logo lapalabra24 anos   

Una lúcida lectura de La Ceiba de la memoria

 

Critica 2

   

Una lúcida lectura de La Ceiba de la memoria

 

En buena hora hace tránsito a libro una excelente tesis de maestría en  Literatura Colombiana y Latinoamericana, “La ceiba de la memoria: nueva expresión de la Novela Total”, de Kevin Alexis García. Ahora con el titulo Raíces de la memoria. Ficción y postmodernidad en la narrativa de Roberto Burgos Cantor, publicado por el Programa Editorial de la Universidad del Valle.

 

Por: Darío Henao Restrepo

Profesor Titular de la Escuela de Literatura

Univalle

Tuve la feliz oportunidad, antes de que La Ceiba apareciera impresa, por acaso, de leer el manuscrito en el apartamento-biblioteca donde se recluye a escribir Alfonso Múnera en Cartagena y en el que muy gentilmente me hospedó un par de semanas a finales del 2006. Estábamos ante una obra de aliento, de madurez, que volvía sobre la esclavitud en el siglo XVII con una mirada contemporánea, con hondas resonancias sobre nuestro presente. Apenas salió impresa, en febrero de 2007, no dudé en incluirla en mi curso de maestría de Historia y Ficción y en invitar ese año a Roberto para hablar de la novela en las Jornadas de Literatura que organiza la Escuela de Literatura en el marco de la Feria del Libro Pacífico. El mejor y más elaborado resultado de las lecturas que hicimos en el curso es esta tesis convertida en libro de Kevin García, sin duda, una lúcida interpretación de un texto tan rico, complejo y poético como La ceiba de la memoria.

 

La primera virtud que destaco en este ensayo es el juicioso proceso de ir  desmenuzando el texto desde su interioridad hacia una exterioridad encarnada en su recepción personal y la de otros, una tradición literaria, las intencionalidades del autor, sus búsquedas y toda su genealogía creativa. Este fue el punto de mayor insistencia en el diálogo que sostuvimos con Kevin mientras adelantaba su trabajo. La novela fue leída con mucho cuidado, desmontada en su estructura, tramas y personajes, lo que permitió y fundamenta esta lectura tan sugerente y lúcida, eso que Goethe llamaba el talante sincrético de toda lectura a fondo de la obra literaria, “que enjuicia disfrutando y disfruta enjuiciando”. Proceso que no es otra cosa que el conocimiento de toda la concretización estética de la obra gracias al análisis de una experiencia estética plena realizada sobre la misma. Desde un comienzo, Kevin es consciente del reto asumido: “Uno de los pilares de la vida de la novela como expresión artística descansa sobre la condición inacabada de las teorías literarias para explicarla. Su naturaleza creativa, su poiesis, se alimenta de la permanente posibilidad de expandir las leyes de la ficción, de transformar sus propias cartografías y crear permanentemente mundos nuevos con leyes propias”.

 

Con esta perspectiva se iluminan la historia de la resistencia de los esclavos en siglo XVII que la novela metaforiza en Benkos Biohó y Analia Tu-Bari; los universos novelescos que la preceden, las preocupaciones y búsquedas estéticas de Roberto Burgos; la intertextualidad con otros textos que han sido fundamentales, como el libro del padre Alonso Sandoval De Instauranda Aethiopum Salute publicado en 1627, único testimonio impreso al cual hay que recurrir para conocer el origen, costumbres, ritos y resistencia de los negros, de lo cual Sandoval fue testigo de excepción desde su conventos cartagenero; la poesía de Aimé Cesaire, en especial su libro, Cuaderno de un retorno a la tierra natal y la de Derek Walcok;  la obra de Alejo Carpentier o la narrativa y las reflexiones filosóficas de Ernesto Sábato. Fuentes textuales con las que dialoga La Ceiba, que Kevin escruta en su lectura y con lo  que nos muestra todo el entramado de La ceiba del cual va derivando la interpretación del texto.

 

A la vez que ahonda con sumo detalle en cada uno de los elementos que la caracterizan, la sitúa en múltiples contextos literarios, los cuales presenta como aportes para futuras historiografías. Asimismo, la lectura se enriquece en el diálogo con académicos nacionales que escribieron las primeros artículos y ensayos sobre La Ceiba, avizorando horizontes de lectura y presentando a partir de ellos sus nuevos aportes. Kevin García argumenta una tesis: La ceiba de la memoria es una nueva expresión de Novela Total, y la argumenta con propiedad valiéndose de las teorías que al respecto presentaron Mario Vargas Llosa y Ernesto Sábato.

 

Vale también destacar el uso apropiado de diversos conceptos como polifonía, metaficción, heteroglosia, novela histórica, autoconciencia, posmodernidad, al tiempo en que propone sus propios conceptos como Subversión del acto fallido, Relevos del narrador y Novela traslúcida. El apartado La escatología como conciencia de autor, en el cual sostiene que la conciencia de Burgos se plasma en el tratamiento escatológico de los escenarios y espacios de la obra, demuestra una mirada cuidadosa para llegar a un gran hallazgo. Igualmente, son importantes los hallazgos que hace en fuentes primarias como la obra De Instauranda Aethiopum Salute, publicada por primera vez en 1627, en la cual encuentra situaciones que serán recreadas por el autor de la novela.

 

Sugerente y revelador es el un diálogo que establece  con la cultura y las tradiciones literarias que propicia la obra, con escritores ya señalados como Walcott, Carpentier, Sábato, Cesaire, Vargas Llosa, lo que enriquece la valoración de la novela y coloca a Roberto Burgos dentro de una poderosa corriente intelectual y literaria de las Américas.

 

Estamos, pues, frente a un  libro sólido en lo conceptual, lo escritural y en lo analítico, con una rara virtud en este tipo de trabajos, que su autor al mismo tipo que “disfruta enjuiciando” reflexiona sobre el oficio crítico que desempeña a lo largo de su investigación.

 

 

 

Un público satisfecho por las claras y apropiadas ponencias es el resultado de cuatro jornadas de argumentación y debate. Un importante ejercicio que posibilitó poner a la luz los cuatro siglos de las Novelas Ejemplares, lecturas actualizadas y la mezcla de disciplinas; cruces interesantes para ampliar públicos y la comprensión de un autor con merecido reconocimiento, quien con su obra marcó el 23 de abril como el Día de la Lengua, el día de Cervantes; pero que enfrenta dificultades de comprensión por su lenguaje. Combatir esto es el oficio de estos encuentros.Un universo dialógico

Congreso Internacional Cervantes

Escenarios y fronteras de la ficción
Busqueda
Versiones Anteriores
Descargar PDF

portada

Agenda