logo lapalabra24 anos   

EL GOLEM

 

 

EL GOLEM (1920) Cine2

EL GOLEM (1920)

Título Original: Der Golem, wie er in die Welt kam

Director: Paul Wegener, Carl Boese

País: Alemania

Duración: 85 minutos              

Año: 1920


Por: Eduardo Losada Tabares

Estudiante Lic. en Filosofía

 

El Golem, un film precursor del expresionismo Alemán, basado en la novela homónima de Gustav Meyrink. Fue dirigida  por Paul Wegener y Carl Boese en la Alemania  de 1920. El Golem es una creatura artificial hecha de arcilla por el rabino de Praga Low, un viejo judío alquimista que encabezaba un gueto amenazado por el emperador, debido a sus prácticas religiosas no ortodoxas.

 

Pero más allá de hablar acerca de lo que fue el film, me interesa dilucidar el trasfondo y contexto del mismo. Para la época se vivía un mundo convulsionado por la Primera Guerra Mundial, acabada dos años atrás dejando una Alemania herida. Desde un aspecto filosófico se podría hablar de una monocromática historia que ilustra el pálido miedo de una nación. De primer plano se vislumbra una desconfianza de las herramientas y máquinas utilizadas en esta época y necesariamente una desconfianza en las mentes creadoras de éstas, me refiero al despliegue de grandes armas y la carrera armamentista como tal, convirtiéndose la película en una alegoría a ese espíritu Alemán quebrantado, un espíritu que no confiaba en la buena implementación de la técnica y mucho menos en el resultado de la misma. 

 

Se percibe en el film con la configuración del Golem una representación de la maquina, un ser autómata y sin alma, pero casi tan perfecto como el hombre, una maquina que entra en razón de sí mimas y utiliza su colosal fuerza para liberarse del yugo humano. Todo consecuencia de la condición ética y moral del hombre, puesto que no posee las competencias necesarias para utilizar la técnica, saliéndose de control la naturaleza humana indagante y creadora.

 
Con la aparición de la máquina autómata el hombre pasa a ocupar un segundo plano a la hora de la ejecución de alguna actividad, puesto que la máquina no requiere una supervisión constate, perdiéndose paulatinamente el control sobre este coloso, tal como le pasó al rabino de Praga Low, revelándose el Golem en su contra y casi destruyendo todo el gueto. Enunciado de esta manera el problema ocurrido en el mundo para esta fecha, la incapacidad total de dominar la técnica y la ciencia, entendiendo estas últimas como el reflejo del poder humano casi tan infinito y divino como el poder creador de Dios.

En suma, el film es un despliegue de arte que plasma el espíritu Alemán de la época, desde el trabajo fotográfico de Karl Freund con sus sombras místicas y aterradoras, hasta la banda sonora con sus violines nostálgicos. Además de contar con la excelente actuación del mismo Paul Wegener, personificando al Golem de la manera más fiel posible, con pocos sentimientos y una falta de conciencia de sí mismo.

 


   

 

Un público satisfecho por las claras y apropiadas ponencias es el resultado de cuatro jornadas de argumentación y debate. Un importante ejercicio que posibilitó poner a la luz los cuatro siglos de las Novelas Ejemplares, lecturas actualizadas y la mezcla de disciplinas; cruces interesantes para ampliar públicos y la comprensión de un autor con merecido reconocimiento, quien con su obra marcó el 23 de abril como el Día de la Lengua, el día de Cervantes; pero que enfrenta dificultades de comprensión por su lenguaje. Combatir esto es el oficio de estos encuentros.Un universo dialógico

Congreso Internacional Cervantes

Escenarios y fronteras de la ficción
Busqueda
Versiones Anteriores
Descargar PDF

portada

Agenda