logo lapalabra24 anos   

50 Años de literatura y cultura para la region

 

pagina10 foto1

 

 

50 años de Literatura y Cultura para la región

 

Por: Redacción La Palabra

 

El actual director de la Escuela de Estudios Literarios, el poeta Julián Malatesta, hace un recorrido por las cinco décadas de la esta escuela y todas la realizaciones en el campo de las letras en la creación, la investigación y la extensión a la ciudad y la región

 

La Escuela de Literatura de la Universidad del Valle, tras cincuenta años de labores académicas, es un referente para la literatura de la región. Hoy goza reconocimiento nacional e internacional. Por sus claustros pasaron importantes escritores e investigadores, cuenta con un lista de importantes publicaciones, ofrece permanentemente una variada y rica programación cultural para la comunidad y es gestora de relevantes iniciativas como la Feria del Libro Pacífico, el Simposio internacional Jorge Isaacs, el Centro virtual Isaacs y el periódico cultural La Palabra, proyectos de mucho impacto en la región y en el país que la destacan como una unidad pionera en el país. Cuenta con un calificado grupo de profesores, en su mayoría doctores de importantes universidades extranjeras, y ya formó a más de 500 estudiantes que se dedican a la actividad docente, la investigación, la gestión cultural, los medios de comunicación y la creación literaria. Sobre el camino recorrido hablamos con su director, el poeta Julián Malatesta.

 

Los inicios

 

¿Cuándo surge lo que hoy conocemos como Escuela de Estudios Literarios?

 

Por iniciativa del humanista Óscar Gerardo Ramos, fundador de la Facultad de Humanidades, quien tenía formación en Letras clásica y era traductor de la literatura griega y latina; en 1964 comenzó los estudios formales en Literatura y dio inicio a la primera promoción de estudiantes, de la cual hicieron parte Gustavo Álvarez Gardeázabal, Amparo Urdinola, Carmiña Navia, Eduardo Serrano, Harold Álvarado Tenorio, Carlos Restrepo, entre otros. Muchos de ellos luego serían profesores y se destacarían como novelistas, ensayistas o poetas. Esta será la marca de nuestra unidad académica, la combinación de la investigación literaria con el oficio de la creación.

 

 

¿Cuáles fueron sus primeros profesores?

 

Como las humanidades apenas iniciaban, los profesores eran un núcleo que historiadores, filósofos y literatos. Se traían muchos profesores extranjeros por intermedio de fundaciones norteamericanas con la Ford, la Kellogg y la Rockefeller y se invitaban profesores nacionales como fue el caso del poeta Jorge Zalamea. Se recuerda mucho a Armando Romero, al profesor americano Stressino, a Sofy Arboleda y a Óscar Gerardo Ramos.

 

 

¿Cuál fue la orientación académico-curricular?

 

La orientación, como lo contaba el doctor Ramos, contemplaba los estudios humanísticos (filosofía, historia, antropología), las literaturas clásicas y las literaturas modernas junto con el estudio de la literatura colombiana y latinoamericana. Vale destacar la importancia de los estudios de la literatura y de la cultura regional. De ahí surge la conformación de la Sección de libros del Valle del Cauca en la Biblioteca Mario Carvajal, un acervo esencial para los estudiantes e investigadores.

 

El paso de Departamento a Escuela

 

 

¿Cuándo se convierte el Departamento de Letras en Escuela de Estudios Literarios?

 

En 1996, durante la rectoría del doctor Jaime Galarza Sanclemente, se decide la creación de la Escuela de Estudios Literarios como una forma de ampliar sus horizontes. Esto permitió la creación de varios énfasis: Literatura y Medios, Estudios de Género, Culturas amerindias y Lengua, Cultura y Literatura Luso-Brasilera. En la reforma curricular que se hizo en 1998 se incorporaron esas áreas, hasta hoy en nuestro plan de estudios.

 

¿Qué significó en esta última fase la constitución de la Escuela?

 

Además de las nuevas áreas ya mencionadas, la Escuela creó grupos de investigación en las mismas e inició una política de extensión para dar a conocer los trabajos de los profesores y estudiantes de la maestría y el pre-grado. Podemos decir que desde 1996 la Escuela dio un salto cualitativo en docencia, investigación y extensión. Y ganó muchos espacios con todas sus realizaciones en la ciudad y la región. Nos abrimos a un diálogo con los más importantes escritores del país, muchos nos visitan para dictar talleres, conferencias y realizar encuentros disciplinarios con nuestros estudiantes. Asimismo con escritores latinoamericanos. Esto lo conseguimos a través de proyectos como la Feria del Libro y el Simposio internacional Jorge Isaacs.

 

La proyección a la ciudad, la región y el país

 

¿Puede destacar algunos proyectos de la Escuela?

 

En primer lugar la labor intelectual de sus profesores en diversos escenarios de la ciudad, la región y el país. Es una política de la Escuela apoyar y patrocinar la participación en todos los eventos posibles.

 

La Feria del Libro Pacífico un evento de región, realizada por Univalle en sus últimas 12 versiones con países invitados (México, Ecuador, Venezuela, Panamá, España, Brasil, Japón, China y Perú), operada por la Facultad de Humanidades y nuestra Escuela, ha sido una excelente oportunidad para divulgar la producción editorial de la región, de poner en diálogo a nuestros escritores, algunos docentes de la Escuela, con los escritores de los países invitados. Ganamos dimensión internacional y establecimos vínculos académicos e intelectuales con esos países. Destacaría la aprobación del Instituto Confucio con sede en Univalle por parte del Ministerio de Educación de China, fruto de la invitación de este país a nuestra Feria.

 

El Simposio Internacional Jorge Isaacs, coordinado por la Escuela en sus 9 versiones, es un espacio de diálogo multidisciplinar de la mayor significación académica e intelectual. Más de 100 escritores, historiadores, antropólogos, artistas e intelectuales del país y de los países invitados a la Feria del Libro Pacífico han participado de un evento dedicado a reflexionar sobre puntuales y álgidos asuntos de la cultura y de la historia de América Latina. El primer Simposio lo dedicamos a Jorge Isaacs: el creador en todas sus facetas, memorias publicadas en libro y en edición virtual en el Centro Virtual Isaacs, una iniciativa que tuvo su origen en este certamen.

 

El Centro Virtual Isaacs, un portal para la difusión de la cultura del Pacífico, es un proyecto para rescatar las diversas manifestaciones de la cultura de la región – literatura, cine, artes, historia, música, gastronomía, patrimonio histórico y tradiciones – y así divulgar la memoria cultural a los más amplios públicos. Esta es una iniciativa pionera en Colombia, una de las páginas culturales más visitadas del país

 

Vale destacar que nuestra escuela, realizó un evento de dimensión continental como el Congreso de literatura latinoamericana “JALLA” en el 2012 al cual asistieron 850 investigadores de todo el mundo.

 

¿Cuáles han sido los proyectos de publicaciones realizados por la Escuela?

 

Este es quizá nuestro aspecto de mayor énfasis en los últimos años. Mantenemos nuestra revista que ya cumple más de 25 años, Poligramas, publicamos varias colecciones de diverso carácter e interés: Las tesis laureadas y meritorias de los estudiantes de la Maestría en Literaturas colombianas y latinoamericanas, los resultados de la investigación de los profesores, dos colecciones en la serie la tejedora como denominamos el proyecto editorial, Cuadernos de la Maestría, donde difundimos los trabajos más significativos de nuestros estudiantes de posgrado, financiamos y respaldamos institucionalmente una revista de los estudiantes de pregrado: Lexikalia. En el ámbito de la creación proyectamos a nivel nacional dos grandes colecciones con la participación de escritores y poetas de la región y del país. Una dedicada a la poesía, 15 libros de poemas dentro de la colección Las ofrendas, 15 libros de narrativa en la colección El solar

 

El aporte de los estudios literarios para la región.

 

¿Qué destacaría como aporte a la región?

 

Dos elementos me parecen de suma significación, una suerte de combinación entre la dimensión teórica y la creación. Nuestros profesores se ocupan de estudiar e indagar sobre las culturas que le otorgan identidad al continente americano y en particular a nuestro país, estudios hechos a través de un juicioso análisis de las obras literarias, intervienen también en el corpus conceptual de aquello que podemos denominar literario, lo abordan desde diversos enfoques teóricos. En el ámbito de la creación muchos de nuestros profesores son narradores, novelistas y poetas, con un buen reconocimiento regional y nacional, lo que propicia vigorosos procesos de intercambio y de participación en eventos nacionales y latinoamericanos.

 

¿En la escuela se han formado muchos escritores?

 

La formación de escritores es parte de la tradición de la Escuela de Estudios Literarios. Desde los primeros semestres nuestros estudiantes participan en talleres de escritura creativa donde se aplican en la práctica de los diversos géneros narrativos y en la poesía. Para el conjunto de la Universidad, nuestra propuesta es la misma, siendo tal vez la de mayor significación, el Taller de periodismo literario del periódico la Palabra, donde los estudiantes de muchas carreras aprenden la escritura de la crónica, la noticia, la reseña y otras labores propias del periodismo cultural.

 

 

 

 

Busqueda
Versiones Anteriores
Descargar PDF

portada

Agenda