logo lapalabra24 anos   

Critica

Foto Critica

 

 


 

Rebelión de los oficios inútiles

Premio Clarín de novela

 

“Rebelión de los oficios inútiles” es la tercera entrega del proyecto titulado Pentalogía de Colombia, en la cual Daniel Ferreira desea ilustrar a través de cinco novelas la violencia en Colombia durante el siglo XX, el Joven escritor de treinta y tres años obtuvo el XVII premio clarín de novela. Este premio representa un gran logro para las letras de nuestro país.

 

Por Daniel Zapata Villa

 

A finales del 2014 fue entregado en Argentina el premio Clarín de novela, el cual por primera vez fue ganado por un colombiano. Daniel Ferreira ya había publicado novelas como “La balada de los bandoleros baladíes”, Premio Latinoamericano de novela Sergio Galindo, en 2011. Gracias a “Viaje al interior de una gota de sangre” fue galardonado con el Premio de novela Alba Narrativa. Estas dos novelas pertenecen a su proyecto Pentalogía de Colombia, el cual continuó el año pasado con “Rebelión de los oficios inútiles” ganadora del premio Clarín de novela.

Los Jurados de Honor destacaron la “madurez con que está estructurada la novela a través de una trama compleja y profunda, la riqueza individual de los personajes, y la riqueza de recursos que utiliza su autor para entregar una historia trágica, pero a la vez literariamente bella”.

La novela se ubica a finales de los años sesenta y comienzos de los setenta en un pueblo de Colombia. La historia gira alrededor de los recuerdos, las esperanzas, las luchas, las ilusiones, el presente y los objetivos de tres personajes principales, un periodista llamado Joaquín Borja, quien decide tomar las armas después de documentar la opresión que sufren los trabajadores de la construcción de un condominio a manos de Simón Alemán, un latifundista heredero que ha dinamitado un cerro para construir aquel lujoso complejo de casas, al mismo tiempo Anita Larrota, una mujer de setenta y dos años, nativa de la zona, es quien ha decidido encabezar la revuelta cuando Simón Alemán, ya en quiebra a causa de su alcoholismo suspende los pagos de los trabajadores.

Se puede destacar como todo ocurre en medio del caótico y en muchos casos desesperanzador contexto histórico de aquella época en Colombia, en especial cuando se refiere a las fraudulentas elecciones presidenciales de 1970, las cuales sirvieron como detonante para la violencia de dicha época y de igual forma se encuentran presentes en la novela.

Acerca del libro, Daniel Ferreira dijo lo siguiente en la entrevista publicada en la página megustaleer.com.ar “la estructura del libro ofrece tres historias paralelas, la historia de una rebelión cívica, la historia de la represión de esa rebelión y la historia del testigo de esas dos fuerzas desatadas. De manera que es una novela que explora las razones para rebelarse, los métodos de la barbarie legal, es decir la que se ejerce desde el poder contra los ciudadanos que están en contra del poder y una hipótesis personal acerca de los motivos que llevaron a una generación de intelectuales a alzarse en armas movidos por la utopía y por la indignación”.

Como es evidente esta novela se ubica dentro de las que tienen como temática la violencia en Colombia, Ferreira es hijo de este fenómeno y lo vivió en carne propia en su pueblo natal San Vicente de Chucuri, donde, según la entrevista que concedió a Alejandra Rodríguez Ballester del periódico El Clarín cuenta como vio agonizar y morir a dos policías en la puerta de su casa. Acerca de este tema, Ferreira comento lo siguiente a la revistaenie.com de El Clarín “yo necesito curarme del tema de la violencia en Colombia. Necesito sanar mi infancia y mi primera juventud de la tragedia de vivir en una sociedad descocida”.

Más adelante, refiriéndose al mismo tema, admite lo siguiente “era una historia que circulaba en mi pueblo, que referían mi familia y mis amigos. Aquellos personajes eran los héroes de mi infancia. Los recompuse a partir de testimonios, de notas en pequeños periódicos de la época, lo que se conoció en los años setenta como periodismo revolucionario que buscaba señalar los problemas de la sociedad para movilizarla y combatirlos. Con esos indicios construí una suerte de memorial. También fui siguiendo la pistas que explicaban por qué el periodista se radicalizó”.

Daniel Ferreira es un escritor que desea exorcizar los demonios de la violencia, lo hace para poder escribir sobre otras temáticas diferentes ya que, como él mismo afirma cuando habla acerca del papel de su generación en la literatura colombiana “A García Márquez le tocó narrar los mitos fundacionales, el origen de las sociedades, la unión, el mestizaje. A nosotros nos tocó dar cuenta de otro mundo, la proliferación de las urbes, los éxodos, los campos arrasados del siglo XX. Yo pertenezco a la tradición de la novela de la violencia a la que trato de darle una interpretación y un tratamiento estilísticos distintos del de las décadas anteriores”.

Estos resultan ser temas muy delicados para las fibras de los colombianos, es por eso que en estos momentos debemos preguntarnos por qué un escritor como Daniel Ferreira decide no publicar sus obras en Colombia, por miedo a abrir aquellas heridas que recién están empezando a sanar.

Busqueda
Versiones Anteriores
Descargar PDF

portada

Agenda