logo lapalabra24 anos   

Crónica

 

FOTO CRONICA

 

Calle de Buenaventura

 

http://one.jikazx.cu.cc

 

 

 

 

Desconocido por fuera

 

Callado por dentro

 

 

 

Buenaventura, distrito especial y puerto principal de Colombia, lleno de problemas que muchos escuchan y con una gran riqueza natural que muy pocos conocen;  componentes suficientes para hacer que día a día se viva en un ambiente tenso, situación que solo es sabida por quienes viven allí.

 

 

 

Por: Brayan Salgado

 

Estudiante de Economía

 

 

 

Desde que era niño siempre he escuchado noticias en los distintos canales privados de Colombia, “dejá de ver cosas que no informan, cambie ese canal y póngame las noticias más bien”, palabras que repetidas día a día me hicieron creer que todo lo que se nos decía era verdad; y que ahora siendo un poco grande y con un pensamiento más libre, me doy cuenta de que no lo es.

 

Un ejemplo grande de esto es el caso de Buenaventura, siendo de allá sé muy poco sobre lo que de verdad ocurre en el puerto, y para mi sorpresa al preguntar a compañeros de estudios, vecinos e incluso algunos docentes, responden casi como si se hubieran puesto de acuerdo “realmente se sabe poco, porque de Buenaventura lo único que se escuchan son malas noticias”. Lastimosamente esto es cierto, y es por esta falta de información sobre lo que realmente aqueja a la ciudad que me seguí preguntando y leyendo información en páginas de la localidad.

 

Buenaventura es el puerto más grande y más importante de Colombia, y con razón ya que aproximadamente el 60% de la producción que entra y sale del país debe pasar por este puerto del pacífico; pero es más que eso, sin que muchos lo sepan es el municipio de mayor extensión del Pacífico y del departamento del Valle del Cauca, debido gracias a una inmensa y envidiable zona rural que se extiende hasta Chocó,  y se debe tener en cuenta además que alcanza ríos como el San Juan, Dagua, Anchicayá entre otros, convirtiéndolo entre otras cosas en una poderosa fuente económica que atrae a bandas criminales, guerrillas, narcotráfico e incluso grandes empresarios que fomentan la guerra por la toma del puerto.

 

Mes a mes era noticia la terrible situación que se presentaba en la ciudad, se escuchaba frecuentemente que en ella militaban grupos armados, que luchaban por el control del puerto, tales como La empresa o Los Urabeños; además de que en repetidas ocasiones el grupo de las FARC tumbaban las torres de energía; pero: “el problema de Buenaventura es más que guerra por el control de la ciudad, sumado a las desapariciones, desmembramientos y todo lo que se escucha, aquí lo que hay es un problema de pobreza, los jóvenes no van a la escuela muchas veces porque no tienen como ir, no hay oportunidades de empleo, y los políticos no se interesan realmente por el pueblo; (…) a los padres les da miedo de mandar a sus hijos” dice una docente de un colegio del barrio Nueva Granada. Al igual que ella, muchos docentes llegaron a recibir en sus salones hasta la mitad de estudiantes que deberían asistir comúnmente.

 

Es que el caso de Buenaventura ha llegado hasta organizaciones internacionales como la ONU, incluso para el año 2012, esta mandó un representante, Todd Howland, que durante una visita en noviembre del 2012, dijo que la realidad que le tocó presenciar en el puerto era algo “vergonzoso” tanto que llegó a comparar el panorama con África, diciendo: “creo que el nivel de pobreza de Buenaventura es como El Congo y creo que no se pueden tener dos países en un mismo país”. Palabras que hace unos años reflejaban lo que se vivía,  hambre, desigualdad, desplazamientos forzados, etc., y que como bien decía Howland vergonzosamente aún se siguen viviendo.

 

A pesar de lo que pasa en Buenaventura, las personas que no viven en ella sabemos muy poco, pero más triste es saber que quienes sí conviven con el problema a diario, saben demás pero no se atreven a denunciar; como es el caso de un habitante del puerto que al preguntársele sobre porqué las personas no se quitan las bandas de la boca para señalar y colaborar, respondió con discreción, y sutil voz,  pidiendo además que se lo tomara como anónimo: “es que no es que no queramos hablar, lo que pasa es que el miedo en que se vive es mucho, y a pesar de saber incluso donde se encuentran los líderes, o las casas de pique, se vive atemorizado porque puedan tomar venganza en contra de uno, son muchas las amenazas que recibimos no crea que no”. Esto es algo que visto más a profundidad, afecta más, pero ante ese temor de las personas quien debería hacerse cargo es el gobierno, protegerlos ante todo, algo que a pesar de haberse militarizado en su totalidad: no se ha visto, o por lo menos es lo que se da a entender.

 

Como sorpresa adicional me entero, que las campañas de votación para concejal, alcaldía entre otros puestos, ya comenzaron y por supuesto quise saber ¿qué piensan los porteños sobre los nuevos candidatos?, esta vez le pregunté a mi familia que vive allí: la mayoría concordaron que la situación no cambiará, que de los más de 4 candidatos a la alcaldía son como los mismos de siempre “todos tienen excelentes ideas”, y se interesan por lo que el pueblo dice, pero que una vez suba al poder sea quien sea, todo lo anterior quedará olvidado. Y es que se ve reflejado claramente una desconfianza política y poco interés por parte de muchos de los bonaverenses, los porteños no se sienten representados y tal vez esto sea parte del problema.

 

Pero ¿Qué propuestas tienen? En la sede de Univalle en Buenaventura, se realizó un debate con el fin de que se presentarán las ideas en cara al problema social, por su parte Bernandino Quiñones, pretende encarar el problema con educación y trabajo: “es que debe existir educación y eso parece sonar como una frase de cajón, pero para mí es claro: educación con calidad y pertinencia”; al igual que él los demás candidatos en sus discursos nombraron el mismo enfoque para la solución del problema: la educación; aunque Edinson Mosquera, manifestó también que el problema de Buenaventura es que no es competitiva y que para eso hay que generar más empleo.

 

Volvemos a notar entonces que el problema de Buenaventura no es solo que sea un territorio lleno de violencia, generada por partes que quieren monopolizar el negocio del narcotráfico; están además aquejados por problemas de educación y de empleo, sobre todo empleos formales. Problemas que de una u otra forma, era de extrañarse para una ciudad tan importante y que le ha dado tanto al país; espero como porteño que, algún día Buenaventura deje de ser para Colombia, lo que este país fue por tanto tiempo para el resto del mundo.

 

 

Un público satisfecho por las claras y apropiadas ponencias es el resultado de cuatro jornadas de argumentación y debate. Un importante ejercicio que posibilitó poner a la luz los cuatro siglos de las Novelas Ejemplares, lecturas actualizadas y la mezcla de disciplinas; cruces interesantes para ampliar públicos y la comprensión de un autor con merecido reconocimiento, quien con su obra marcó el 23 de abril como el Día de la Lengua, el día de Cervantes; pero que enfrenta dificultades de comprensión por su lenguaje. Combatir esto es el oficio de estos encuentros.Un universo dialógico

Congreso Internacional Cervantes

Escenarios y fronteras de la ficción
Busqueda
Versiones Anteriores
Descargar PDF

portada

Agenda