logo lapalabra24 anos   

Cine

 

 

Star Wars Episode VII

The Force Awakens


Después de mucho tiempo, nos volvemos a encontrar de cara con el texto en letra verde, donde narra la leyenda de cada episodio, esta vez para anunciar un nuevo capítulo de la historia de George Lucas: Star Wars El Despertar de la Fuerza.

 

cine

Star Wars: el despertar de la fuerza poster.

Foto tomada de: http://www.starwars.com

 

Por: Vasco de Nogales

Estudiante de Filosofía

 

Después de casi tres años de rodaje, finalmente se estrenó el pasado 17 de diciembre a nivel mundial Star Wars Episode VII, the Force Awakens. Posterior a los primeros largometrajes de finales de los 70’s y de la década de los 80’s, Lucas decidió completar la primera trilogía con una segunda a finales de los años 90’s. La última película de la segunda trilogía de Star Wars fue llevada a la Pantalla Grande en el 2005 bajo el título de Star Wars Episode III: The Revenge of the Siths. Como ya lo hemos visto los que somos seguidores de esta majestuosa saga, el Episodio III marcó un momento fundamental dentro de la historia del cineasta californiano, que fue, el origen de uno de los más importantes personajes: Darth Vader. Inicialmente conocido como Anakin Skywalker (Hayden Christensen), pertenece al ‘Lightside of the Force’ (El lado luminoso de la Fuerza) pero tras haber sido engañado por el entonces Chancelor Valorum (Ian MacDiarmid) quien se transformará después en la figura de Darth Sidious, o Emperor Palpatine. Una vez que Anakin se reúne con Darth Sidious, este le convence del Lado Oscuro, y convierte a Anakin en uno de los suyos. Vimos que finalmente, la historia termina en una pelea entre Anakin y su verdadero maestro de la Orden Jedi, Obi Wan Kenobi (Ewan McGregor) quien le vence, y deja amputado a su exdiscípulo que ahora se ha dejado llevar por el Lado Oscuro. Finalmente, los hijos de Anakin y Padme Amidala (Natalie Portman) son los que vimos en las primeras películas, Luke Skywalker y Leia Organa representados por Mark Hamil y Carrie Fisher. Mientras Anakin es operado y convertido en el cyborg, más adelante sonará su nombre en la Estrella de la Muerte, ¡Lord Vader!, la princesa Padme Amidala muere. En esta ocasión, tenemos un escenario distinto. Se habla de un ‘despertar de la Fuerza’. Este episodio llevado a la Pantalla Grande por J.J Abrams nos muestra la continuación de la primera saga realizada a finales de los 70’s y durante los 80’s, luego de haberse rodado el largometraje de Star Wars Episode VI: The Return of the Jedi. Se supone que este último episodio finalizó con la derrota del Emperador Palpatine o Darth Sidious y con la derrota de las fuerzas del Imperio. Darth Vader logra liberar a su hijo Luke Skywalker de las garras del malvado emperador, posterior a eso Vader muere al conseguir salvar a su hijo. Así, el misterioso “Luke Skywalker” retumbará en los oídos de un nuevo personaje llamada Rey en el episodio VII. Se trata de una joven que hace parte de La Resistencia, una horda de planetas donde la Orden Jedi aún permanece y rige la Democracia en el Universo. Sin embargo, tras la expansión del poder Sith dirigido por la Primera Orden, un nuevo grupo busca someter a los demás sistemas planetarios a la voluntad del máximo y todavía enigmático líder Snoke, a cargo de Kylo Ren (Adam Driver). Kylo Ren es el personaje siniestro en este episodio, y el misterio de su origen se develará a medida que avanza el largometraje. Mientras tanto, Rey una contrabandista (Daisy Ridley), necesita saber quién es Luke Skywalker, ¿pero cómo lo conseguirá? Rey se encuentra en peligro, pues el robot que la acompaña (BB-8) tiene una pieza del mapa que anteriormente poseía R2TD2 el robot de Luke Skywalker. Sin embargo, ahora se encuentra desactivado. Todo apunta a que Rey podría convertirse en el objetivo militar de la Primera Orden. Kylo Ren necesita recuperar esa pieza del mapa que permanece perdida, y para ello emprende la búsqueda enviando las tropas de la Primera Orden a todos los planetas cercanos. Pero antes que todo, un personaje que será crucial para llevar a cabo los propósitos de Rey, es un soldado de la Primera Orden, se llama inicialmente FN-2187, que luego será bautizado, por el piloto de La Resistencia Poe Dameron (Oscar Isaac).

La Resistencia no es particular de este episodio. Para los fans y los que han visto en innumerables ocasiones la saga, saben que la disputa en el universo es entre la Luz y la Oscuridad. El primero en representar la Oscuridad fue Darth Vader. Pero ahora, su nieto Kylo Ren quiere volver a tomar parte desde esa coalición que en el Episodio VII tiene como nombre The First Order (La Primera Orden). No es posible explicar el trasfondo de todos los elementos que hacen parte de este nuevo episodio, dado que la mayoría son enteramente nuevos. Pero podemos dar cuenta del porqué nuevamente aparecen Leia, Hans Solo y Luke Skywalker.

El mapa lo posee un singular personaje que todos conocimos en los episodios IV, V y VI, que es R2TD2. Sin embargo, este robot no lo posee por completo. Hay otro más que posee parte de ese enigmático mapa, que tanto impacienta a Kylo Ren. Esa pieza, que comprende un aspecto importante dentro del control galáctico realizado por el StarKiller, está ahora dentro de BB-8. Es por ello, que La Primera Orden ha resuelto montar un plan de búsqueda apresurado, contra todas las guarniciones planetarias de La Resistencia para así poder asegurar el encuentro del mapa.

Sin embargo, resulta aún imposible dar cuenta de dónde está, pues Rey, consigue esca-par de la persecución, junto con Finn. Pese a tales eventos tan desafortunados, esto no será por mucho tiempo puesto que Rey es finalmente apresada por las tropas de La Pri-mera Orden. La capitana Phasma (Gwendoline Christie) es la que está detrás de la cap-tura de Rey. No obstante, pese a todos los sistemas de seguridad tan portentosos del StarKiller, Rey se escapa, haciendo uso de la Fuerza. Por otra parte, Leia Organa y Han Solo llevan a cabo un plan para poder destruir el StarKiller. Al reunir el mayor número de tropas, se desata una tenaz batalla entre los dos bandos, donde naves e innumerables soldados del Imperio se enfrenten con las tropas rebeldes.

Posteriormente, Han Solo y Chewbacca consiguen entrar en el StarKiller para rescatar a Rey. Pero en ese momento sucede algo especial quizás lo esperado: Han Solo se en-cuentra cara a cara con su hijo, Kylo Ren, y pese a su deseo de que este vuelva con él, “a casa” como se lo dice Han Solo, parece que Kylo, consiente esa oportunidad, pues la maldad y la oscuridad no se muestran tan evidente en él, por la misma razón de que comparte mucho de los atributos de su padre y de su abuelo. Aun así, este personaje, no se muestra verdaderamente perverso, en toda la película. Más bien, es de un carácter autoritario y dictador, pero no es de ese tipo de personajes malvados que disfrutan de hacer el mal, por el contrario, se trata de una especie de regente, o líder en un sentido casi militar. El verdadero personaje malvado ahora es el enigmático Snoke, pero de él J.J Abrahams no nos contó demasiado.

La escena concluye con una clara muestra del hado que le depara a Kylo Ren al atrave-sar a su propio padre con su sable de luz. Es una escena que acongoja mucho y que llena de melancolía a la mayoría de los seguidores de esta increíble trama, como a la vez también llena de mucha incertidumbre. Kylo Ren no parece sentirse bien ni mal. Porque en él no hay una muestra clara ni del bien ni del mal. Esto es lo que nos deja J.J Abrahams para los episodios venideros de esta saga, que en esta ocasión, finaliza con la pelea de Rey y Kylo Ren, en un planeta que se desmorona, como un mal recuerdo o una pesadilla, al ser destruido finalmente por el StarKiller y a su vez, el StarKiller es des-truido por La Resistencia.

Por último, Rey consigue reunirse con el mítico Luke Skywalker. La intriga continúa…

 

Busqueda
Versiones Anteriores
Descargar PDF

portada

Agenda