder estar presentes en diferentes lugares, se requiere que muchos ingenieros aprendan y puedan solucionar esos problemas”. El Instituto se ha caracterizado desde sus comienzos, por realizar una excelente labor en este campo, al transferir las tecnologías entendiendo las dinámicas de las comunidades gracias a su visión y aplicación multidisciplinaria.

“Considero que el reto más grande que hemos tenido fue cómo mejorar la calidad del agua en esa escala rural, eso implicó un trabajo de más de diez años y otros siete años aproximadamente en la Transferencia de tecnología”. “Se logró hacer innovación de tecnología y llevar a cabo una cadena de transferencia de tecnología. Fue un reto muy grande, y nosotros lo implementamos para ocho regiones de Colombia”, recuerda el profesor Luis Darío.


Río Cauca.
Foto: https://propacifico.org/proyectos/recuperacion-rio-cauca/riocauca


Pioneros en el tema de sostenibilidad


CINARA tuvo un reto grande y fue introducir al país en el concepto de entender qué es sostenibilidad. Cuando estaba el Ministerio de Desarrollo Económico, CINARA hizo un Análisis de la sostenibilidad, para el sector de agua y saneamiento en Colombia. Producto de tal análisis, el Ministerio elaboró un documento que se llama Marco conceptual para la sostenibilidad. Este documento se convirtió en un referente para quienes trabajaban en sostenibilidad y se propuso en su momento una estrategia de medición para la misma. De igual manera, un momento importante, fue cuando el Ministerio escuchó al Instituto y se establecieron los Objetivos de desarrollo sostenible (ODS). Cuando exigieron la guía nacional, se estableciò un derrotero importante en el país, ya que CINARA desarrolló una guía nueva con conceptos totalmente renovados.

“Ese conocimiento que generamos ha servido a países como Nicaragua, en sus programas de agua y saneamiento de Naciones Unidas, Bolivia, Honduras, entre otros. Ese tema ha sido abordado por otros docentes vinculados al instituto, que han escrito libros donde se vincula el tema en el marco del desarrollo”.
Con la profesora Inés Restrepo se trabaja en el Desarrollo de la plataforma de soporte del sector rural en el Valle del Cauca, que se basa en cómo incorporar conocimiento e-learning, “poder llegar a la montaña, al campesino, buscando que viaje el conocimiento sin decir que viajan las personas”.


Comisión por la recuperación de la cuenca del río Cauca.
Foto: Nadia Freire.


Plantas CINARA


Una planta tipo CINARA es notablemente distinta, cuenta con sistemas naturales de tratamiento, se basa en pura actividad biológica, con carácter ecológico. Es muy bien pensada, es estética, responde a diseños que contienen conceptos esenciales de arquitectura, es armoniosa.

Por ejemplo, el Proyecto Mondomo recibió un premio de la Fundación Corona Banco mundial. Algunos acueductos con convenio, en los cuales podemos realizar visitas con estudiantes abiertamente son: La sirena, Mondomo, La Voragine, Alto de menga, el Hormiguero, Acuasur en Jamundí, Retiro, Miravalle, Colinas de Arroyohondo.

El Instituto dirigió un Proyecto de transferencia de tecnología en Honduras, mediante una técnica de construcción que se llama berrocemento, la cual es muy resistente y económica. De igual forma, se ha brindado soporte de transferencia de conocimiento a otros países como Bolivia, Perú, Ecuador, Costa Rica, Nicaragua. En CINARA sabemos que el conocimiento es para compartirlo, usarlo e implementarlo.
Una parte del trabajo doctoral del profesor Luis Darío, investigó una tecnología en donde se combina coagulantes con sistemas naturales, “estableciendo un equilibrio para que no se dañe el proceso natural y le ayude”. Como resultado de esta investigación, obtuvo lo denominado “un hibrido tecnológico”.


Comisión por la recuperación de la cuenca del río Cauca.
Foto: Nadia Freire.


Expansión y sinergia


El Instituto ha tenido una evolución muy interesante. Su énfasis inicial se basaba en el mejoramiento de la calidad del agua en el ambiente rural. En su trayectoria ha realizado diversos proyectos exitosos con las comunidades. Un ejemplo es el Proyecto ACUASUR, liderado por las comunidades de la zona plana del sur del municipio de Jamundí, quienes tuvieron la idea de construir un acueducto regional. Ese sueño se concretó de la mano de CINARA en 1998, y actualmente ACUASUR ha construido acueductos para quince veredas.

Teniendo en cuenta que anteriormente la asistencia técnica rural era centralizada y hoy no existe como tal, las comunidades rurales quedaron desprotegidas. CINARA cuenta con buena recepción por parte de las comunidades, porque ha preservado el interés por lo rural. Un ejemplo de ello, La Vorágine no tenía agua potable, ahora la tiene. “Se trabajó en la recuperación de la cuenca alta del Río Pance, en el tratamiento de aguas residuales para La vorágine; puesto que no la tenían, recibíamos toda esa descarga cuando íbamos a bañarnos al Río Pance, ahora no es así”, explica el director.

Y aunque CINARA siempre ha sido receptivo a esas necesidades rurales, entiende claramente la dinámica de la ciudad, a dónde se dirige y sus prioridades. “El Instituto ha evolucionado, porque las problemáticas urbanas se han incrementado debido a factores de contaminación y los problemas de variabilidad climática, esto nos desborda a problemas más complejos”, resalta el profesor Sánchez.

En esa evolución histórica a donde han avanzado como Instituto, y de la mano de otras instituciones, se ha expandido al abordaje de otros problemas más complejos y urbanos. CINARA ha trascendido a problemas de región, por ello procura permanecer enfocado como institución y es altamente selectivo en la elección de los proyectos.


Intervención del Profesor Luis Darío Sánchez, Director Instituto CINARA.
Foto: Nadia Freire.


Seguridad hídrica y sostenibilidad


Es importante que la población caleña conozca los proyectos en los cuales trabaja el Instituto y las soluciones que representan grandes beneficios para la región. Recordemos que La Universidad del Valle ganó la convocatoria The Global Challenges Research Fund (GCRF), gracias al proyecto de investigación presentado por el Instituto CINARA que hace parte de Water Security Hub.

Este fondo, vigente desde el año 2015, responde a una iniciativa del gobierno británico y cuenta con £1.5 billones para tratar problemas que afectan a la comunidad global. CINARA trabaja en el Programa GCRF-UK: Hub en Seguridad Hídrica y Sustentabilidad para Colombia, un proyecto de gran significancia que busca enfrentar el reto global de la seguridad hídrica y la sustentabilidad. El Profesor Miguel Peña es el director general de este estudio, encaminado en la Seguridad Hídrica de la cuenca alta del río Cauca; empezando en su nacimiento, en el macizo colombiano en el Departamento del Cauca, hasta el municipio de La Virginia en el Departamento de Risaralda.

Es un proyecto de gran importancia, aborda temas complejos como las políticas sobre la administración del agua, los espacios de gobernanza, las acciones e implementaciones del posconflicto que terminan vinculando el uso de la tierra y por ende del agua, y específicamente la Seguridad hídrica y sostenibilidad para el Valle del Cauca. Es de resaltar el trabajo mancomunando con las instituciones públicas, sin embargo, la contribución no es fácil, porque “en el conocimiento la academia va a un ritmo y las instituciones van a otro”.

En consecuencia, actualmente el tema de mayor relevancia que está abordando el Instituto CINARA es el Río Cauca. Este es un río estable en caudales, que cuando pasa por el Valle del Cauca gana caudal, pero lamentablemente pierde calidad. El Río Cauca se enfrenta a diversos problemas, uno de ellos, muy preocupante, es la presencia de micro contaminantes como compuestos farmacéuticos. Para comprender un poco más esta situación, observemos que en este proyecto, fueron analizados ocho puntos de muestreo en el ciclo urbano del agua de la ciudad de Cali, siendo el agua del Río Cauca el principal objeto de observación.

Se identificaron compuestos como: Gemfibrozilo (para disminuir los niveles de triglicéridos en sangre), Ibuprofeno (antiinflamatorio), Estradiol (hormona femenina con acción anticonceptiva), Nonilfenol o Nonoxinol (utilizado como productos de limpieza en procedimientos industriales de papel, textiles, cuero, aditivos de pinturas de látex y de plaguicidas). Todos estos compuestos representan una potencial amenaza para la biota acuática presente en el Río Cauca; dicho de otra manera, son compuestos de manejo extremadamente complejo en su eliminación.

“CINARA ha estudiado y ha hablado sobre Seguridad hídrica para la región, ha explicado a los organismos públicos que, si perdemos el Río Cauca en tema de calidad, se afecta la seguridad alimentaria, el turismo…se afecta absolutamente todo”. El Río Cauca necesita una mirada muy robusta, los ríos se pueden recuperar. CINARA ha traído a expertos internacionales como marco referencial. Es interesante e inspirador estudiar casos de recuperaron como el del Río Támesis en Inglaterra. O del Río Sena en Francia, del cual se pudo apreciar sus aguas cristalinas en las tomas aéreas del pasado Tour de Francia. ¿Será que algún día podremos logar eso? En esos casos, llegaron a un momento crítico, como estar inmersos en olor pestilente; se requirió un alto en el camino. “¿Cómo es posible que acá se reciban descargas frontales antes de la bocatoma?”, y “qué estamos haciendo para el saneamiento de la ciudad?”, reflexiona el profesor Luis Darío.


Filtración de agua en lecho de río. Louisville Water Company, Louisville, Kentucky.
Foto: Instituto CINARA, Universidad del Valle.


Filtración en lecho de río


Todos los estudios que adelanta el instituto tienen su carácter relevante, sin embargo, es de gran valor para el equipo de investigadores y profesionales vinculados, articular los estudios y los proyectos de tal forma que operen en sinergia y no funcionen como conocimiento y hallazgos atomizados. Una muestra de ello es cuánto se está estudiando y cuánto se revela respecto al Río Cauca. “Actualmente trabajamos en un proyecto muy importante, Filtración en lecho de río. Se está generando conocimiento, sin embargo, es más importante hacer viables los proyectos en pro de la comunidad”. “Este proyecto representa una gran oportunidad, cuando hablamos de Filtración en el lecho de río, se trata de la extracción de agua que puede ser hasta de 300 metros de profundidad, agua con características diferentes, de muy buena calidad y a menos costos”, explicó el profesor Luis Darío.

El Ingeniero indicó: “Como Instituto tuvimos un énfasis fuerte en abastecimiento de agua, ahí se desarrolló la filtración en múltiples etapas, logramos tener una tecnología propia, innovaciones interesantes, orientados a mejoramiento de aguas subterráneas, ahí es donde podemos conectar con todo el tema de Filtración en lecho de río. La filtración no es solo lo que se opera en un laboratorio, la naturaleza tiene sus propios sistemas”.

Cali se abastece de agua a partir de fuentes superficiales, utilizando cuatro de sus siete ríos: Meléndez, Pance, Cali y Cauca. La potabilización del agua está a cargo de dos plantas Puerto Mallarino y Río Cauca, las cuales usan el agua del Río Cauca y proveen de agua aproximadamente al 80% de la población. Se busca implementar en estas dos plantas una tecnología natural y sostenible, usada desde hace más de un siglo en Europa, Filtración en lecho de río, FLR. Esta medida a implementar por EMCALI de la mano del Instituto CINARA, respresenta una solucion en la captacion de agua de mejor calidad desde su fuente principal. Sin duda la FLR aportará grandes beneficios para la ciudad y toda la región, tal como se observò en las mediciones técnicas y científicas hechas en el pozo piloto que se construyó en la Planta de Puerto Mallarino.

Se evidenciaron resultados positivos tanto de calidad, como de cantidad, como la enorme reducción de la contaminación y turbiedad (retos permanentes), la garantía de un agua extraída de mejor calidad, la disminución del riesgo sanitario desde la fuente, la optimización en el proceso de tratamiento y por ende la reducción de los eventos de afectación del servicio a los usuarios. Todo esto se resume en agua potable para la ciudad de Cali, mediante un servicio óptimo, de menor costo y sostenible.

Hablando de costos, la FLR representa una reducción significativa de costos para la región, tanto en las proyecciones de inversión del proyecto, como en los costos de operación en el tratamiento, debido al menor uso de insumos y procesos químicos. Sin duda que en un futuro esto puede traducirse en menores tarifas de consumo que beneficie a los usuarios. Recordemos que el gerente general de EMCALI, Gustavo Jaramillo, ha expresado que se calcula en este proyecto una inversión menor en comparaciòn al valor de otros proyectos, y que se plantea como una excelente alternativa “para terminar el drama del agua en la capital del Valle, donde hay líos con el abastecimiento tanto en verano como invierno”. Adicionalmente ha manifestado que “Cali se convertirá en la primera ciudad del país y de América Latina en utilizar este sistema de abastecimiento de agua, que desde hace muchos años funciona con éxito en Europa y por lo menos ocho ciudades de los Estados Unidos”.

Considerando lo anterior, es muy importante para la región, continuar con los esfuerzos gubernamentales e institucionales para el desarrollo e implementación de esta tecnología, porque adicionalmente a los beneficios inherentes, juega un papel de gran impacto en las acciones en pro de la recuperación plena del Río Cauca.

Existen otras propuestas que buscan solucionar el tema del agua en la ciudad de Cali, como el proyecto del Acueducto regional río Cauca para Cali y Jamundí, propuesto por la CVC e impulsado por su director Rubén Darío Materón. Este proyecto terminó la fase de factibilidad, y busca ayudar al suministro de agua en la ciudad de Cali, especialmente a la zona de expansión sur y Jamundí. Según la descripción y los cálculos formulados recientemente por dicha institución: puede costar 320 millones de dólares. Como explica la CVC, es un esquema totalmente diferente a FLR, està basado en captación, con una línea de conducción de 20 kilómetros, incluye estación de bombeo y planta de potabilización en Jamundí. Traería el agua desde el Río Cauca a la altura de La Balsa y el Bolso, antes de los ríos tributarios del Cauca que presentan problemas de sedimentos.


Funcionarios de FEDY, Contraloría General de Cali, CINARA y Ministerio de Ambiente.
Foto: Nadia Freire.

Comisión para la recuperación del Río Cauca


CINARA es protagonista en el propósito de recuperar el Río Cauca y considera que es de gran importancia que la comunidad se interese por el río, comprenda su importancia y la dependencia que tenemos de él. La invitación está formulada en trabajar articuladamente y generar espacios para la gobernanza, de no ser así el río Cauca va a seguir huérfano.

El papel del Instituto en esta comisión se remonta al año 2016, cuando María Victoria Montero, directora técnica ante EMCALI de la Contraloría General de Santiago de Cali, reveló un hallazgo preocupante: no existían proyectos enlazados para garantizar el suministro de agua para el 80% de la población de la ciudad por un espacio mayor de ocho horas. Un panorama preocupante, que implica serios impactos para la ciudad de Cali y para toda la región.

Como respuesta a ese diagnóstico apremiante, el Instituto CINARA de la Universidad del Valle realizó el Foro internacional de abastecimiento de agua, para el cual fueron invitados tres expositores internacionales, involucrados directamente en los procesos de recuperación de los ríos Rin de Europa, Támesis de Inglaterra y Elba de Alemania. Por Colombia el expositor fue el Profesor Alberto Galvis de CINARA, quien expuso la problemática del Río Cauca. Tras la culminación de ese Foro, el 27 de agosto de 2016 se conformó la Comisión por la recuperación de la cuenca del Río Cauca, con la participación inicial de seis instituciones: el Municipio de Santiago de Cali, EMCALI, CIEV- Comité intergremial del Valle del Cauca, Celsia, ACODAL – Asociación Colombiana de Ingeniería Sanitaria y el Instituto CINARA – Univalle, como precursor de dicha conformación.

A lo largo de estos dos años, esta Mesa se ha ensanchado y cuenta con la participación de otras instituciones para un total de dieciséis adscritas: CVC- Corporación Autónoma del Valle del Cauca, DAGMA – Departamento Administrativo De Gestión Del Medio Ambiente, TNC – dieciséis instituciones adscritas en la actualidad.The Nature Conservancy, IDEAM – Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios ambientales, Acueducto y alcantarillado de Popayán, Universidad del Cauca, Universidad Autónoma de Occidente, Propacífico, FEDY- Fundación empresarial para el desarrollo de Yumbo y COODEPAR.

El pasado 21 de agosto de 2019, se reunió en pleno la Comisión en la ciudad de Santiago de Cali con los funcionarios de la Dirección de Gestión Integral de Recurso Hídrico, del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible. Cabe destacar que durante la reunión la señora María Victoria Montero de La Contraloría, hizo una presentación en la cual invitó a continuar trabajando coordinadamente, como se ha venido trabajando en este periodo; preservando la cooperación entra las instituciones y el propósito unánime de trabajar por la recuperación el Río Cauca.

La funcionaria de la Contraloría enumeró los logros de mayor relevancia, como la firma del Memorando de entendimiento, que establece un espíritu de disposición, voluntad e integración de las entidades participantes. En segundo lugar, el trabajo mancomunado con CINARA en donde se integra el Programa de seguridad hídrica y sustentabilidad de la cuenca alta del Río Cauca, que se concentra en redirigir y redefinir el uso ambiental y económico que tiene actualmente el río. En este proyecto, participan investigadores de la Universidad Tecnológica de Malasia, el Instituto de Tecnología y la Escuela de planeación y arquitectura de la India, Universidad Addis Ababa de Etiopía, la Universidad del Valle y Universidad del Cauca de Colombia. En equipo con la Universidad de New Castle, Universidad de Leeds, Universidad de Oxford e Instituto Internacional de manejo del agua e Intrac del Reino Unido.

Al culminar la jornada presidida por Minambiente, este ministerio que tiene como reto la conformación de siete plataformas colaborativas instó a continuar con todos esos esfuerzos de manera estratégica y focalizada en la recuperación de la cuenca alta del Río Cauca, dentro de la estructuración de la Plataforma colaborativa de la macro cuenca del Río Magdalena y el Río Cauca que adelantan. Adicionalmente reconoció la perseverancia de la Comisión, sus avances e invitó a preservar en tal integración.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Suscribirse

* indicates required
/ / ( dd / mm / yyyy )