logo lapalabra24 anos   

Gustavo Cerati, entre la búsqueda y el encuentro

pagina9 foto1

Gustavo Cerati, entre la búsqueda y el encuentro

Decir adiós a tiempo es crecer cuando ya no queda nada que desear

 

Gustavo Cerati fue un hombre que consagró su vida a la actividad artística, destacándose como un notable autor, compositor, guitarrista y cantante. El redefinió la palabra libertad, dando rienda suelta a su locura, esfuerzo y el ánimo constante de búsqueda se rehízo y recupero su esencia, “Es lindo presentar una cosa como a uno le gusta” decía

 

 

Por: Rene Alejandro Salazar Jiménez

Estudiante de Licenciatura en literatura

 

 

Gustavo Cerati como buen argentino disfrutó del mate y del futbol, declarado hincha de “La Academia”, el Racing Club de Avellaneda, en 1996 al respecto dijo: “Soy de Racing. Pero poco fútbol, porque tuve mucha decepción durante mucho tiempo”.

 

Eximio lector de Jorge Luis Borges, Cerati cultivó un Ars Poética muy alejada de lo cotidiano. Javier Soto Cárdenas, Profesor de Historia y Geografía de la Universidad de Talca, en su ensayo “El imaginario literario de Jorge Luis Borges en las letras y música de Gustavo Cerati”, rastreó las referencias a la Teoría del Big Bang y de la Mecánica Cuántica que Borges representó en su cuento El Jardín de los Senderos que se Bifurcan.

 

Este imaginario fue influyente en las composiciones musicales de Gustavo Cerati, tanto en términos argumentales como estructurales. En la canción “Aquí y Ahora (Los primeros tres minutos)” del disco Bocanada notamos aquellas referencias: “sigue el curso de agua, que nos lleve donde nunca fuimos, por senderos que se bifurcan, por mundos paralelos. En los primeros tres minutos se hizo el universo, precisamente todo está pasando aquí y ahora”.

 

La heterogeneidad de la propuesta musical de Gustavo Adrián Cerati Clark, es producto de la curiosidad de un genio inconforme por antonomasia: “El arte te da la posibilidad de mentir, de imaginar, de cambiar los esquemas. Ojalá me animara a mucho más de lo que me animo. De eso se trata ser artista: de animarse, de ser cara rota, pero con talento”.

 

Cerati marcó con Soda Stereo un antes y un después en la historia del rock en español, al iniciar su carrera en solitario se propuso explorar sus insondables elucubraciones desde la música Electrónica y Sinfónica. En “Amor Amarillo” de 1993, se acercó al sonido Pop con el uso del sampler y secuencias computarizadas. En “Bocanada” de 1999, mezcló pop, rock y música electrónica, en el 2001 con “11 Episodios Sinfónicos” matizó las armonías de conocidos temas de Soda Stereo y de su carrera como solista con una instrumentación sinfónica y arreglos orquestales creando una estética Sinfónico-Pop.

 

En “Siempre es hoy” del 2002, Cerati experimentó con el pop, el hip hop y el rock. En 2006, lanzo “Ahí vamos”, en él los samplers cedieron su lugar a las guitarras, las licencias sonoras a las canciones directas y la experimentación a la firmeza pop. Al respecto de su evolución musical opinaba: “La música es una cuestión dinámica, como el hombre; qué sé yo, es parte de la cultura, y si se muere la música, se muere el hombre”.

 

¿Por qué Gustavo Cerati?, sencillamente porque fue un genio, pero más allá de este hecho fue un alma grande, acerca de ellas muy acertadamente Descartes decía: “Las almas más grandes son tan capaces de los mayores vicios como de las mayores virtudes” y esos derroteros contrastaron la vida del hijo de doña Lilian. En abril de 2010 expresó en entrevista concedida al diario argentino El Clarín: “Muchos mitos se cayeron, muchos mitos se siguen construyendo, uno no tiene ganas de andar alimentando mitos ni yo tengo ganas de morirme como se murieron algunos”.

 

Cerati no fue apolítico, Soda Stereo surgió en los ochentas, como una voz esperanzadora luego de las decepciones y derrotas de los años del Proceso Militar y la guerra de las Malvinas, toda una generación en Argentina creció escuchándoles, como respuesta a aquel histórico momento quedó “La ciudad de la furia”. “Nuestro futuro depende de cómo entendamos el pasado” decía.

 

Pipe Bravo, guitarra y voz del grupo de Rock caleño Superlitio opinó acerca de Cerati: “Gustavo, tanto en Soda Stereo como solista siempre tenía algo más para mostrar, para innovar. La música es también una constante búsqueda para quien la interpreta, aún si ya tienes éxito con una fórmula, se tiene que atrever a cambiarla. Cerati era sin dudas un gran músico, gran guitarrista, gran cantante, escribía muy buenas letras y aparte se involucraba en muchos de los aspectos de la producción, siempre será recordado como un referente y un maestro para mí”.

 

Cerati recorrió luego de decir “Chau Soda” el agreste terreno del cambio casi camaleónico desde el paroxismo al llanto, en pro de rehacerse musicalmente. Como solista afronto todos los riesgos y los redujo a cero, así hizo posible que propios y extraños reconocieran que no habrá otro como él, tras el fanatismo o el reproche consiguió que gran parte de Latinoamérica le otorgase un "Gracias Totales".

 

“Muchas veces uno intenta ser creativo y se exprime de manera emocional. Y aun cuando no lo vive, se inventa una situación de melancolía, presión, dolor. En esta etapa, el desafío pasó por crear algo desde un lugar de disfrute y, al mismo tiempo, no perder profundidad. No estoy en contra de lo frívolo por lo frívolo en sí. Lo que estoy diciendo es tan profundo como clavarme un puñal. Es doblemente valioso, para mí, poder escribir sin crearme un ambiente de insatisfacción. La verdad es que estoy disfrutando mucho, y todo eso de la crisis no sé por dónde irá”.

 

 

 

 

Busqueda
Versiones Anteriores
Descargar PDF

portada

Agenda