A Touch of Sin

  • Imprimir

 

Cine2

A Touch of Sin

Director: Jia Zhangke

Guión: Jia Zhangke

País: China

Año: 2013

Duración: 120 minutos

 

 

   

 

Por: Luis Fernando Cruz

El nuevo filme del director chino Jia Zhangke es, por momentos, una exploración brillante de la violencia y corrupción que consume a la China contemporánea; también, por momentos, es una atrevida y poética historia de personajes que son llevados al límite. Pero esos momentos de altibajos se deben a una simple razón de estructura: la película está basada en un conjunto de cuatro hechos reportados de la Weibo, una red social de ese país. Los cuatro relatos independientes narrados en la película se enfocan en personajes de la provincia y retratan esa otra cara del régimen chino que ellos no exhiben a placer, hechos que empujó la película hasta el punto de ser prohibida tras no pasar los controles de censura institucional.

 

A Touch of Sin, en su primer relato, el cual se erige como el más logrado, se centra en un líder minero exasperado por la corrupción de sus dirigentes que decide tomar la justicia en sus manos. Dahai, un hombre ordinario, indignado y cuestionado sobre el proceder y las intenciones de los jefes del pueblo, decide no esperar más y, sin adoptar una posición cautelosa, lanzarse a las respuestas sobre los abusos a su comunidad. De esta forma se da inicio a un brillante estudio de relaciones de poder, donde un hombre ordinario capaz de comprender que su posición, si fuera distinta, probablemente también estaría manchada por la corrupción, pero en ese instante las constantes humillaciones recibidas le dan la razón y lo obligan a ir directamente por los culpables, acciones que inevitablemente concluirán con un baño de sangre.

 

Así, esta historia inicial pasa a ser el momento más alto del filme, dejando un punto muy alto tanto es estética como en interpretación, y su final marca la caída de una película que no es rescatada jamás por ninguna de las diversas historias que la componen a continuación: un migrante que descubre las posibilidades infinitas de cargar y usar un arma; una joven recepcionista de un baño público que mantiene una relación con un hombre casado es conducida a un estado límite al ser abusada por un cliente; y por último un joven trabajador de fábrica que va de un trabajo a otro conociendo todas las circunstancias degradantes que existen en una sociedad desigual.

 

El resultado final es una pérdida de fuerza en la narración, pero la película se convierte entonces en un interesante documento que expone la inestabilidad y el sufrimiento hacia donde pueden ser empujadas algunas personas debido a las enfermas circunstancias de su entorno.

  

Un público satisfecho por las claras y apropiadas ponencias es el resultado de cuatro jornadas de argumentación y debate. Un importante ejercicio que posibilitó poner a la luz los cuatro siglos de las Novelas Ejemplares, lecturas actualizadas y la mezcla de disciplinas; cruces interesantes para ampliar públicos y la comprensión de un autor con merecido reconocimiento, quien con su obra marcó el 23 de abril como el Día de la Lengua, el día de Cervantes; pero que enfrenta dificultades de comprensión por su lenguaje. Combatir esto es el oficio de estos encuentros.Un universo dialógico

Congreso Internacional Cervantes

Escenarios y fronteras de la ficción