logo lapalabra24 anos   

 

tema central

Foto: Pedro Prieto desde el laboratorio.

www.elpais.com.co

 

Univalle 70 años

 Un mérito de varias generaciones

El físico Pedro Prieto Pulido, reconocido por su trabajo en muchas partes del mundo, visitó el Consejo de redacción de La Palabra y habló de su larga trayectoria como docente e investigador durante las cuatros decada en Univalle. Ahora es el representante profesoral ante el Consejo Superior y acaba de ser elegido como el representante de los profesores del país ante en CESU (Consejo Nacional de Educación Superior). En los 70 años de Univalle,  su trayectoria es  emblemática de los logros del Alma Mater de los vallecaucanos.

 

 

Por: Equipo La Palabra 

Una vida dedicada a enseñar e investigar

 

“Yo me vinculé a esta institución hace 41 años, o sea que de los 70 años que cumple este año la Universidad  he vivido más de la mitad de la historia de esta institución” cuenta el profesor Prieto.  Los logros de Univalle son fruto del esfuerzo de varias generaciones, pues para él los que crean algo y lo mantienen tienen mucho mérito. “Así que los fundadores de esta universidad, que tuvieron esta visión en un departamento donde era impensable hacer algo académico o científico, por ser tierra caliente y… la mayoría de la gente en este país y, sobre todo de Bogotá, yo hice mi formación en Bogotá,  piensan que todo lo que está por debajo de los 2000 metros son calentanos y entonces no pueden hacer nada, eso es este País. A ustedes, jóvenes estudiantes, les recomiendo un libro, Espárragos para dos leones de Alfredo Iriarte, una fábula muy irónica y divertida que ayuda a comprender a Colombia”.

“Cuando llegué a Univalle – cuenta con emoción - me dije,  voy a hacer mi proyecto de vida aquí. Y lo desarrollé con mucha dedicación. Yo llegué aquí con un pregrado, hice una maestría, hice un doctorado, he hecho dos post-doctorados, he ido a todas partes del mundo, y me quedan muy pocas y ya no quiero ir a otra parte. A la Universidad Del Valle le tengo que agradecer absolutamente todo. Me dediqué a la Universidad.  Jamás en mis 40 años  le he rayado el tablero a una institución ajena a  la Universidad del Valle. No quiere decir que no haya hecho conferencias y cosas por fuera, pero nunca me han pagado, nunca daré algo por una institución que no me haya dado nada, esta Universidad me lo ha dado todo, eso es solamente para indicar que yo tengo real pertenencia. Mi familia se crió en Cali, dos hijos son graduados de aquí: una en química, ahora es profesora en la Universidad de Connecticut, otro en matemáticas, ahora está haciendo un Doctorado en los Ángeles. Los otros dos si fue porque aquí no había Geología, así que se fue a La Nacional, y el otro le dieron una beca en Alemania, entonces está estudiando en Alemania. Y eso para indicar, lo que muchos de mis colegas olvidan y es que las mejores instituciones en educación superior de este país son las públicas, y eso de lejos. Así que formé a mis hijos en instituciones de educación pública, la del Valle primero y la Nacional”.

La investigación

“Algo que aprendí muy rápidamente es que si uno quiere enseñar, uno tiene que intentar enseñar lo que uno sabe y lo que está haciendo, nada más fácil de hacer algo de lo cual uno está enamorado, porque también uno tiene que estar enamorado, en un sentido más general enamorado de lo que  hace. Así que me puse a montar algo que en esta universidad hace 30 o 40 años atrás era muy pero muy incipiente, la investigación. Esa palabra no existía, no se mencionaba en las discusiones,  investigación ¿qué es eso? Inversión, nada. Así que lo que hice fue montar un grupo que aún después de 30 años de creado se sigue manteniendo, que siempre estuvo en las máximas categorías y sigue estando en la máxima categoría, pero con un convencimiento de que hay que perseverar, en la vida siempre hay que perseverar, siempre. Siempre tengo una cosa y es que si algo sale bien a la primera, está  mal, nunca las cosas funcionan directamente así que si algo falla, hay que estar preparado, no para el éxito sino para el fracaso, cuando uno fracasa, le falla algo no puede decir, bueno abandonemos, ¡no! Vuelva a insistir, ya corrigió, ya sabe y va a avanzar rápidamente”.

“Hay una tira cómica que conocen ustedes, el correcaminos ¿Por qué el correcaminos jamás atrapa al pájaro? nunca repite lo mismo, siempre inventa una cosa nueva y eso es un error. Así que eso para ustedes que están jóvenes es  muy importante: nunca desistan, jamás, siempre adelante”.

Cuando regresó de hacer su maestría en la Universidad Nacional,  financiada por Univalle y una fundación Alemana – dice con entusiasmo – “Me traje el equipo de allá, nunca se los devolví y armé un grupo, era una cosa técnica, unas películas delgadas que tienen que ver con materiales, fibra óptica y lo logré, hacer que un grupo de estudiantes estuviera motivado y siempre tuve grupos entre 15 y 20 que están hoy trabajando y, créanme que tiene mérito hacer que muchachos jóvenes estén entusiasmados por eso.  Yo les inoculo el virus de la investigación, el ánimo de hacer algo; eso lo logré y tuve el honor de sacar el primer doctorado de esta universidad, el primero fue un Doctorado en Física y lo hice primero que la Nacional, eso para mí era un reto, y lo logramos”.

“He formado alrededor de unos quince Doctores, cuenta con satisfacción,  todo dentro del grupo de investigación en materiales, en nanotecnología; y claro hay que conseguir ayudas, así que conseguí ayudas internacionales con el Alexander von Humboldt con proyectos grandes. Logré mantener algo que es complicado, en unas áreas  como las que manejo porque se requieren equipos, no es algo que sale de la nada. Así que en ese aspecto realmente me fue bien, me permitió hacer cursos motivantes y siempre he hecho cursos que me ayuden a estar con los estudiantes, es el mayor privilegio que tiene uno como profesor estar con gente joven, no saben lo que eso significa para uno. Les he dicho a los muchachos les cambio mi experiencia por su edad y nadie me ha aceptado eso; y no lo van a hacer, es muy agradable estar con gente joven, uno en cada clase está aprendiendo, no lo notan pero uno está aprendiendo”.

Los 70 años de Univalle

“La Universidad del Valle ha evolucionado muy positivamente, tiene que estar uno desde afuera para verlo, a veces internamente no se aprecia, lo que nosotros tenemos acá como fortalezas. La Universidad Del Valle tomó desde hace más de cuatro décadas  una política que fue muy positiva en aquella ocasión estuvo un poco soportada por las fundaciones, que consistió en formación de profesores al más alto nivel y en eso fue modelo nacional. Así que después de un cierto tiempo resultó con un cuerpo profesoral al máximo nivel, con una máxima escolaridad, la mayor cantidad de doctorados y maestrías y principalmente los profesores son de tiempo completo. Simultáneamente con eso, se han hecho de forma continua inversiones y una política de investigación que realmente también es modelo, aquí fue una de las primeras universidades que creó una vicerrectoría de investigaciones, antes que La Nacional, a nivel de toda la jerarquía y comenzaba a hacerse continuo el apoyo a la investigación, como lo he dicho las carreras de investigaciones son carreras de gran aliento con la gente, porque lo que hace todo esto es la gente, gente preparada, con relaciones, hoy es una  de las primeras universidades del País en este aspecto, en algún momento llegamos a estar segundos en algo que puede sonar odioso, después de la Nacional a la cual no la podemos superar. Hoy estamos entre el cuarto y quinto puesto que también es meritorio, está la de Antioquia, los Andes y nosotros, ahí estamos. Es una cuestión evidente de todo lo que se hizo en estos últimos 40 años, yo creo un poco cuando llegué acá, cuando salieron las fundaciones después de 1971, estábamos bastante dependientes  de ellos. Después de eso poco a poco la Universidad se fue haciendo más independiente”.

“Lo que se hizo en medicina fue espectacular, lo que se hizo en administración todo el desarrollo industrial de esta región parte es de lo que se hizo en la administración de esta universidad. Los desarrollos en ingeniería son evidentes, grupos muy bien catalogados, referentes nacionales, nosotros tenemos algo bien conocido, por ejemplo el instituto CINARA, en aguas, es algo reconocido no local, sino mundial. Así que uno no pude decir realmente que no se ha hecho la tarea, porque sí se ha hecho, por supuesto,  uno siempre puede esperar más, pero uno no se la puede pasar llorando.  Hay muchos campos en los que la Universidad es referente nacional, en las Ciencias Humanas, las Artes, la Educación y en muchas de las ciencias básicas. La Universidad del Valle le ha cumplido a la región, al país y al mundo”.

“El campus de la Universidad del Valle es uno de los mejores del país. Cuando llegué a la Universidad del Valle era un desierto, no había un árbol y ahora cuando traigo personas de otras partes dicen que estoy en un paraíso, a veces no lo notamos, no vemos los árboles, pero vayan a otras universidades y se darán cuenta, ya no tienen medio ambiente”.

Las ciencias básicas

El doctor Prieto habla con mucha propiedad de su campo. Y afirma que en las ciencias se ha avanzado mucho en las dos últimas décadas,  fundamentalmente con la creación de los programas de Doctorado de matemáticas, de química, biología y física; se dio un impulso impresionante a la investigación en ciencias básicas, los resultados son sorprendentes. Tenemos egresados en las mejores universidades de afuera, con desarrollos  súper excelentes.

“Somos el Departamento de Física más desarrollado, con cuatro grupos de investigación A1, no hay  departamentos de otras universidades que tengan cuatro grupos de investigación categoría A1 y con una producción que refleja esas categorías con amplio reconocimiento internacional. En regalías tenemos uno de los proyectos más grandes de este país en relación con la Bioinformática aprobado por el departamento. Dirijo el centro de excelencia en nuevos materiales, uno de los centros con mayor productividad y reconocimiento internacional en el área de Nanotecnología, con una buena infraestructura, por supuesto siempre querríamos tener más, pero se nos ha permitido tener cuarenta estudiantes de doctorado desde ese centro y establecer relaciones con muchas partes del mundo en investigación en ciencias básicas, uno no puede trabajar solo en este momento, con esto debe haber muchas colaboraciones, relaciones con diferentes universidades a las cuales podemos enviar nuestros estudiantes y lograr hacer publicaciones conjuntas, algunas motivadas desde acá y desde afuera. No puedo más que sentirme agradecido con la universidad, pues hoy tenemos una Facultad de Ciencias con la mayor formación y producción de la institución. Me siento orgulloso de lo que se logró hacer en ese tiempo que estuve”.

“La Universidad del Valle es la institución de educación superior con más patentes registradas, siete el año pasado, eso a nivel de Corea es nada, pero al nivel del país es muy meritorio. Alguna de esas patentes ya se está negociando.  Son muchos los logros que está región debe celebrar en los 70 años de Univalle”.

*Lea entrevista completa en la edición virtual de La Palabra. 

Busqueda
Versiones Anteriores
Descargar PDF

portada

Agenda