Cine

  • Imprimir

 

Birdman

O

(La inesperada virtud de la ignorancia)

 FOTO 1w

 

Poster Birdman.

 

Foto tomada de: www.cines.com.

 

 

 

Por: J.S.F

Estudiante de Licenciatura en Literatura

 

Ficha Técnica

Título: Birdman o (la inesperada virtud de la ignorancia)

Dirección: Alejandro G. Iñárritu.

País: Estados Unidos.

Año: 2014.

Duración: 119 min.

Género: Comedía dramática.

Reparto: Michael Keaton, Zach Galifianakis, Edward Norton, Andrea Riseborough, Amy Ryan, Emma Stone, Naomi Watts.

 

“A lot. Exactly. Fuck you. Yes. This doesn't work out for you, you get to go home to your studio pals and jump right back into that cultural genocide you guys are perpetrating. “There’s a douchbag born every minute”. That was P.T. Barnum’s premise when he got rich inventing the circus. And you and your pals know nothing’s changed, and whatever toxic shit you make people are still gonna pay to see it. But, after you’re gone, I’ll still be here. I’ll still be making my living on the stage. Baring my soul. Wrestling with emotions, complex emotions.”

 

                                                 Edward Norton (Mike Shiner) 

 

Birdman ha sido realizada por el director mexicano Alejandro González Iñárritu, con Michael Keaton, entregado por completo a su actuación, en el papel principal;  Edward Norton como antagonista, además de un grupo de actores secundarios, que rayan en la excelencia, respaldando el film. 

Cuenta la historia de Riggan Thomson (Keaton), una antigua celebridad venida a menos, que ganó su fama  interpretando al superhéroe “Birdman”. Esto le hizo merecedor de una etiqueta tanto en su carrera de actor, como en su vida personal. Para resarcirse, y queriendo hacer algo significativo con su vida, decide montar una obra de teatro. Adapta, entonces, el cuento de Raymond Carver “De qué hablamos cuando hablamos de amor”. Es aquí, en los días previos al lanzamiento, cuando se desarrolla una historia donde el humor, el drama y la crítica interactúan de manera extraordinaria para crear la gran película que es Birdman.

La forma en que nos han presentado a Birdman es primordialmente un monumento técnico. Uno de sus mayores atractivos es el “plano secuencia” en que está filmada. Si bien no es un recurso novedoso, ya que lo hemos podido ver antes en películas como La soga (1948) o El arca rusa (2002). Esto le da ese ritmo frenético que vemos a través de toda la cinta. Claro, no es un “plano secuencia” en todo el sentido del término, sin embargo eso no entorpece  a la hora de apreciar el film. Se hace imprescindible mencionar el trabajo del mexicano Emmanuel “Chivo” Lubezki, ganador en dos ocasiones del Oscar; el primero por su participación en “Gravity” −del también directo mexicano Alfonso Cuarón−, y  por Birdman al mando de Iñárritu, con  quien colabora por primera vez.

Su trabajo le da una gran consistencia y fuerza visual a todo el largometraje; una cámara casi hipnótica que no para de moverse por todos los recovecos laberinticos del teatro, de Nueva York, entre tiendas y calles, lugares donde transcurre la historia; fantástica es la escena en la tienda de licores: la utilización de las luces multicolor convierten un suceso banal en una especie de sueño alucinante. La música está a cargo de otro mexicano, Antonio Sánchez. Notas que encajan perfectamente al momento de cambiar de escenarios, una batería (donde Sánchez deja manifiesto su amor por el Jazz) que marca el ritmo de la cinta y acompaña la narración de manera magistral. 

Otro aspecto a recalcar en Birdman es el guión, a cargo de Nicolás Giacobone, Alexander Dinelaris, Armando Bo y el propio Iñárritu.  En él podemos ver claras referencias a la vida de Michael Keaton: su interpretación de Batman en las películas de Tim Burton, allá por el año de 1989, le valieron fama y dinero, y fueron la base para el Boom de las cintas de superhéroes que vivimos hoy. Esto aparece retratado en la película cuando Birdman le reclama a Riggan el abandonar su traje, su verdadero ser. Pero no sólo se desarrolla ese tema: la relación familiar, el quehacer del actor, el papel de la crítica en el arte, la crítica al estilo de vida moderno y al mundo del cine, esto último marcadamente en el personaje de Norton quien se queja del “genocidio cultural” que cometen los encargados de los estudios, al venderle cualquier “mierda tóxica” a las personas, y de cómo, aun así, la gente hace fila para comprarla.

En cuanto a los actores Michael Keaton deja la sangre en el escenario, dándonos un Riggan Thonsom lleno de matices, en frecuente lucha consigo mismo, triste, angustiado, acaso derrotado, personaje usual en el cine de Iñárritu. Edward Norton sirve de complemento ideal interpretando a Mike Shiner; un talentoso actor nada disciplinado, sarcástico, desilusionado por lo que es hoy en día el trabajo de actor; irónico si pensamos que Norton interpretó, en 2008, a un superhéroe. Enormes ambos cuando comparten escena al momento de conocerse y luego en la pelea que tienen, de un patetismo absoluto. Emma Stone como Sam Thomson, hija de Riggan, sobresale en su papel de joven mordaz, enojada con su padre por no estar cuando la necesitaba, hecho que la llevó a consumir drogas. Ahora, luego de rehabilitarse, lo ayuda como su secretaría. Naomi Watts y Zach Galifianakis, cumplen en pequeños pero hilarantes papeles. La primera como una actriz novata con el sueño de triunfar en Broadway; el segundo como el agente de Riggan; es quien lucha con los problemas de la producción y mantiene todo a flote.

El tour de forcé que es Birdman se debe a la tremenda exigencia y al sentido artístico de su director. En su quinta película Alejandro González Iñárritu demuestra toda su maestría; no hay un movimiento, un diálogo, un enfrentamiento entre Riggan y su otro yo que no se analice con ansiosa preocupación. En virtud de ésta minuciosidad narrativa se crea una atmosfera que poco a poco, y sin descanso, nos sumerge en el torbellino alucinante que es Riggan y su inestable vida.

Birdman es una película en la que dirección, actuación, música, guión y fotografía se han acoplado perfectamente para el logro de un extraordinario equilibrio general. Protagonista en los Oscar’s, los Globos de oro, El festival de cine de Venecia, ha ganado a pulso los múltiples reconocimientos recibidos. Una cita imprescindible para todo amante del buen cine.