Reportaje – Cuando la generación del meme puso en jaque a Wall Street

Cuando la generación del meme puso en jaque a Wall Street



Por: Isabel Tamayo
Estudiante de Economía




Foto: https://cutt.ly/plMwIne


A principios de 2021 nos vimos sorprendidos por la valorización de empresas decadentes en la Bolsa de Nueva York. Compañías que parecían experimentar el ocaso de su vida comercial, cobraron una fuerza impresionante: sus acciones en Wall Street subían como la espuma. Ante el extraño panorama, los peces gordos del mundo financiero de la Gran Manzana comenzaron a inquietarse: lo que suponía una ganancia para empresas como GameStop, Blackberry, los cines AMC y BlockBuster, significaba la pérdida de millones de dólares para los fondos de inversión posicionados en la bolsa de valores. Así empezó una lucha sin precedentes entre los lobos de Wall Street y una gran cantidad de jóvenes inversores decididos a poner en jaque a un sistema que ellos mismos caracterizaron como vampírico.

Antecedentes

Corría el año de 2005. El mercado inmobiliario de Estados Unidos se encontraba en auge. Los bancos concedían hipotecas a todo tipo de personas: maestros, banqueros, mucamas, actrices, oficinistas. En aquella época no era importante indagar sobre los recursos económicos de los clientes. Si usted pedía un préstamo para comprar una casa, lo conseguía. Cada hipoteca tenía un nivel de riesgo que podía ser bajo, medio o alto. Las entidades financieras comenzaron a juntar hipotecas con diferentes riesgos en un solo paquete: si alguien no pagaba, no representaba una preocupación importante, pues estaban las demás hipotecas para cubrir el impacto. No obstante, el sistema financiero fue tomado por sorpresa cuando millones de personas dejaron de pagar al mismo tiempo. Era el principio del fin.

Tal como Nostradamus, un extraño personaje llamado Michael Burry, que trabajaba en la Bolsa de Nueva York, pronosticó la catástrofe. Era un apasionado de las altas finanzas. Un día como cualquier otro, revisando cifras, se dio cuenta de que el crédito hipotecario de la primera potencia mundial era una burbuja financiera, y era solo cuestión de tiempo para que explotase. Burry, conociendo las argucias permitidas en Wall Street, utilizó una figura llamada ‘‘Vender en corto’’ (Short selling), que básicamente significa apostar a que el precio de una acción bajará. Si el precio baja, quien vendió en corto gana dinero. Apostó a que el sistema de hipotecas caería, y así fue. Era la Gran Recesión de 2008. Muchas empresas quebraron ocasionando la pérdida masiva de empleos. Ante la carencia económica, la gente que tenía obligaciones financieras se vio obligada a dejar de pagar, agudizando aún más la crisis. En Estados Unidos, el gobierno tuvo que inyectar dinero a ciertas instituciones públicas y fue al rescate del sistema financiero, mientras al pueblo raso lo dejó a su suerte.

El poderoso foro de Reddit: Wall Street Bets

Reddit es una famosa red social que cuenta con foros sobre casi cualquier tema imaginable. Existe un foro dentro de sus dominios llamado Wall Street Bets (Apuestas de Wall Street). En la actualidad cuenta con 7 millones de integrantes. Se dice que, a través de este foro, jóvenes inversores se coordinaron para dar el ‘‘asalto’’ a los apostadores en corto de Wall Street. La estrategia fue simple: empezaron a comprar acciones de empresas en decadencia como Gamestop, Blackberry y BlockBuster, entre muchas otras. De esta manera, aumentaron la demanda por acciones de estas compañías generando una valorización. Es así como Gamestop, una empresa dedicada a la venta física de videojuegos, se valorizó en un 1600 %; los cines AMC en un 525 %, y Blackberry en un 112 % (Cifras de Market Watch, 15/02/21).

Los fondos de inversión Melvin Capital, Citron y Citadel tenían apuestas en corto contra estas empresas en decadencia. En otras palabras, si el precio de las acciones de Gamestop, Blackberry y AMC bajaba, ellos ganaban. Pero si subía, ellos perdían. ¿Y adivinen qué pasó? Según Criptonoticias: “Las posiciones cortas son usuales en Wall Street. Si un inversionista cree que una determinada acción va a bajar de precio, pide acciones en préstamo a un banco de inversión por un período determinado y las vende al precio vigente del mercado. (…) El riesgo de este tipo de operación está en que el precio de la acción suba, pues al final del período estipulado, se deben devolver las acciones al banco prestatario y asumir las pérdidas’’. Según El País de España, para finales de enero, Melvin Capital había perdido el 53 % de su patrimonio gracias a sus apuestas en corto. Pero la crisis estaba lejos de terminar: cada día las acciones de las empresas decadentes subían más y más, y tanto por las transacciones de los jóvenes inversores coordinados por Reddit, como por los mismos fondos de inversión, para compensar las pérdidas, tuvieron que comprar acciones contribuyendo a la valorización de las compañías de la discordia. Fue así como una acción de GameStop pasó de valer un promedio de 4 dólares en 2020, a 200 dólares en enero de 2021.

Robinhood: te convertiste en lo que juraste destruir

Robinhood Markets Inc. es una empresa estadounidense de servicios financieros. Su objetivo ha consistido en democratizar las transacciones en el mercado financiero. Fue precisamente a través de la aplicación para celulares de esta compañía que los jóvenes inversores compraron en masa las acciones de las empresas decadentes. Se dice que Citadel, un fondo de inversión damnificado por el caso Reddit, es dueña de Robinhood. Tal conexión podría explicar por qué en un momento dado la aplicación bloqueó algunas transacciones, como la compra de acciones a estas empresas. Robinhood se escudó en una supuesta buena intención que buscaba evitar la volatilidad del mercado. Nos encontramos entonces ante un caso lleno de contrariedades: Wall Street, epítome del libre mercado y por ende, enemigo acérrimo de la regulación, materializó la mano invisible de Adam Smith en una manipulación mercantil a su favor: después de la intervención, las acciones de Gamestop bajaron. No hay que perder de vista la segunda contrariedad: una aplicación cuyo nombre hace referencia al célebre personaje que robaba a los ricos para dar a los pobres, bloqueó a los ‘‘pobres’’ para beneficiar a los ricos.


Una acción de GameStop pasó de valer un promedio de 4 dólares en 2020, a 200 dólares en enero de 2021.
Foto: https://cutt.ly/mlMrgm5


Es una lucha de clases
En el aire se percibe un cierto aroma a protesta. La gran mayoría de los inversores implicados en el conflicto eran niños cuando la Gran Recesión de 2008 explotó. Ellos experimentaron en carne propia un periodo de crisis caracterizado por la hambruna, la carencia y la incertidumbre. Mientras el pueblo norteamericano se iba a la cama todas las noches con una angustiosa pregunta sobre su devenir, el gobierno de Estados Unidos inyectaba cantidades espectaculares de dólares al sistema que había provocado el ocaso de la economía más estable del mundo. Tal vez el dolor de esta herida fue reavivado por la crisis sanitaria. Nuevamente el gobierno fue en rescate de los bancos, entidades financieras y fondos de inversión, mientras a la gente de a pie se le condenó a la ruina. No tuvieron salvavidas alguno por parte del gobierno y tampoco se les permitió trabajar debido a las cuarentenas generalizadas. A continuación podrán encontrar un fragmento de una carta abierta escrita por un usuario de Reddit y miembro del foro Wall Street Bets:

‘‘Yo estaba en mi adolescencia durante la crisis del 2008. Recuerdo vívidamente las enormes repercusiones que las acciones imprudentes de los de Wall Street tuvieron en mi vida personal y en la vida de mis allegados (…). Para Melvin Capital: ustedes defienden todo lo que odié durante ese tiempo. Son una empresa que gana dinero explotando compañías y manipulando los mercados y los medios a su favor. Su existencia continua es un fuerte recordatorio de que los culpables de tantas dificultades durante la crisis del 2008 no fueron castigados. (…). Compré acciones hace unos días. Volqué mis ahorros en GME -GameStop-, pagué el alquiler de este mes con mi tarjeta de crédito y volqué el dinero del alquiler en más GME (…). Y estoy aguantando. Esto es personal para mí y para millones de personas. Pueden bajar el precio de GME después del horario de atención a $ 120 -manipular las acciones tras cerrarse la Bolsa- no me iré a ninguna parte. Pueden conseguir que todos los medios de comunicación convencionales nos demonicen, no me importa. Estoy haciendo que esto sea lo más doloroso posible para ustedes.” (Sauron, 2021).

El internet y el desarrollo tecnológico se han encargado de modificar nuestra forma de consumir, trabajar, comunicarnos y protestar. Empresas brillantes que en el pasado fueron líderes de su nicho de mercado, tales como GameStop, Blockbuster y Blackberry, en el presente agonizan ante su incapacidad para adaptarse al mundo de hoy. Como aves carroñeras, los apostadores en corto de Wall Street esperan en las sombras la desgracia de estas compañías para sacar partido de la situación. No obstante, jóvenes inversores movidos por un profundo sentir de injusticia han llevado a la luz pública las cuestionables prácticas de la Bolsa de Valores de una forma bastante curiosa: poniendo en jaque al Rey utilizando sus propias reglas de juego. Esto sucedió cuando la generación del meme puso en jaque a Wall Street.

Suscribirse

* indicates required
/ / ( dd / mm / yyyy )