logo lapalabra24 anos   

Reportaje

Apocalipsis 2, 13: Bien sé que habitas en un lugar donde Satanás tiene su asiento

 

Un culto a la personificación del ángel rebelde

 

En medio de la zona rural del bello municipio de Calarcá tiene asiento uno de los lugares que ha sembrado polémica, indignación, curiosidad y rechazo por parte de los sectores más conservadores de la sociedad colombiana durante estos últimos meses. El Templo Luciferino Semillas de Luz se alza como un centro de adoración en franca rebeldía contra el canon impuesto por las tradiciones católicas, ofreciendo una ruta diferente de fe, verdad y libertad.

reportaje

 

Iglesia Luciferina Semillas de Luz.

Foto: http://www.telemundo.com

 

Por: Camilo Villa

Estudiante de Sociología

 

Colombia es un país sumamente conservador, un remedo de nación que se ha edificado en los cánones y las doctrinas impuestas a base de convicción, fe y sangre por la iglesia católica, cuyos arraigos coloniales perviven hasta la actualidad. Muchos sectores de la sociedad colombiana se han caracterizado por perseguir, personificar y satanizar aquello que se presenta como diferente y resistente al cambio. Durante décadas se condenó todo elemento o individuo que se comportara de forma contraria y amenazante al esquema tradicional ya impuesto, por lo tanto los símbolos, signos, colores, ideas, tendencias y demás por fuera del compendio del catolicismo y las doctrinas habituales cristianas sería considerado como fuera de lugar y señalado de pecaminoso, pervertido, corrompido y vicioso.

La vereda El Aguacatal, en la zona rural del municipio de Calarcá, ha tenido protagonismo en los últimos meses gracias a la construcción del Templo Luciferino Semillas de Luz, llamado así por su líder, Víctor Damián Rozo Villareal, el primer templo en el mundo para adorar a Lucifer, financiado por los miles de seguidores pertenecientes a muchas regiones de este agónico globo terráqueo. Este centro aparece como respuesta, al parecer, a la llamada hecha por parte del ángel, caído y rebelde a la vez, para que su legado y su doctrina se multipliquen por medio de seguidores, discípulos y apóstoles, como es el caso del mismo Rozo Villareal.

El caso del denominado “Hijo de Lucifer”, título que él se ha dado a sí mismo, aunque particular, no se constituye extraño como tal, ya que es la expresión de descontento por los valores, la moral y los principios sobre los cuales se han edificado muchas de las ideas y preceptos de las variadas manifestaciones y sectores de la sociedad colombiana, es un disgusto y fastidio que se extiende no solamente en los ámbitos religiosos sino en los políticos, económicos, cotidianos y demás, que en su totalidad dejan la común sensación de que en este país las cosas, en muchos de los casos van bien.

El Templo Luciferino es un sueño hecho realidad, cuenta con el apoyo de miles de seguidores, incluidos los del núcleo familiar cercano al líder del centro. Su acceso es restringido, solo se permite la entrada a personas que puedan distinguir y comprender las dimensiones y preceptos del culto luciferino, en este punto se distancia de las expresiones clichés del satanismo, las cuales adoptan prácticas que atentan contra la vida de otros seres vivos. Rozo Villareal ha manifestado en muchas entrevistas, videos y reportajes que en el centro de adoración a Lucifer no se permite el acceso a desadaptados, los sectores bajos de la sociedad en muchos de los casos no alcanzan a dimensionar e interpretar las complejidades del culto, en este caso, menciona que aquellos que poseen la cultura y el nivel de entendimiento adecuado, como el caso de los sectores ilustrados o las elites políticas, son los adecuados para poder celebrar y comprender los misterios que contiene el culto que se le rinde a este ente divino y sobrenatural.

Los misterios luciferinos proyectan un nuevo orden mundial, oponiéndose a la iglesia católica no porque esta contenga los preceptos del bien y la rectitud, sino por todo lo contrario, según estos, el Dios del cristianismo, en toda su santidad, es opresor y mezquino, humilla, somete y asesina en nombre y beneficio de su fe y su aparato de dominación, enseña a través de sus misterios que la humanidad debe de sufrir y soportar males y demás con la promesa de ser salvos y entrar a un paraíso, Lucifer, en cambio, es el camino a la luz, la verdad y la libertad, donde no hay ni cielo ni infierno, no buscan el mal sino la oportunidad de constituir un ente de orden global, rebelde a los esquemas imperantes del sistema actual, asimismo se apartan del satanismo, el cual promulga la maldad y la existencia abominable donde se atentan contra toda las expresiones de la vida en general. El centro de adoración, en cambio, busca que sus adeptos se edifiquen en preceptos como amor, democracia e independencia.

En el fondo el Templo de Luz de Rozo Villareal no se diferencia mucho de las formalidades de la tradición católica, sus seguidores son misioneros de los misterios luciferinos y se permiten entre ellos comuniones, bodas y demás, similares a como lo hacen los preceptos del cristianismo, su plan va más hacia conformar una fuerza para hacerle oposición al dios opresor y dictador del catolicismo, siguiendo las enseñanzas de su padre Lucifer. A final de cuentas la polémica no está tanto en los valores, preceptos y promesas que promueve el centro, sino en que a pesar de ubicarse en un sector retirado de los principales centros poblados y de mayor transcendencia para el país, este templo ha puesto en alerta a los esquemas tradicionales impuestos por los cánones de la sociedad colombiana ya que ofrece respuestas distintas a las desgastadas promesas de fe y redención que promueve el cristianismo y este detalle, aunque mínimo en apariencia para algunos, puede llegar a tener más trascendencia de la que aparenta, ya que centros como los de Rozo Villareal no solo ponen en entredicho los preceptos de fe y religión, sino también a los elementos que cimientan y sostienen a varias instituciones de la sociedad en general. Y para colmo de males, los misterios luciferinos cuestionan la forma como muchos resuelven las incertidumbres en su vida diaria.

Busqueda
Versiones Anteriores
Descargar PDF

portada

Agenda