Evento

  • Imprimir

AJAZZGO 2016

¡De Colombia para el mundo!

 

 

En esta edición el festival brindó un amplio espectro de ritmos y sonidos provenientes de nuestra tierra, ofreciendo una nómina de alto contraste y propiciando un diálogo sobre el oficio que va más allá de lo musical, abarcando territorios concernientes a lo étnico y a lo popular. Una vez más los caleños acudieron a la cita con el jazz y el festival estuvo a la altura de las expectativas.

 

 

 

Por: Julio César Pino Agudelo

Estudiante de Lic. En Literatura

 

 

Durante la semana del 7 al 10 de septiembre de 2016 se realizó en Cali la decimosexta edición del Encuentro de Creadores de Jazz Fusión y Experimental Ajazzgo, un festival que cautivó durante tres días a los amantes del jazz y sus fusiones, y en el que convergieron propios y extraños en torno a este ecléctico género musical. Este año se presentó una edición especial titulada AJAZZGO “Colombia en Sí mayor”, en reconocimiento a los músicos colombianos más preponderantes en la escena del jazz internacional y a los artistas emergentes.

 

Es por ello que en esta versión el festival ofreció un sentido homenaje al maestro Eddy Martínez, oriundo de Pasto, quien ha pasado 52 años recorriendo el mundo con su música. El artista estuvo en Cali ofreciendo una exhibición musical en Ajazzgo y  compartiendo su saber con los músicos locales. Hay que instruir, pasar información, es un deber, una misión. Tengo una cantidad de cosas acumuladas en el cerebro y qué mejor que entregarla a la gente de mi tierra, en Colombia, especialmente a los nuevos talentos, que son muchos, dijo en entrevista al diario El País. Afirma que el hecho de que se les esté abriendo el camino al jazz  y a los festivales, indica que se está erradicando la ignorancia del oído. Ese es un buen camino hacia la paz: la buena música, porque siempre será mejor tener en las manos un piano que una bayoneta.

 

Además de reconocer el talento nacional e internacional, Ajazzgo estrenó el proyecto musical Lady Day, conformado por músicos vallecaucanos para homenajear a  una de las voces más icónicas en la historia del jazz de los años 30 y 40: Billie Holiday. Su capacidad interpretativa, su dominio del swing y la adaptación de sus cualidades vocales a sus canciones, hicieron de Holiday una de las más grandes voces femeninas del género. Su imagen constituye el afiche oficial.

 

Con un cartel nacional e internacional de alto contraste y una amalgama de sonidos exquisitos, los asistentes disfrutaron de un despliegue artístico que exalta un proceso musical creciente. 95 artistas en escena de seis nacionalidades: Colombia, Israel, España, Italia, Portugal y Francia. La nómina colombiana estuvo a cargo de Héctor Martignon; Samuel Torres; Edy Martínez Big Band; familia Arnedo Sexteto (Antonio Arnedo, Julio Arnedo, Gilberto Arnedo); Cali Jazz Big Band José Aguirre; Germán Barrera Afro- Latinoamérica; Andrea Florez Sexteto; Jorge Herrera & Friends; Manteca Blue & The Latin Corner; Michel y su Grupo de Latin Jazz. Por su parte, la representación internacional corrió por cuenta del cuarteto Yotam Silberstein de Israel, Laurent De Wilde y Otisto 23 de Francia, Javier Colina de España, Sofia Ribeiro Quartet de Portugal-Colombia y Fabrizio Bosso Spiritual de Italia.

 

Como ya es usual, el festival contó con ocho escenarios descentralizados en los que se realizaron la programación artística y pedagógica: Teatro Municipal Enrique Buenaventura; Teatro al Aire Libre Los Cristales; Centro Cultural Comfandi; Teatro Salamandra; Auditorio de la Base Aérea Marco Fidel Suárez; Universidad Javeriana, y Teatrino del Teatro Municipal.

 

Una vez más los caleños pudieron disfrutar de clases magistrales, conversatorios y conciertos pagos y gratuitos. Las actividades pedagógicas paralelas a las presentaciones musicales son un gran atractivo, pues contribuyen a la formación continua de músicos y espectadores, e influyen en la producción musical jazzística del Valle del Cauca, favoreciendo una creciente actividad en nuevos espacios de proyección. Este formato propicia el enriquecimiento cultural de sus asistentes, pues eleva el nivel musical del público que, gracias a esta modalidad,  hoy sabe mucho más de música y ha cualificado su sensibilidad. Los invitados comparten experiencias y saberes con músicos, estudiantes y gente del común. Contar de primera mano con el conocimiento de estos maestros, verlos tocar y hacerles preguntas, es un privilegio y una experiencia estimulante tanto para los artistas como para el público.

 

Sin embargo, el éxito de Ajazzgo no solo se aprecia en la respuesta positiva del público caleño. El festival ofrece todo un medio ambiente propicio para el nacimiento de grupos y artistas que se atreven a experimentar con fusiones, haciendo del jazz un terreno fértil en el que las sensibilidades musicales diversas, se funden en un encuentro orgiástico de gran fecundidad musical. Esto se debe en gran parte a que anualmente se abre una convocatoria que permite a grupos locales y regionales, concursar y ganar el derecho de hacer parte de la programación, como es el caso de la agrupación caleña Michel y su Grupo de Latin Jazz, quienes lanzaron oficialmente el festival el 3 de septiembre en el marco de Salsa Al Parque.

 



10° Festival Internacional de Ballet

El arte para transformar la sociedad

La Maestra Gloría Castro es una bailarina de ballet clásico, fundadora del Festival Internacional de Ballet y del Instituto colombiano de ballet clásico, Incolballet. Actualmente es la asesora artística ad honorem de la décima versión del Festival que se llevará a cabo en Cali, del 3 al 7 de octubre. Este evento de gran envergadura es el encargado de juntar diversas compañías de ballet y de danza contemporánea del mundo para brindar una enriquecedora dosis de estética y talento al público caleño.

 

 

Por: Laura Soto

Estudiante de Comunicación Social

Las presentaciones del Festival iniciarán el lunes 3 de octubre en el Teatro Municipal Enrique Buenaventura con las presentaciones de las compañías Ballet Nacional de Perú, Ballet Santiago de Chile, BNS/Ballet Nacional Sodre de Uruguay y la Compañía Cuerpo de Indias de Colombia. A diferencia de las anteriores ediciones del Festival este año no habrá inauguración y en su lugar se realizará un gran acto de clausura. Éste tendrá lugar en la Plaza de Toros el viernes 7 de octubre a las 7:00 p.m. con la presentación de las compañías participantes del Festival. La entrada será gratuita pero con boletería, que podrán adquirir en las taquillas del Teatro Municipal.

Frente al ballet aún existen ciertos desconocimientos y mitos como por ejemplo ser un arte de élites, de mujeres y aburrido. Ante ello la Maestra respondió que el ballet es el arte de la danza escénica más antigua de occidente llamada también danza académica porque hay que estudiarla, aprenderla como un lenguaje. La gramática Tersicorea, llamada así en honor a la diosa de la danza griega Terpsícore, es todo un lenguaje de movimiento creado en el siglo XVII siendo la base fundamental para los profesionales del arte de la danza que quieran desempeñarse en cualquier género. El ballet es una actividad sofisticada, compleja, se requiere iniciar a una edad muy precoz, se deben tener condiciones físicas naturales como la estructura del cuerpo, la flexibilidad, la elasticidad de los pies y del cuerpo, la armonía corporal, así como voluntad para dedicarse y persistencia.

Se cree que el ballet es de élites por su origen aristocrático, pues fue creado por Luis XIV de Francia. Cuando yo regresé a Colombia el ballet sí estaba ubicado en esa esfera, pero ahora es diferente. En cuanto a que el ballet es para mujeres es un norme equívoco, de hecho, cuando el ballet surgió, lo hizo solo para hombres, las mujeres no podían bailar profesionalmente. Además, los grandes teóricos quienes han escrito los fundamentos del ballet son hombres. 

El Festival nació en el año 2006 gracias a la iniciativa de Gloria Castro, el apoyo de la Alcaldía, a través de la Secretaría de Cultura, y el Consejo Municipal.  La Maestra creó el Festival como celebración del Día Internacional de la Danza y porque sentí la necesidad de trabajar para la formación de público para el ballet. En sus inicios el evento consistía en una función de ballet en el Teatro al Aire Libre los Cristales; hoy, es una presentación de alrededor de 10 compañías de danza y más de 125 bailarines de diferentes partes del mundo. La única manera para que la gente accediera fácilmente a los espectáculos era a través de un festival; democratizar el arte del ballet era uno de sus principales intereses. Por eso, en el Festival siempre hay un componente educativo muy fuerte. Traemos grandes teóricos del ballet y de la danza contemporánea que realizan conferencias, foros, clases magistrales, diálogos sobre la danza con participación activa de la gente.

El festival es una ventana internacional, de doble vía, al mundo de la danza: por un lado miramos lo que hay afuera, lo que nos traen; por el otro, los de afuera miran lo que tenemos aquí. Muchos de los maestros invitados al Festival descubren el trabajo de acá, vuelven como maestros para los muchachos de Incolballet y se crea esta corriente de sangre que nutre a unos y a otros.

La Maestra, también fundadora de Incolballet, creó esta institución para que niños y adolescentes de estratos 1, 2 y 3 pudieran acceder a este tipo de formación artística. Muchos jóvenes que se formaron en Incolballet hoy hacen parte de grandes compañías del mundo. Yo hice Incolballet para la clase popular. Esto es importante porque por más talento que tengas en la vida, tienes que tener alguien que te oriente y te dé el camino. Varios alumnos del Instituto no sabían que tenían talento para la danza y lo fueron descubriendo en el camino. Son oportunidades que los muchachos tienen y el Gobierno tiene la obligación de crear en todos los campos, porque hay talentos enormes, pero si no tienen apoyo, pueden desperdiciarse.

Para la Maestra el arte no es sólo divertimento, el arte es reflejo y transformador de su sociedad. En este momento histórico en Colombia en el cual la sensibilidad está a flor de piel el arte puede ayudar a solucionar los conflictos, la violencia, enseñar a tolerar al otro. Con gran entereza la Maestra ha logrado que cientos de jóvenes rompan con el círculo de pobreza y se conviertan en grandes artistas. El arte transforma al ser humano porque trabaja con la sensibilidad, la hace proyectar, crecer. Si eso no se hace, una sociedad termina como hemos estado nosotros, matándonos, intolerantes. Por eso, cada nuevo bailarín es un violento menos.