logo lapalabra24 anos   

Ciudad 2



Contra el hechizo monetario:

II Festival del trueque por el trabajo libre

 

Las palabras  nunca alcanzan, cuando lo que hay que decir desborda el alma. Igual ocurre con las imágenes y los sonidos, que no registran la esencia aurática de una revolución. Diversas palabras, sonidos e imágenes pueden colorear una orgía, crear un lenguaje, eso es el Festival del Trueque, un lenguaje ancestral que brota en el trópico caleño, para resistir, proponer una economía solidaria y danzar en la onda encantada del mándala.



Por: El Zudaca

(Nómada urbano)

 

Advertencia

“Cualquier comuna tiende a la autosubsistencia y a percibir en su seno el dinero como algo irrisorio y, a decir verdad, fuera de lugar. La fuerza del dinero consiste en formar un vínculo entre aquellos que no tienen vínculos, en vincular a los extraños como extraños y, por esa vía, equiparando unas cosas con otras, ponerlo todo en circulación. La capacidad del dinero para vincularlo todo se paga con la superficialidad de ese vínculo, donde la mentira es la regla. La desconfianza es el fondo de la relación de crédito. El reino del dinero debe ser siempre, en consecuencia, el reino del control. La abolición práctica del dinero solo puede  realizarse a través  de la extensión de las comunas”. (La Insurrección que viene. Comité invisible. París – Francia 2.009)


Sonemas, trazos y efluvios de dignidad

La luna siempre ha sido un lugar de ensueño y provocación.  Atmósfera  predilecta para el aquelarre y la conspiración, en nuestra Cali caótica.  Nuevamente  sus destellos volvieron a  inspirar, el pasado 1 de mayo,  la celebración  de un apoteósico brindis libertario de  Salud, trueque y amor, con una nueva versión del Festival del Trueque por el trabajo libre. Una fecha cargada de tantas reivindicaciones contra el voraz neoliberalismo, pero en la Calicalentura, la marcha hegemónica volvió a carecer de sabor y ritmo, de percusión, melodía y armonía, representando la unidad de los dispersos en una eterna y agónica fila india, trazada por los señores oscuros, para cazar inadaptados de la matrix.

Sin embargo, personas de toda índole: jóvenes, adultxs, niñxs y viejxs, colectivos, parches, grupos e individuxs, gente común que hace a diario lo que muchxs otrxs hacen para vivir, estudiar, trabajar, buscar trabajo, hacerle al rebusque o acudir a la solidaridad, se miraron a los ojos, aquella soleada tarde en el parque de lxs estudiantes protegidos por la locura tostada de Jovita Feijoo, como nodos cósmicos de nuestra América estero y pampa, caribe, pacífico y andina, en crisis permanente y con revoluciones de madrugada, donde la muchedumbre y las masas dibujan alegría contra el dolor, el olvido y el escarnio.

 

Encontrarse en el rizoma, para  perderse en la diferencia y levantar la barricada

Somos una red de almas truequeras que tenemos familia, amigos, mascotas, plantas y sueños como muchxs otrxs. Seres diferentes y complementarixs de colores diversos, pensamientos compuestos e ideas conjuntas; pero en especial con un mismo sentimiento que nos aborda: todxs estamos preocupadxs e indignadxs por el panorama político, económico y social que vemos a nuestro alrededor. Nos encontramxs esa tarde élfica en una barricada espontánea de la imaginación y la fantasía, con un sol brillante gracias al conjuro de las féminas festivas, para intercambiar afectos, saberes, semillas de ipomea, frijol cacha, ganja, yuca, violácea. cebollín, girasol gigante del sur, ají dulce y piquin,  libros, plantas como espinaca,  cactus, flor de tomate, sábila, lulo, canciones, cortes de cabello, películas, vinilos,  fanzines, ilustraciones, etc. y trazar un mapa tendedero que señala nuevos caminos de trueque y minga.

Desde una conciencia solidaria y utilizando estrategias de comunicación alternativa, como la radio relajo, se propagó la onda del festival, desde el ciberespacio, la periferia, el andén, y la pared. Las colectividades  amplificaron con sus medios libres y autónomos, un manifiesto sobre su estado de trueque permanente: “Queremos unirnos a la celebración del día internacional del trabajo volviendo a sus raíces de festival pagano y de lucha colectiva. Queremos complementar la marcha que nació tras los hechos violentos en Chicago (1886), esa bella forma por la cual han optado todos los sectores trabajadores en el mundo con desfiles y festivales que discurren por  todas las calles del globo terráqueo! Esta vez con otra premisa, no queremos trabajos que odiamos para comprar cosas que no necesitamos. Nos juntamos muchxs en este encuentro, trabajadorxs formales e informales, subempleadxs, estudiantes, jubiladxs… pero sobre todo gente pensante cansada de los trabajos que el capitalismo nos ofrece, buscamos con ávida solidaridad trabajos que nos liberen, que nos plazcan y nos hagan felices. En nuestra voz, las banderas de luchas no buscan mejores sueldos, o menos tiempo de trabajo o prestaciones de servicios. Esta vez nos juntamos, porque creemos que vivir sin y para el dinero también es posible,  y mejor aún, es necesario y urgente”.

Es por eso que aun Jovita sonríe,  cuando recuerda el flow honesto de Índia blasfemina  por los micrófonos de Radio Relajo: “El trueque es poder relacionarme contigo. Ver las cosas qué haces, verlas bien, de frente y no ponerle un valor, ningún número, ningún pedazo de prócer. Ni  Gaitán,  Nariño, y  Bolívar. Ninguno de esos me dice  cuánto vale cada una de las cosas que me transmites y me expresas con tus manos. Así la hagan en China, así la hagan esclavos. Es la obra de un ser humano que se vende por cualquier centavo, y  ¿entonces qué? estamos todos muertos. Todos con la lengua por fuera, corriendo y jadeando detrás de ese hechizo. Es solamente un conjuro, tenemos que trascender eso. Olvidemos toda la historia, cada una de las personalidades que ponen en las monedas, y los billetes. La vida es comunitaria, es solidaria. No somos héroes no somos protagonistas de novela. Somos todos y no somos nada”. Fire Babylon System.


Bonus Track

Así sonó el festival del trueque:  https://archive.org/details/Festivaldeltrueque

 

 

 

 

 

Un público satisfecho por las claras y apropiadas ponencias es el resultado de cuatro jornadas de argumentación y debate. Un importante ejercicio que posibilitó poner a la luz los cuatro siglos de las Novelas Ejemplares, lecturas actualizadas y la mezcla de disciplinas; cruces interesantes para ampliar públicos y la comprensión de un autor con merecido reconocimiento, quien con su obra marcó el 23 de abril como el Día de la Lengua, el día de Cervantes; pero que enfrenta dificultades de comprensión por su lenguaje. Combatir esto es el oficio de estos encuentros.Un universo dialógico

Congreso Internacional Cervantes

Escenarios y fronteras de la ficción
Busqueda
Versiones Anteriores
Descargar PDF

portada

Agenda