logo lapalabra24 anos   

La poética de lo urbano Más que la poesía hecha ciudad

diners pag8



 

 

La poética de lo urbano

 

Más que la poesía hecha ciudad

 

 

 

La lluvia de aquel lunes 29 de abril no impidió el debate. En esta ocasión lo urbano, se expresó a través de la mirada de Ever Astudillo. Los árboles caídos, el caos vehicular propio de la ciudad y su tránsito no lograron disipar las preguntas en torno a los escenarios de una Cali transmutada para bien o para mal. Cali se construyó esa noche entre los recuerdos vividos de unos y de otros, convocados por las fotografías y dibujos del artista plástico.

 

 

 

L. Victoria C. Reina

 

Estudiante Lic. En Historia

 

Apartada la silla para alguien más, esperaba el arribo del invitado a estos diálogos filosóficos sobre arte y pintura. El reloj marcaba las seis. La lluvia aún caía cuando las y los asistentes entraban al auditorio 2 de la Biblioteca Departamental con el interés de hablar de la Ciudad, de encontrar calidez en el debate. A la llegada de Ever Astudillo, le siguió una corta espera; las sillas vacías indicaban que muchos habían quedado entre calles como ríos y sombrillas rotas.
 

El artista caleño nos contó un poco de su vida y sus obras. En retrospectiva, Astudillo ubica el despertar de su conciencia a los 9 años; con el regalo de unas acuarelas sintió un llamado a la expresión. A los 10 años, ya como asistente a Bellas Artes afianzó un conocimiento sobre sí. Con la mirada alta, cuenta como quien ve directamente al pasado y trae de ahí las imágenes evocadas en las mentes del auditorio, cuando tras escena veía los ensayos de Ballet en el Instituto Departamental, ahora en crisis. La música abrió sus sentidos, reflexiona, la sonoridad lo acercó a las personas, lo hizo sensible a las cosas, aspecto que llega a manifestarse en sus obras con en el movimiento de la gente en su paso por la ciudad.


 

Para ubicarnos en tiempo y espacio, Astudillo nos muestra una selección de fotografías tomadas por él en la Cali de 1972-73, aproximadamente; es una manifestación de sus intereses visuales, de las exploraciones en lo urbano y su arquitectura, el cielo agrega el dramatismo a la ciudad en crecimiento. Con la claridad propia de la conciencia, hace visual ese lugar desde donde habla, nos revela ese espacio íntimo, familiar; su casa en relación a la cuadra y el barrio, la ciudad como el escenario donde confluyen. Es quizá esa conciencia la que permitió al artista plástico registrar “Arquitecturas austeras” de los barrios del oriente de Cali, el Obrero, Benjamin Herrera, Belalcazar, San Nicolás, la Nave; de los teatros perdidos con el tiempo: El Imperio, Mariscal Sucre, la Casa Royal. Capta una época y su estética, con una tendencia especial a los lugares que desaparecerán, al registro de habitantes comunes, personajes sin aparente importancia para el arte o la historia dominante.

 

De la fotografía y el interés por la arquitectura, pasa al dibujo y la noche. Reconoce una influencia del cine mexicano en su obra, especialmente en el uso del blanco y negro, un cine rural y citadino logra captar el tránsito precario a otros escenarios de las relaciones entre las personas. Ever Astudillo expresa lo urbano en relación a la cotidianidad; la vida misma se desarrolla en estas atmósferas sombrías. De esta combinación resulta un manejo de lo popular propio. La posibilidad de comunicar a partir de figuras que resultan intrascendentes le permite usar visualmente al “mirante cualquiera” para construir sus escenas de teatro nocturno, del movimiento, de las sombras. Manifiesta la apropiación del “feísmo absoluto” para explorar la tras-escena de la ciudad, del andamiaje compositivo de la postal de exhibir. Detrás de cada obra cuyas sombras anuncian la noche, se encuentra un hombre para quién los colores no captan algunos aspectos, suavizan la realidad; “el blanco y negro da una carga dramática, lo nocturno de la ciudad le da intensidad.”

 

Ver la exposición de la poética de lo urbano fue conocer la poética de Astudillo y sus formas de captar y proponer espacios de lo urbano, lo nocturno y la gente. Pero también es un viaje en la máquina del tiempo, que es la mente, a una Cali no tan lejana pero diferente en su composición, Cali desconocida para mí, por la edad o por la escaza consciencia histórica de algunos dirigentes y habitantes. Un problema de cómo entendemos el progreso ha dejado una ciudad sin pasado visible, habitable, sin teatros de barrio; reafirmando la idea del monumento al héroe, a la industria, al centro comercial, todas, formas de dominar.

La propuesta de Astudillo se expresa sin pretensión de ser impuesta o aceptada por la mayoría,  más bien como una muestra del fragmento que poseemos de la historia de nuestra ciudad, de cómo nos llegó y cómo la entregamos a otros para ser habitada. Fotografías, experiencias humanas, dibujo, la relación entre lo que vemos y hacemos, necesaria para tomar conciencia de cómo habitamos, transformamos, construimos, las relaciones al interior y con el entorno. Conocí la Cali de Ever Astudillo, los teatros no conocidos, las calles sin avisos. Los pasos de un habitante con la invalorable habilidad de crear ciudades de teatro en graffito, de hacer de su memoria la  memoria de los que no estuvimos allí. Su casa, ahí en la 26 con 15, donde ahora hay un puente y, en la misma cuadra, la Venus caleña  pone el pecho a Cristo Rey. En medio, Cali, sagrada y profana.

 

 

 

 

Un público satisfecho por las claras y apropiadas ponencias es el resultado de cuatro jornadas de argumentación y debate. Un importante ejercicio que posibilitó poner a la luz los cuatro siglos de las Novelas Ejemplares, lecturas actualizadas y la mezcla de disciplinas; cruces interesantes para ampliar públicos y la comprensión de un autor con merecido reconocimiento, quien con su obra marcó el 23 de abril como el Día de la Lengua, el día de Cervantes; pero que enfrenta dificultades de comprensión por su lenguaje. Combatir esto es el oficio de estos encuentros.Un universo dialógico

Congreso Internacional Cervantes

Escenarios y fronteras de la ficción
Busqueda
Versiones Anteriores
Descargar PDF

portada

Agenda