logo lapalabra24 anos   

Los lugares que solían estar lejos se han ido: Notas breves sobre un pájaro tibetano

 

Pag17 1 Mus

  

 

Los lugares que solían estar lejos se han ido:

Notas breves sobre un pájaro tibetano

 

Autora de tres álbumes notables: La llorona publicado en 1997, The living road en 2003 y Lhasa del 2009. Cantó en tres idiomas; español, inglés y francés. El reconocimiento de su música se ha originado en especial en Europa. Murió en Montreal el 1 de enero del 2010.

                   

 

Por: Jimena M.

Estudiante Lic. Literatura

Mexicana-estadounidense. Nació el 27 de septiembre de 1972 en una ciudad al este de la ciudad de Shandake, en el condado de Ulster, New York. Than this it's my home /And the places I used to be/ far from are gone. Su madre la llama Lhasa a razón de unas lecturas que realizó del libro Tibetano “Origen de la muerte”; el nombre la encanta, y la unión de ambos, padre de apellido Sela y madre quien propone el nombre de la capital Tibetana, da origen al Lhasa de Sela. Nací en playa de mar y arena, bajo la sombra de un payande.

 

El inicio de su carrera musical fue exitosos, dando a conocer sus primeros álbumes, con su recorrido por varios países latinoamericanos; encontró su ritmo propio. Algunas cosas se originaron de forma imperceptible. Al desarrollar cáncer no pudo continuar la gira Europea que tenía programada para el otoño del 2009. Sus tres álbumes continúan en el giro casi eterno de la reproducción. Algunos quedaron en la espera de una próxima salida; grabar algunas versiones de Víctor Jara y Violeta Parra, y así retornar al idioma de su canto inicial. Algunos proyectos permanecen vigentes, otros han quedado en el recuerdo placentero de la palabra. La capital femenina no ha regresado del encuentro. Tíbet la ha reclamado como ombligo, como nombre. Lhasa escucha desde el hueco fecundo de tierra el canto del pájaro, y dice con sus ojos siempre filo: Mírenme, a la vida llego ya.

 

“Me hablan con voz cosmopolita, me dicen que el ayer era frontera, me hablan con la torre de babel entre las cuerdas como el cilindro de una flauta dulce”. De padres distintos; Madre fotógrafa y Estadounidense, Padre profesor de literatura y Mexicano. Su infancia y adolescencia transcurre en trashumancia; vive en el interior de un bus rodante y se educa a través de sus padres quienes le imparten cátedra con la normal intensidad escolar. A los trece años inicia su carrera musical como interprete en bares, a los diecinueve viaja a Montreal en donde inicia la preparación de su primer álbum, a los veinticinco da a conocer La llorona, grabado exclusivamente en español, a los treintaiuno publica The living road, compuesto por canciones en inglés, español y francés, y a los treintaisiete da a conocer su último álbum titulado Lhasa.

 

Algunas canciones se recuerdan de memoria; la contradicción femenina, la desazón ante el encuentro amoroso y la esperanza percibida solo en el murmullo retrasado. “No necesitó cantarle a un país, o una comunidad patriota”. No tuvo tierra, ni escuela, ni traje. Cantó lo que quería y vivió ante el mundo como el pájaro. Dijo, en el teatro necesario de su época con voz mexicana y palimpsesta, en su primer álbum de tono plañidero: “aunque mi vida esté de sombras llena, no necesito amar, no necesito”. También dijo acerca de su trabajo: “la belleza y la tristeza iban juntas porque estaba buscando hacer la cosa más bella que podía dar el mundo”. Las once canciones de las cuales se encuentra compuesto el álbum, exploran la belleza del amor y de la vida a través de un sentido nostálgico y triste.

 

Otras, especialmente de los dos álbumes, The living road y Lhasa, realizados después de lo que llamó “un alejamiento necesario”, que canta, construye y evoca en inglés, francés y español, vislumbran la necesidad de subvertir, reconstruir y confrontar su imagen primera.

 

Pag17 2 MusComentarios como: “su innegable parecido con Lila Downs” o “su estilo familiar al de Lila Downs, cantante también mexicana”, parecen surgir de un embotellamiento publicitario incapaz de reconocer entre tradición musical mexicana y realización musical independiente, propia, nacida de un estado de búsqueda y experimentación. La antigua necesidad de comparar artistas espacialmente cercanos, como una solución alterna a la incapacidad periodística de opinar. En algunas de sus letras dicen cosas como: “Me siento culpable porque tengo la costumbre, es la única cosa que puedo hacer con una cierta certeza. También: “Qué largo es el mundo, es infinito. Ayer te tuve en mis brazos y hoy, como un puñado un grano de arena, en algún suelo ajeno, estás escondido de mí”. En otra: “Bells are ringing, birds are flying upside down; my heart has been lost for too long”. Quizá dejó poco, quizá solo lo necesario.

 

Y ella continúa caminada por el rostro del felino; alza el trozo de madera e ilumina el polvo, las piedras estancadas, la yerba glauca y antigua, el camino que circunda la parada en la cual, vestida y con pies descalzos, esperará la llegada del navío. Los barcos, amanecidos como estatuas de una plaza, anuncian lentamente la llegada del próximo forastero. Unos dicen Francia, otros pocos Tíbet, ella dice Big indian, yo repito New york.

 

 

 

  

 

Un público satisfecho por las claras y apropiadas ponencias es el resultado de cuatro jornadas de argumentación y debate. Un importante ejercicio que posibilitó poner a la luz los cuatro siglos de las Novelas Ejemplares, lecturas actualizadas y la mezcla de disciplinas; cruces interesantes para ampliar públicos y la comprensión de un autor con merecido reconocimiento, quien con su obra marcó el 23 de abril como el Día de la Lengua, el día de Cervantes; pero que enfrenta dificultades de comprensión por su lenguaje. Combatir esto es el oficio de estos encuentros.Un universo dialógico

Congreso Internacional Cervantes

Escenarios y fronteras de la ficción
Busqueda
Versiones Anteriores
Descargar PDF

portada

Agenda