Tema Central

Una mirada al futuro del Pacífico colombiano

El reciente foro ¿Hacia dónde va el Pacífico colombiano? organizado por la Facutad de Ciencias Sociales y Económicas, el Centro de Investigaciones del Pacífico (CENPA) se ocupó de temas neurálgicos de esta región, en particular la explosiva situación social y las posibles salidas a esta situación. Los expertos Jorge Iván González, Fernando Urrea, Camilo Lloreda y Jhon Reyna, hicieron reflexiones y análisis sobre el tema. La Palabra cubrió el evento. Apartes de sus exposiciones.


Por: Equipo La Palabra




Foto: https://www.eltiempo.com/colombia/cali/buenaventura-con-fondo-autonomo-y-distrito-en-crisis-282922


Buenaventura padece el puerto
Radiografía de un despojo


Jhon Reyna
Director de la Pastoral Social de la Arquidiócesis de Buenaventura


Me acuerdo cuando estaba pequeño que en Buenaventura y en nuestra costa había tranquilidad, las casas quedaban abiertas en la noche, no había problemas, nadie robaba, todo era tranquilidad, y la gente vivía bien; dentro de su pobreza, pero la gente vivía bien. Hasta que empieza la violencia y empiezan algunos problemas a llegarnos a nosotros. En algún momento se dijo que el Pacífico era el mar del futuro y cuando se habló que el Pacífico era el mar del futuro, ahora sí, todas las miradas se fueron hacia allá porque Buenaventura y el Pacífico estaban a espaldas del país.

Con la Ley 2 de 1959, la Ley de reservas, en Buenaventura se empezó a desmantelar toda la infraestructura y toda la institucionalidad que había en ese entonces. Nosotros teníamos embajadas, teníamos consulados, teníamos Banco de la Republica, teníamos un hospital de tercer nivel, muy buenos galenos. Había muy buena presentación de la ciudad. Pero con todo este desmantelamiento que hizo el propio Estado, y que se fue olvidando porque convirtió toda esta zona en zona de reserva, en zona donde se supone, entre comillas, que allí no había gente, que esa zona era zona de proyección del país.

Por ser un espacio geoestratégico, entrada y salida para el mundo, Buenaventura como puerto genera inmensas riquezas. Pero nosotros no gozamos el puerto. Nosotros padecemos el puerto.

Y con toda esta dinámica de olvido, los grupos al margen de la ley fueron llegando y se han posesionado en el espacio. Por supuesto esto trae problemas, pero nosotros hemos entendido que nuestro problema no son los grupos al margen de la ley, no es la violencia. Nuestro problema va más allá de eso. Nuestro problema es la riqueza que hay en nuestro territorio. Porque muchos industriales, muchas multinacionales ven a Buenaventura, pero lo ven como un enclave económico, no como una oportunidad para desarrollar a una comunidad que vive y ha vivido ancestralmente en estos estos territorios. Y por ello el puerto, en vez de ser una bendición, se ha convertido en una maldición para nosotros.

Ante la impotencia y el clamor de la ciudadanía al gobierno nacional, es que se van dando los movimientos sociales y se va generando todo un proceso que estamos viviendo de paro cívico en la ciudad de Buenaventura. En 2013, las organizaciones sociales tomaron la decisión de realizar una Paro Cívico en Buenaventura porque nosotros queremos vivir en un territorio con dignidad. Nosotros no queremos vivir de cualquier manera. Queremos vivir con dignidad.




Instalación del foro ¿Para dónde va el Pacífico colombiano? De izquierda a derecha: Fernando Guerra (coordinador del Foro), Julio Calzada (invitado internacional), Boris Salazar (decano Ciencias y Económicas), Luis Carlos Castillo (Vicerrector Administrativo).


***


Un nuevo arreglo social
Una nueva fiscalidad para el pacifico colombiano
Desarrollo endógeno


Fernando Urrea
Sociólogo de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de Univalle


El punto neurálgico para el Pacífico no es tanto recursos. Claro que los recursos son fundamentales, pero es más cómo lograr que hasta ahora esos recursos que han estado controlados por las elites en una línea de enclave, puedan también pasar a ser controlados por los sectores locales. Mientras no haya un desarrollo endógeno, lo que quiere decir que haya posibilidades de actividades económicas en Buenaventura y en el Pacífico colombiano en su conjunto, no es posible el bienestar para la población.

(…) Si se pudieran estabilizar las economías campesinas en el Pacífico, desarrollar una serie de actividades articuladas al mercado nacional e internacional como en el campo turístico, o en el de la biodiversidad, pero que sean controladas por los actores locales y no pasen a manos de grupos internacionales. Es decir, todo tiene que comenzar a pensarse en términos de capacidades endógenas locales.

Una nueva fiscalidad

Y si hay una inversión, tan grande, como ya existe, en el puerto de importación y exportación que se ha modernizado considerablemente y ahora con la doble calzada va a tener una mayor interacción con el resto, con Cali y la región, tiene que dar lugar a que esas plusvalías, una buena parte de ellas pasen al municipio, a la población de Buenaventura y al Pacífico. Si no hay un nuevo acuerdo fiscal que lleve a que los que se están beneficiando actualmente con las principales inversiones contribuyan realmente al desarrollo local y regional vía impuestos progresivos, no hay condiciones en el mediano y largo plazo de tener unos recursos que se mantengan en la región. El Fondo para el Desarrollo Integral del Distrito Especial de Buenaventura, un logro de la victoria del Paro Cívico llevado a cabo en el puerto a mediados de 2017, sin duda introduce un cambio muy importante, pero en el mediano y largo plazo, si sigue el modelo de enclave, que es lo que existe en el puerto con la economía portuaria, se generan las condiciones para la realización de un nuevo paro.

(…) Lo del nuevo pacto fiscal hay que planteárselo claramente a los empresarios. Si ellos quieren unas inversiones sostenibles, deben generar bienestar en el conjunto de la población, y bienestar significa que una cantidad de indicadores en salud, educación, vivienda y recreación, realmente le sirva a la población. Esto implica un cambio en la relación de la Sociedad Portuaria con la ciudad, pues como viene funcionando es un enclave exitoso para los negocios, totalmente ajeno a las gentes de Buenaventura. La riqueza generada no se reinvierte en la ciudad, ni en procesos productivos que generen empleos para la gente.



Jhon Reyna. Director de la Pastoral Social de la Arquidiócesis de Buenaventura.


Las utilidades generadas por las empresas portuarias no se quedan en Buenaventura

Los salarios que se pagan en la Sociedad Portuaria a nivel de los operarios son precarios. Hay un sistema de contratación precario. Los salarios altos están en los mandos altos y medios. Esas gentes no consumen en Buenaventura, esas gentes consumen en Cali. Sus familias no viven en Buenaventura, viven en Cali o en Bogotá, y allí se gastan los salarios. Con salarios que bordean el mínimo, para la gran masa de trabajadores que se ha reducido dramáticamente por la tecnificación y el tipo de empleo que es altamente precario, terciarizado, significa que el valor agregado del monto del salario se ha reducido bruscamente, las utilidades de la actividad portuaria no se quedan en la ciudad.

(…) Obviamente la inversión está ahí, pero todo el juego del ente económico no esta está generando unos efectos de demanda agregada. Hay que buscar proyectos de inversión y desarrollo que generen capacidad de demanda agregada en la región y la Sociedad Portuaria no los genera. Yo no estoy diciendo que se tiene que desmontar la Sociedad Portuaria. Por supuesto que no. Pero hay que llegar a unas reglas de juego fiscal y tributario en donde se llegue a unos acuerdos. Cualquier inversión debe pensarse en términos de generar capacidades endógenas que beneficien al conjunto de la sociedad, pero si eso no se hace, estaríamos generando otro enclave e inseguridad e inestabilidad para las nuevas inversiones. Hay que diseñar programas de inversión que tengan impactos locales significativos a nivel de bienestar.

Economía de enclave y desesperanza

(…) Si este cambio no se hace, la relación seguirá siendo de despojo, puramente extractivista, como pasa igual con las explotaciones mineras. Si esto no ocurre, lo que queda es la desesperanza. Para la población local es la desesperanza. Antes la esperanza era meterse en un barco e irse para los Estados Unidos, pero ahora no hay ni siquiera esa opción. Por eso la opción entra a nivel de las actividades ilegales, el narcotráfico y de otras actividades ilegales ligadas al paramilitarismo.

Apoyar al Comité Cívico del Paro

(…) Entiendo que las elites no van a acceder a estos cambios fácilmente. Pero es muy importante. Y aquí la academia y otras fuerzas locales de la región tienen que hacer un seguimiento de apoyo al Comité de Paro. De apoyo técnico. Y este seguimiento tiene que llevar a replantear algunos acuerdos fundamentales. El Estado vendió a precio de huevo las acciones de la Sociedad Portuaria. Y ni siquiera hace presencia a nivel de toda la política de la Sociedad Portuaria. El Estado debería tener la mayoría de las acciones de la Sociedad Portuaria. Debería haber una veeduría de la población sobre estas empresas. Debería haber una economía portuaria que tenga impacto beneficioso para el conjunto de la población, pero no una economía portuaria que está totalmente aislada en términos de generar demanda agregada y con ello bienestar para la población. En un balance sobre el PIB de Buenaventura hecho algunos pocos años atrás, encontramos que el PIB generado por la Sociedad Portuaria es bajísimo, y la razón es que el valor agregado no pasa por Buenaventura, no pasa ni siquiera por el Valle del Cauca.



Fernando Urrea Giraldo, sociólogo de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de Univalle.
Foto: https://www.youtube.com/watch?v=c_a4klI0YAU


***


El ordenamiento del territorio es clave para el desarrollo


Jorge Iván González
Profesor de la Universidad Nacional de Colombia


El ordenamiento territorial en Colombia es un desorden. Hemos creado muchas instituciones. Tenemos de todo y no estamos jerarquizando. Es un sistema completamente desarticulado. Y lo regional es un tema que en Colombia hay que trabajarlo mucho más. Hay una relación directa, estrecha, inmediata, entre la espacialidad y la calidad de vida. En Colombia todavía seguimos considerando la geografía una materia bastante lejana. Krugman afirma que no entiende por qué no incluimos estos temas como esenciales, el problema del espacio y su relación con la productividad y la calidad de vida. Yo no puedo entender a Buenaventura sin Cali y viceversa. No puedo entender las dinámicas territoriales sin pensar el tema de las grandes aglomeraciones.

La cuestión es cómo vamos a ordenar el territorio. ¿Lo ordenamos con la lógica del OCAD, con la lógica de la RAP, con la lógica del sistema de ciudades? ¿Cómo vamos a integrar esto? Y que entendamos esa continuidad campo-cuidad y que entendamos, desde las ciudades, que el Pacifico es una responsabilidad de Cali, de Medellín, de Bogotá y de Barranquilla. Y que sin el Pacífico, sin el Amazonas y sin el territorio, esas ciudades no existen, no son sostenibles.

El fracaso de las regalías

La forma como manejamos el sistema de regalías fue un fracaso. La forma como nos gastamos 30 billones de pesos fue un absurdo. ¿Cómo es que nos tiramos 30 billones de pesos en 13.000 proyecticos? El ex contralor Maya afirma que eso fue una piñata que garantizó, en el esquema de Echeverry, que la mermelada llegara a todas las esquinitas de la torta. Y lo más dramático es que Planeación Nacional y Hacienda presentan sus evaluaciones de impacto afirmando que las formas en que se manejaron las regalías fue una maravilla porque el Gini de su distribución de las regalías mejoró.

¿Qué hubiera pasado si de los 30 billones de pesos que nos gastamos en regalías le hubiéramos entregado al Pacifico 4 billones de pesos para hacer el Gran Centro Mundial de Biodiversidad? ¡4 billones de 30! A los dos años usted tiene aquí a todos los premios Nobel. ¿Por qué Chile logra en el desierto de Atacama tener a los grandes a los grandes astrofísicos? ¿Por qué Planeación Nacional es incapaz de liderar cuatro o cinco grandes proyectos estratégicos? Vamos a ver qué va a pasar con el precio del petróleo, pero nos podemos volver a gastar la plata de regalías en 13.000 proyectos.



Paro Cívico de Buenaventura, mayo de 2017.
Foto: https://www.radiomacondo.fm/noticias-nacionales/boletin-no-1-comision-ddhh-paro-civico-vivir-dignidad-buenavetura/


Planeación tiene que exigir proyectos regionales. Si ustedes no me presentan proyectos regionales y proyectos estratégicos, no hay plata de regalías. Uno de esos proyectos podría ser 4 billones para pensar en ese tipo de decisiones a largo plazo, el Centro Mundial de Biodiversidad… pero a uno le da tristeza proyectos que llamamos de Ciencia y Tecnología de 120 millones. Lo denunció Contraloría, el asadero Pio Pio en Popayán, y le preguntan al dueño del asadero en qué se gastó la plata de Ciencia y tecnología, y los empleados querían unos cursos de Excel, se le dieron los cursos de Excel y están felices. A eso le llamamos Ciencia y tecnología.

El tema de regalías. ¿Por qué no le damos ya 3 billones de pesos al IGAC para que actualice todos los catastros y que las ciudades intermedias, las ciudades pequeñas, el predial, lo cobre una entidad de orden nacional? No le pidamos a un concejal de un pueblo pequeño que cobre el predial porque lo mata.

Fiscalidad y condiciones de vida

¿Cuál es la situación en términos de transferencias en los distintos departamentos? Cuando un municipio recibe más transferencias, quiere decir que tienen menos recursos propios. Cuando un municipio tiene más recursos propios y depende menos de las transferencias, las condiciones de vida del municipio son mejores. Aquí comparamos todos los municipios por departamento de la región Pacífico y lo comparamos con lo que está pasando en Cali, lo que está pasando en el Valle del Aburrá y con Bogotá, y la conclusión es que los municipios del Pacífico reciben muchas transferencias con respecto a sus ingresos propios. Las condiciones de vida y los bajos logros educativos son un cuadro absolutamente dramático. Esta es una contextualización que lleva a que la coca sea una alternativa realmente lógica en términos de ingresos. Esto es una incidencia de la pobreza multidimensional. En general, la peor situación es la de Chocó.

¿Qué hacemos para financiar el Pacífico, el Amazonas? Introduzcamos una conciencia rural en las ciudades. ¿Dónde está la fuente de recursos de este país? En las ciudades. Bogotá es una mina de oro. Cali es una mina de oro. ¡Ahí está la riqueza! Colombia está pagando unos prediales en las ciudades en promedio de 8 por mil; Bogotá lo ha llevado hasta al 11 por mil. Pero el mundo está pagando prediales; Estados Unidos y Europa del 20 por mil y del 22 por mil en las ciudades. En las zonas rurales Colombia está pagando prediales absolutamente ridículos del 2 por mil. ¿Entonces cómo financiamos el Pacífico, cómo financiamos el Amazonas? Pues con transferencias compensatorias. ¿De dónde? De las ciudades que son las que utilizan los recursos. Por fin Bogotá cobra valorización. Pero Bogotá, Cali, Medellín y Barranquilla, tienen que cobrar valorización, tienen que cobrar derechos de edificabilidad, tienen que cobrar plusvalías. ¿Cómo es que Cartagena está permitiendo que las rentas de proyectos monumentales como Serena del Mar se queden en manos de los privados?

Estas ciudades, que son las que consumen el agua, tienen que responder. Porque con bonos de carbono no vamos hacer nada. Este tema de impuesto al suelo del urbanismo yo no entiendo por qué en Colombia es tan difícil. Empezar a descontaminar el rio Bogotá vale 8 billones de pesos, lo mismo que el metro. Entonces, ¿cuándo lo vamos a descontaminar? ¿Qué vamos a hacer para construir vías? Colombia es un país que no ha aceptado que la tributación es absolutamente bajita. Colombia está tributando el 15%, 16% del PIB, mientras que en América Latina está en el 23%, y en Europa está en el 38-40% del PIB.



Jorge Iván González, profesor de la Universidad Nacional de Colombia.
Foto: http://ieu.unal.edu.co/en/noticias-del-ieu/item/el-profesor-jorge-ivan-gonzalez-lanza-su-libro-sentimientos-y-racionalidad-en-economia


***


El Pacifico
Una visión integral


Camilo Lloreda
Director RAP (Región Administrativa y de Planificación del Pacífico)


La Rap llega a borrar los límites geográficos entre Chocó, Valle, Cauca y Nariño. Esos límites geográficos nos están limitando la intervención, y sobre todo, la apuesta que se hace como región. Queremos que esos cuatro departamentos, a través de los gobernadores actuales y su voluntad política, tengan una visión de desarrollo constante. El próximo año vamos a comenzar a hacer un plan estratégico regional a 20 años. Hay muchos planes que se enmarcan en lo que se denomina el Chocó biogeográfico, pero nos olvidamos que esa es solo una de nuestras tres subregiones: El andén Pacífico, con los 57 municipios que lo componen; la Región Andina, y también somos a través de dos de nuestros dos departamentos que conforman la RAP, Cauca y Nariño, la puerta de entrada hacia la Amazonia colombiana. Y eso lo desconocemos. Desde Bogotá se considera que el Pacífico es Buenaventura, el Pacífico es Tumaco y poco más. Si la deuda histórica la estamos hablando puntualmente en el ámbito de 4 o 5 municipios, ¿cómo estará el resto?

(…) La gente no entiende la utilidad de lo regional. Lo que importa es la región. El Chocó solo tiene dos representantes a la Cámara, y lo que le aporta el Chocó al PIB es muy poco. Pero es que no es el Chocó, no es el Cauca, son los 4 departamentos. Que dentro de ese 12, 9% que aporta el Pacífico al PIB pesa Buenaventura como puerto. Pero no lo podemos anunciar así, porque si no, nunca vamos a construir la región. La región, los cuatros departamentos, los 157 municipios, pesan el 12.9%. En el macizo colombiano se genera, se crea, el 70% del agua que se consume en el país. El Pacífico es un todo integrado y debe pensar como región.




Puerto de Buenaventura.
Foto: http://caracol.com.co/emisora/2016/01/06/cali/1452094953_509064.html




Camilo Lloreda, director de la Región Administrativa y de Planificación del Pacífico (RAP).
Foto: https://lasillavacia.com/silla-pacifico/lo-peor-que-se-puede-hacer-es-generar-mesianismo-sobre-una-entidad-67835

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *