logo lapalabra24 anos   

Cátedra Jesús Martín Barbero, una apuesta por construir Univerciudad

 

 

Ciudad2



Cátedra Jesús Martín Barbero, una apuesta por construir Univerciudad

 

En abril,  el pensamiento crítico se hizo escuchar en Cali, con  la celebración del Ier encuentro de la Cátedra Jesús Martín Barbero, un renovador espacio de discusión y formación,  que desde una vocación latinoamericana y como una red diversa, quiere alentar y acompañar iniciativas de acción social y política, con la ciudadanía desde sus culturas cotidianas, para tejer proyectos de ciudad y de un país posible para tod@s.

 

Por Harold Pardey Becerra

(Comunicador Social egresado de la Universidad del Valle)

 

Polaroid intelectual

 


“Todo lo que sabemos, lo sabemos entre todos “

Anarquista andaluz

 


“Esta cátedra no es para masturbarnos académicamente, es para ayudar a que este país pueda  realizar sus sueños, y pueda ser lo que realmente se merece, más allá de todas las putas guerras que le ha tocado vivir”.
Así de honestas y explosivas, fueron las palabras  utilizadas por el maestro Jesús Martín Barbero, cuando las partículas nocturnas asomaban su rostro en el auditorio Ángel Zapata de la Biblioteca, el lunes 8 de abril,  y se  inauguraba oficialmente este espacio académico. Un  público heterogéneo y  concurrido, escuchaba con profunda atención, como el fundador de la Escuela de Comunicación Social  de la Universidad del Valle, expresaba su optimismo esperanzador frente a la actual era digital, con las dinámicas democratizadoras que propone el internet, desde las inteligencias colectivas y redes colaborativas, para soñar, crear e investigar con gentes de diferentes países, que es la ruta por seguir en el contexto de la mundialización de las culturas.

 

Génesis

La Cátedra tiene su origen en el 2012 como iniciativa al interior de  la  Universidad del Valle, para poner juntos a pensar a los colombianos desde diferentes horizontes y disciplinas,  reivindicando a nuestra América Latina, como vorágine de pensamiento, desde su riqueza e innovación alrededor de los estudios de las Ciencias Sociales, proponiendo un nuevo modelo de investigación con lo que ocurre en la ciudad, en educación, salud, cultura, y renovación urbana,  desde una verdadera política inclusiva que tenga en cuenta a la gente, donde existan confianzas mutuas para avanzar en la praxis cotidiana y festiva de Cali.


Al respecto Barbero, es enfático al afirmarSe trata de convencer a la Universidad que hay que meter país real en su agenda, donde el país es mucho más ancho que el mapa laboral que nos hacen las empresas. Hay que luchar contra toda la exclusión que impone ese mercado laboral, empezando por los comunicadores. Hoy día lo que quieren los periódicos, la radio y  sobre todo la torpe, triste y estúpida televisión que tenemos, es gente que no necesite pensar, sino hacer  técnicas,  tanto físicas como manuales, pero ¿dónde está el país en la televisión? No nos engañemos, va por otros lados, de toda esa mascarada, de toda esa escenografía teatral, de nuestros noticieros (…) A mí lo que me importa es que haya comunicadores que se la jueguen,  porque haya un poquito más de país en los medios, de país real en términos sociales, políticos y culturales, con imaginación, creatividad e innovación “.


La Cátedra está siendo organizada, por la Vicerrectoría académica, la Facultad de Artes Integradas, la Escuela de Comunicación Social y el Doctorado Interinstitucional en Educación-IEP, para que las ideas vuelvan a recuperar su fuerza original: reconectar la universidad con dinámicas locales e internacionales desde procesos de formación, para no caer en la trampa discursiva de la retórica academicista y narcisista, que fragmenta los saberes en fronteras y nichos especializados, que no siempre dialogan de forma horizontal con el alma  popular del tejido urbano, paisaje que suele mutar por los diversos usos y consumos tecnológicos, y las prácticas estéticas y artísticas en el espacio público, de sus habitantes.

    
Sensibilidades, estéticas y ciudadanías: retos contemporáneos para la universidad


En su primera sesión, la cátedra tuvo como invitados especiales  a los profesores  Micael  Herschmann y  Pablo Alabarces, reconocidos investigadores de Brasil y Argentina, quienes con sus aguzadas, lúcidas y en algún momento frenéticas y divertidas conferencias:“Juventud, espacialidad y la experiencia sensible de la música en los espacios públicos de Río de Janeiro en los principios del siglo XXI, y  “Textos populares y prácticas plebeyas: “aguante”, cumbia y política en la cultura popular argentina contemporánea”,  involucraron al auditorio en una cartografía actual y renovada de los estudios de comunicación, cultura y sociedad en la Universidad pública del eje sur/oriental de América Latina.

Micael Herschmann es historiador, Doctor en Comunicación y profesor asociado del programa de postgrado en Comunicación de la Universidad Federal de Río de Janeiro. Actualmente es investigador nivel 1 del CNPq y coordinador del Núcleo de Estudos e Projetos em Comunicação da ECO/UFRJ.


Sus últimos libros publicados son: Entretenimento, Felicidade e Memória –forças moventes do contemporâneo (Editora Anadarco, 2012); Comunicação e Territorialidades– Rio de Janeiro em cena (Editora Anadarco, 2012); Nas bordas e fora do mainstream musical (Editora Estação das Letras e das Cores, 2011); Indústria da Música em Transição (Editora Estação das Letras e das Cores, 2010).

Pablo Alabarces es Licenciado en Letras (UBA), Magister en Sociología de la Cultura (UNSAM) y Doctor en Sociología (University of Brighton, Inglaterra). Es Profesor Titular de Cultura Popular de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, en la que dirigió su Doctorado entre 2004 y 2010, e investigador principal del Conicet.


Ha sido profesor visitante en diversas universidades en la Argentina y en el exterior (en Brasil, México, Colombia, Uruguay y Gran Bretaña). Entre sus libros se cuentan: Fútbol y Patria (2002, publicado en Alemania por Surkamp en 2010), Hinchadas (2005), Resistencias y mediaciones. Estudios de cultura popular (2008, con M.G. Rodríguez), 6-7-8: la construcción de otra realidad (2010, con M. J. Olivan) y Peronistas, populistas y plebeyos. Crónicas de cultura y política (2011).

En ambas disertaciones fuimos invitados a realizar relecturas de nuestras comunidades a  través de las prácticas performativas y los discursos conflictivos, alternativos y subalternos de la periferia, que están provocando las nuevas sensibilidades que emergen en ese territorio de intersección entre las culturas populares y de masas, desde campos de estudios recientes en América Latina, como la trivialización futbolera de los hinchas y fanáticos en las barras, las sonoridades y sensorialidades visuales y táctiles  del hip hop, el funk y la cumbia villera, que agencian los jóvenes con sus prácticas estéticas y culturales, como lenguajes profundamente vitales y creativos, que dan cuenta de fracturas y problemas sociales. Asistimos  a nuevos espacios y reveladores lugares  del sensorium urbano, con  otros actores que ocupan y semantizan el espacio público, dibujando un palimpsesto que enriquece y dota a la ciudad, de nuevas ciudadanías , que como bien señala Jesús Martín Barbero, dan cuerpo a los ritmos del pueblo, y ponen rostro los gestos y figuras de las gentes del común.


La Cátedra Jesús Martín Barbero, fue inaugurada para  “alentar un pensamiento y una investigación que se hagan cargo del sensorium que emerge en las nuevas ciudadanías hoy, esas ciudadanías mestizas en las que, según María Teresa Uribe de Hincapié, se expresa la tensión entre las regiones, donde la cultura es densa y fuerte-incluida la cultura política- y lo nacional artificial y hueco, tanto cultural como políticamente “.


Agradeceríamos entonces que ella, efectivamente dialogará  con el flow, la poesía y la conciencia de la música que brota de los MCs que rapean con los loops, samplers y scratches que fabrican los DJs pinchando discos en los tornamesas, y paralelamente la danza acrobática de los break dancers marcan el compás multicolor de los aerosoles de los graffiteros que dibujan metáforas de universos juveniles contenidos en la ciudad, en esa otra Cali invisible, imaginada, sentida y recreada en la combinación de diversas sensibilidades y expresiones culturales contemporáneas, como el barrismo social, las radios experimentales y performativas, el arte urbano y demás sincretismos de lenguajes que propician las generaciones más jóvenes de la periferia de nuestra urbe tropical, y en ella vislumbramos lo que Jesús Martín Barbero denomina  como el surgimiento de culturas desterritorializadas. El maestro sostiene que mientras  hasta hace poco se era colombiano o anticolombiano, hoy nuestros hijos son indígenas de culturas que no son colombianas ni anticolombianas, densamente mestizas, hechas con pedazos y restos de las culturas locales y de las de otras muchas partes del mundo. Expresadas en los modos de hablar y de vestirse, en la música que hacen u oyen, en las grupalidades que conforman y en los modos de relacionares con la tecnología audiovisual, esas culturas remiten a nuevas sensibilidades que resultan del cruce entre la hegemonía del movimiento globalizador y las fuertes pulsiones de reterritorialización de la vida cotidiana


Es el tiempo de las redes y los trueques de saberes, y como bien sentenció Pablo Alabarces: “v El retorno de las culturas populares  en  las ciencias sociales latinoamericanas”, pero mixturadas en  nuevos espacios públicos, tanto en la calle  como en el internet, donde los jóvenes son protagonistas y poseedores de saberes, de lógicas, de éticas, de estéticas y de sensibilidades propias y diversas, condicionadas por razones de clase, de género, de procedencia regional y étnica. Sus culturas son construidas en permanente tensión con el universo de sentido propuesto por el sistema dominante, utilizadas a veces a manera de resistencia y de defensa, otras a manera de franca oposición y otras más como una alternativa de vida y propuesta de una nueva sociedad. Aunque cabe aclarar que los jóvenes además de construir sus culturas como formas de resistencia, ellos también se adecuan, integran y se apropian de las lógicas ofrecidas por las políticas culturales del establecimiento. Somos todo un mapa por comprender. Un laboratorio por ensayar.


Coda

El cierre de esta primera jornada estuvo a cargo de  un panel de investigadores  de las universidades colombianas ( Eafit, Surcolombiana y Nacional) que  discutieron alrededor de las demandas sociales a la Investigación y a la docencia en comunicación y periodismo, dejando un grato sabor en el paladar de todos los asistentes, por la conciencia colectiva que se empieza  a  articular, desde un lugar fundamental como la comunicación, y que no se agota en los medios, y es transversal a todo proceso de lucha y transformación.



Más información, visita http://comunicacionsocial.univalle.edu.co/index.php/streaming-2/

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

Un público satisfecho por las claras y apropiadas ponencias es el resultado de cuatro jornadas de argumentación y debate. Un importante ejercicio que posibilitó poner a la luz los cuatro siglos de las Novelas Ejemplares, lecturas actualizadas y la mezcla de disciplinas; cruces interesantes para ampliar públicos y la comprensión de un autor con merecido reconocimiento, quien con su obra marcó el 23 de abril como el Día de la Lengua, el día de Cervantes; pero que enfrenta dificultades de comprensión por su lenguaje. Combatir esto es el oficio de estos encuentros.Un universo dialógico

Congreso Internacional Cervantes

Escenarios y fronteras de la ficción
Busqueda
Versiones Anteriores
Descargar PDF

portada

Agenda