Tema Central – La Palabra 30 Años. Del papel impreso hacia la multimedialidad

La Palabra 30 Años.
Del papel impreso hacia la multimedialidad

Hace tres décadas el periódico cultural La Palabra daba sus primeros pasos. Hoy, inmersos en los cambios tecnológicos que trajo consigo el siglo XXI que impactaron la forma de hacer periodismo, uno de los periódicos universitarios más tradicionales de Colombia encara el reto de subirse a la multimedialidad y emprende sus primeros pasos a hombros de importantes aliados estratégicos.



Por: Julio César Pino Agudelo
Estudiante de Lic. en Literatura, Univalle




De izquierda a derecha: Jaime Abello Banfi, director de la Fundación Gabo; Juliana Restrepo Tirado, directora del Museo Nacional de Colombia; Darío Henao Restrepo, director del periódico La Palabra; Carmen Millán de Benavides, directora del Instituto Caro y Cuervo; Jaime Galarza Sanclemente, ex rector de la Universidad del Valle y fundador de La Palabra, y Andrés Mompotes Lemos, director del periódico El Tiempo.
Foto: Marino Canizales Palta.


El pasado 27 de septiembre se llevó a cabo en el Museo Nacional de Colombia, en la ciudad de Bogotá, el primer acto de conmemoración de los 30 años de fundación del periódico cultural La Palabra, adscrito a la Escuela de Estudios Literarios de la Universidad del Valle, cuyo nacimiento se dio en noviembre de 1991, hecho que lo acredita como uno de los periódicos universitarios de más larga trayectoria en el país. Dentro del marco de este evento también se anunció el establecimiento de importantes alianzas interinstitucionales entre el periódico La Palabra y el periódico El Tiempo, la Fundación Gabo y el Instituto Caro y Cuervo, aliados fundamentales para encarar un nuevo reto: convertirse en un periódico exclusívamente online con una propuesta de producción de contenido multimedia.

Esta conmemoración, cuyo evento central tendrá lugar en la Universidad del Valle en el mes de noviembre del presente año, contó con la presencia en la mesa principal del doctor Jaime Galarza Sanclemente, ex rector de la Universidad del Valle y fundador del periódico; el decano de la Facultad de Humanidades de la misma universidad y director del periódico, Darío Henao Restrepo; Andrés Mompotes Lemos, director del periódico El Tiempo y ex palabruno egresado de la Universidad del Valle; Jaime Abello Banfi, director general de la Fundación Gabo; Carmen Millán de Benavides, directora general del Instituto Caro y Cuervo, y Luis Alberto Sevillano Boya, director de la Dirección de Poblaciones del Ministerio de Cultura de Colombia. Entre los invitados especiales estuvieron el escritor y actual editor del periódico La Palabra, profesor Edgard Collazos Córdoba; el vicedecano de investigación y posgrados de la Facultad de Humanidades de la Universidad del Valle, profesor Fabio Martínez; el ingeniero Edgar Quiroga Burbano, ex decano de la Facultad de Ingeniería y ex director del Instituto Cinara de la Universidad del Valle; el abogado Ricardo Sánchez Ángel, y el investigador Fernando Rincón Guerra, entre otras personalidades de la Academia y la cultura. El evento también contó con la presencia de ex palabrunos destacados que residen en la ciudad de Bogotá y que transitaron los primeros años del periódico La Palabra.

En su mensaje de congratulación, el rector de la Universidad del Valle, doctor Edgar Varela Barrios, destacó la presencia ininterrumpida del periódico en el suroccidente colombiano durante estos 30 años y su labor como taller de creación al servicio de los estudiantes univallunos, al tiempo que reiteró el apoyo a La Palabra: “…desde la rectoría ha habido y habrá total voluntad para seguir fortaleciendo el periódico La Palabra y las iniciativas de estos grupos de trabajo académicos y creativos cuyo empeño ayuda a construir un capital cultural para nuestro país y para América Latina”.




Jaime Galarza Sanclemente, ex rector de la Universidad del Valle.
Foto: Marino Canizales Palta.


En su intervención, el doctor Jaime Galarza Sanclemente, ex rector de la Universidad del Valle, expuso el contexto en el que se fundó el periódico La Palabra, enmarcado en la concepción de Universidad que promovió en su administración y el papel de los medios de comunicación en general y del periódico La Palabra en particular, en su visión de lo que para él es la Academia. Según Galarza, el periódico está inscrito en los tres ejes de carácter académico que se propusieron en su rectoría: la universalidad, la formación integral y ligar la teoría con la práctica. “El periódico La Palabra fue concebido como uno de los tres puntales de la política de medios que propuse en el año 1991 a la comunidad académica para aspirar a la rectoría de la Universidad: la primera era, indudablemente, fortalecer la emisora Univalle Estéreo; en segundo lugar, hacer lo posible por conseguir un canal de televisión, y tercero, hacer un periódico en el sentido estricto del término”, afirma el ex rector. Así pues, el periódico surge como la respuesta a la necesidad de contar con un taller para quienes se quisieran dedicar a la escritura periodística, como un espacio para preparar a los futuros profesionales a través de la aplicación directa de la teoría en la práctica, principio que hasta el día de hoy aún sigue vigente y se constituye en el pilar metodológico del periódico: aprender haciendo.

Con respecto a los convenios acordados por el periódico La Palabra con el periódico El Tiempo, la Fundación Gabo y el Instituto Caro y Cuervo, cabe resaltar las siguientes actividades: cooperación conjunta de divulgación de contenidos virtuales; realización y promoción de actividades académicas, cursos, seminarios y talleres; coproducción conjunta de materiales audiovisuales y multimedia; coordinación y promoción de premios de periodismo universitario conjuntos; prácticas y pasantías e intercambio de estudiantes, docentes e investigadores; formulación, cofinanciación y/o administración conjunta de actividades de proyección social en los campos del periodismo cultural e investigativo; formulación y/o desarrollo de proyectos de periodismo cultural e investigativo conjuntos; intercambio y/o elaboración de material de apoyo del periodismo cultural e investigativo; intercambio mutuo de experiencias e información acerca de programas de enseñanza y sobre métodos y técnicas de periodismo cultural e investigativo; compartir recursos e instalaciones físicas, y realización de publicaciones conjuntas.




Darío Henao Restrepo, director del periódico La Palabra.
Foto: Marino Canizales Palta.


Por su parte, el decano de la Facultad de Humanidades y director del periódico La Palabra, profesor Darío Henao Restrepo, resaltó la importancia del apoyo de instituciones como la Fundación Gabo, el Instituto Caro y Cuervo y el periódico El Tiempo en el salto de La Palabra hacia la multimedialidad. Así mismo, destacó el aporte de personas que han pasado por el periódico, como el escritor Fabio Martínez, primer director del periódico; Umberto Valverde, primer editor; el escritor Edgard Collazos, actual editor; el escritor Fernando Cruz Kronfly y el profesor Hernán Toro, entre otros, al igual que personalidades que ya no nos acompañan, como el fotógrafo Fernell Franco, en el campo del arte, y el historiador Edgar Vázquez Benitez, en el campo de la Academia. Por último, Henao anunció el tema central de la edición especial de noviembre: la importancia para Colombia del río Magdalena y su relación con el río Cauca. “Vamos a presentar también algo que será el tema central del periódico La Palabra en la edición de noviembre, que es el mes en el que se celebra nuestro aniversario. Hemos escogido como tema central del periódico el río Magdalena, a raíz del libro de Wade Davis titulado Magdalena. Vamos a hacer una serie de televisión desde La Palabra con varios canales, y vamos a empezar con ese especial, en el que vamos a ligar el río Magdalena con el río Cauca, que es un máximo tributario. (…). A propósito de ello, nos acompaña el profesor e investigador del Instituto Cinara, Edgar Quiroga Rubiano, ex decano de la Facultad de Ingenierías y uno de los fundadores del Instituto Cinara, quien hace parte de los investigadores de una tecnología que le va a servir al país: proveer de agua potable a las poblaciones ribereñas, a más bajo costo, porque va a salir del lecho del río. Nosotros ya estuvimos en la estación de Puerto Mallarino inaugurando la primera fase de esa obra, y creo que eso va a ser muy importante; por eso decidimos que el periódico tenga como tema central el río Magdalena y su relación con el río Cauca, por lo cual vamos a dedicar seminarios y encuentros a esta temática. Por ahí pasa la historia de la música colombiana, la historia de la cultura precolombina, la historia de nuestra arquitectura, de nuestro comercio, de nuestra economía, por ahí pasa todo, como dice el investigador Fernando Guerra Rincón, que sin Honda [Tolima] no se explicaría Bogotá, pues por allí entró todo, lo cual fue clave y fundamental. Simón Bolívar decía que quien controle el río Magdalena, controlaría La Nueva Granada. De manera que estamos apuntando a un tema muy importante que nos va a llevar de la mano a muchas otras más cosas como escribir reportajes, crónicas, rescatar culturas olvidadas, hacer publicaciones, y en fin, volver a pensar este país a partir de su nervio central que es el río Magdalena y su gran tributario, el río Cauca, y todos sus afluentes”.

El director de el periódico El Tiempo, egresado de la Universidad del Valle y ex palabruno, Andrés Mompotes Lemos, resaltó la importancia de esta conmemoración para el periodismo universitario colombiano. “Creo que la celebración de estas tres décadas de La Palabra es la oportunidad también para reconocer estos espacios universitarios, estos periódicos que nacen en los campus universitarios que tienen el propósito de iluminar a su comunidad con los debates, con las discusiones, con las visiones necesarias de la sociedad que se dan en la Academia de una manera muy importante con unas libertades y con unos ejercicios democráticos que son de mucho valor”. Así mismo, Mompotes destacó la importancia de La Palabra para la ciudad de Cali, el Valle del Cauca y el suroccidente colombiano: “…hay que destacar principalmente (…) su afán por visibilizar y retratar a Cali y el Valle del Cauca, de contar con crónicas, con reportajes con fotos (…), cómo era la ciudad, cómo eran sus personajes, cómo eran sus sombras, sus luces, sus esquinas y sus lugares incomprendidos. Creo que es una de las grandes maravillas de La Palabra: que empezó a darle vida a una manera de contar y representar la región desde la Universidad”. Por último, reivindicó el talante pedagógico del periódico El Tiempo como escuela de periodismo: “En 1964 El Tiempo creó la primera página universitaria, que en ese momento era una innovación porque habría la posibilidad a muchos jóvenes de poder empezar a hacer opinión desde las páginas de un diario que era ya una institución. Más recientemente, hace unos años, creamos una escuela de periodismo multimedia que pretende atraer y vincular a ese talento universitario que sale de los últimos años de pregrado de las universidades con una visión integral; no solamente hay estudiantes de comunicación social y periodismo, sino que también hay estudiantes de literatura, de ciencias políticas, de derecho, todos ellos congregados a través de la palabra, de la capacidad de expresarse y de aportar. Más recientemente hemos creado un espacio en las páginas de opinión del periódico en la que se pronuncien las voces de los jóvenes que hoy, más que nunca, tienen mucho que decir…”.




Andrés Mompotes Lemos, director del periódico El Tiempo.
Foto: Marino Canizales Palta.


Jaime Abello Banfi, director de la Fundación Gabo, reflexionó sobre los cambios en la manera de hacer periodismo que trajo consigo el surgimiento del internet, a propósito del salto que quiere dar La Palabra hacia la multimedialidad: “…hemos suscrito un convenio marco de colaboración [con La Palabra] y tenemos planes. Esos planes tienen que ver con una realidad que aconteció en el año de 1991. Cuando se fundó La Palabra, también se creó a nivel global otra cosa que nos ha transformado la vida completamente. Si bien ya existía el internet desde el año 1983, es en el año 1991 cuando se lanza un concepto que ha sido revolucionario (…): la World Wide Web, la red mundial de internet que hizo que el periodismo y los medios que antes entendíamos como el “cuarto poder”, dónde eran unas plataformas privilegiadas de comunicación de difusión y de espacios de opinión pública, vieran cómo ese poder comunicacional se extendió y se lo regresó a los ciudadanos, a la gente, y hoy en día el periodismo compite con muchísimas cosas más a través de un celular, que definitivamente es el principal instrumento de intercomunicación que existe en nuestra época. El periódico La Palabra está esperando en esta nueva época entrar fuertemente al celular, lo cuál será un enorme reto…”.

“El viaje más largo comienza con un primer paso”, reza el proverbio chino. El viaje del periódico La Palabra empezó hace 30 años, en el mes de noviembre del año 1991. Desde entonces, ha andado un camino que hoy lo posiciona como uno de los periódicos universitarios de más trayectoria en Colombia, en un siglo que le exige a los medios no rezagarse e ir de la mano de los vertiginosos cambios tecnológicos que día a día cambian la forma de hacer periodismo en el mundo. La Palabra hoy empieza a dar los primeros pasos hacia un nuevo camino que le permitirá llegar a más lectores a través de múltiples plataformas, y así ponerse a tono con los cambios que vienen con los nuevos tiempos, conservando su misión fundamental: hacer periodismo al servicio de la ciudad y de la región.




Jaime Abello Banfi, director de la Fundación Gabo.
Foto: Marino Canizales Palta.





Carmen Millán de Benavides, directora del Instituto Caro y Cuervo.
Foto: Marino Canizales Palta.





Luis Alberto Sevillano Boya, director de la Dirección de Poblaciones del Ministerio de Cultura de Colombia.
Foto: Marino Canizales Palta.


Suscribirse

* indicates required
/ / ( dd / mm / yyyy )