logo lapalabra24 anos   

Semana del Hip Hop en la calicalentura

 

Pag12y13 1 Barrio

  

Semana del Hip Hop en la calicalentura

 

El Hip Hop en Cali no ha muerto. Claro que no. Tampoco agoniza. Si había alguna duda, la primera semana de junio, la Hip Hop Kulture congregó en parques y centros culturales a cientos de jóvenes y niños, alrededor de la mística callejera de sus elementos, confirmándose lo que alguna vez dijo Mc Bing: “El Hip Hop no es de uno, ni de dos, ni de tres, es de toda una familia, que demuestra que es el eco del ghetto, y que trasciende la barrera del silencio”.

 


Por El Zudaca

(Nómada urbano)


Open mic / Voz en Off

“El Hip Hop es una cultura nacida del Bronx (New York) que se compone de 4 elementos (Rap, Dj, graffiti y Break dance), y de un movimiento relacionado con conocimiento, sabiduría, entendimiento, paz, unidad, amor y diversión”. Afrika Bambaataa.

 

Advertencia con fuerza de mantra urbano

“El Hip Hop es flor, puño y gemido animal. Es literatura hablada; revela y testimonia una herencia que integra y reordena, amplifica y subvierte, pero sobre todo es resistencia, es coraje. Es muy importante escuchar las historias de lo cotidiano que no se escriben ni aparecen en pantalla. El rap es invitación a la reflexión social, política, humana; es la transposición de hechos reales con gente real. El rap es una lucha colectiva, una batalla por compartir ese mundo nuevo que está en el corazón. Participación, compromiso, transparencia, eticidad, son ideas consustanciales al rap, tan inherentes a él como los cuatro elementos que conforman el hip hop: breakdance, el graffiti, el Dj y el Mc. Testigos y protagonistas a la vez, somos las y los hip hoppers”.   Maelkum Marley/Satélite Sursystem

                                    Freestyle de la conciencia y celebración del barrio

En el Hip hop habitan semillas de tradiciones libertarias negras junto con experiencias de

borde y estilos rudos engendrados en la calle. Hay allí sensaciones extáticas y anhelos de diversión traídos por la música como un eco de fiestas legendarias... sensaciones que palidecen cuando repentina, fatalmente se reactivan viejas iras. Hay motores de creación que desafían a los hoppers a ‘ir más allá’ en cualquiera de los 5 elementos enunciados por Afrika Bambaataa pero existen también momentos de caída. Y es cuando falla la voluntad, cuando se embota la conciencia, cuando el conformismo vence, o cuando el mercantilismo y la violencia o la injusticia cobran su cuota voraz de vidas y sueños jóvenes.

 

Asimismo, existen huellas de los cánceres sociales que vive el gueto como producto de la segregación y la explotación en sus diversas modalidades. Y encontramos, por supuesto, lecciones de dignidad y fortaleza aprendidas en momentos difíciles. Todo esto y más vibra en el Hip Hop”, (Martha Marín en Secretos de Mutantes).

 

Plano de Conjunto

Cali 2014, la ciudad marketing de la industria cultural, y una democracia frágil, en cuanto a  políticas culturales incluyentes de las diversidades y las diferencias, como las expresiones juveniles que no son homogéneas como propugna el establishment. Calicalabozo, urbe tropical que con el paso del inexorable tiempo, aún busca instalarse definitivamente en la onda de las ciudades modernas con Sistemas de transporte masivo. Hoy con más concreto y asfalto se traza este camino pero si Cali no se piensa para sus gentes, ¿para quién se construye la ciudad?

 

En ese sentido, cada ciudadano(a) construye su propia ciudad desde la subjetividad, desde su forma de transitar el espacio, de hacer uso de lo público, de identificarse con aquello que cree propio, y desde hace tres décadas las y los jóvenes de los sectores populares se encontraron en la cultura viajera, laberíntica y compleja del Hip Hop, y gestaron un lenguaje común, múltiple, y raizal en permanente movimiento  rizomatico, por su extraña mezcla de ideas y fuerzas sónicas, visuales y cinéticas que ha alcanzado cientos de puntos en el planeta, entre los cuales se encuentra Colombia, y su trópico rebelde: Cali, donde la poesía es callejera, el graffiti es un arte político, ilegal y gratuito, el break dance se dibuja en el pavimento mientras el semáforo está en rojo, y los sonidos se fabrican sin instrumentos como el beat box, con el reciclaje tecnológico y el trueque de saberes. Mestizaje Tribal.

 

Visibilizar la pluralidad de sentires y procesos convocados por el sonido y la furia del hip hop, significa reconocer  un estilo identitario que demarca una comunidad vital, repleta de códigos y lenguajes juveniles que se encuentran como tribu y cultura urbana,  en las esquinas del barrio, las peluquerías afro, la ciclovía de la novena, las fiestas de patio, los conciertos en los polideportivos, en los festivales de hip hop contra el imperialismo y la guerra, por la equidad de género, por la defensa de la educación pública, y la soberanía alimentaria, pues como afirma el Mc Indigo del colectivo  Systema Solar: “el Hip Hop es una herramienta que ha permitido a todas las comunidades en el mundo reorganizar el saber, porque su esencia está en la posibilidad de mezcla, de diálogo, de intercambio con cualquier tipo de mensaje, con cualquier forma de comunicación. La Palabra se somete al juego, no hay una sola manera de decirla, de construirla, puede uno jugar de múltiples maneras (…) Nos damos cuenta que esa larga tradición de oralidad, de hablar, de percusión, está totalmente relacionada en encontrar otra manera de vivir que está expresada en la música. En esencia la fuerza que propone el hip hop está en la capacidad que tiene de alimentarse de la diversidad y la multiplicidad. Nada es error. El mismo error desaparece porque se convierte en una posibilidad para expresarse”.

Pag12y13 2 Barrio 

 

Soliloquio contra Babylon System/ Hip Hop Revolution

Desertar de la política clásica y su democracia representativa, significa asumir la guerra, que se sitúa también en el terreno de la lengua. O más bien en la manera como se ligan las palabras, los gestos y la vida, y en el Hip Hop abundan efluvios y africanías de scratches, beats transgresores, ritmos multicolores  y rimas repletas de resistencia que dan continuidad a una larga tradición de lucha de sus ancestros, donde mujeres y hombres enfrentan las variadas formas de opresión desde la alegría y la imaginación, como estrategias de fraternidad, unión, diversión y reivindicación de una tribu urbana, que se puede cartografiar  en  distintos barrios marginales y populares, entre ellos Siloé, Terrón Colorado,  7 de Agosto, Meléndez, Los Chorros,  Floralia, Atanasio Girardot, Benjamín Herrera, y el palenque urbano del Distrito de Aguablanca, con barrios como San Pedro, Charco Azul, La Unión entre otros volcanes semióticos que le han robado jóvenes a la guerra de pandillas.

 

Objeto de una invisibilización mediática, que recurre a la cultura Hip Hop sólo esporádicamente y filtrándola a través de los principios operativos del espectáculo y la mercancía audiovisual, o de oportunismos políticos e institucionales con fines electorales desde una retórica multicultural, esta contracultura juvenil y callejera lleva más de 40 años extendiéndose desde Nueva York  hasta  Latinoamérica pasando por los países más olvidados del África, sin embargo Hip Hoppers de Cali como “ Los Hijos de la Calle  “ y “ El Capítulo Universal Zulu Nation Hipster”, están asumiendo conscientemente esa desaparición, inventando maneras de reutilizarla en su favor, okupando el espacio público, con aerosoles, y tornamesas, liberando sonidos que pocas veces se oyen y que, mejor que nadie, saben que se los ha de llevar el viento por la carretera de la rebeldía,  con el único fin de fortalecer  la cultura hip hop como herramienta de paz entre todas y todos, más allá del simulacro televisivo.

 

Por tales motivos tan esencialmente humanos y necesarios para seguir evitando la depredación que impone el capitalismo con cualquiera de sus rostros, las crews se juntaron y enarbolando la filosofía de la autogestión, celebraron con una magnifica asistencia la semana del Hip Hop entre el  2 y 8 de Junio, con conversatorios, talleres y presentaciones en espacios tribales  como el Skater park de la 70, el  Centro Cultural de las Artes Urbanas y la Fundación Ayara, la cancha de fútbol de los Cristales, el Parque de los Estudiantes, y en espacios académicos como la Universidad del Valle y la Audioteca del Centro Cultural, donde brillaron las sororidades violetas de las mujeres del Hip Hop como Mc Saya , Soyla Crew, Bgirl Grillo de Feminal Crew, cuestionando al patriarcado y el misógino orden  que invade hasta al mismo movimiento caleño,  renovando el escenario cultural desde un flow femenino, intimo, como panteras urbanas que defienden su derecho a la ciudad, y a gestar nuevas calles repletas de esperanza y dignidad rebelde junto  a sus parcerxs. También hubo espacio para el emprendimiento cultural, y el reconocimiento al aporte de leyendas locales del movimiento como Mc Jota de Zona Marginal, Alroc Delito de Asilo 38, y El Loco de IGZ.

 

Pag12y13 3 Barrio


Autorretrato

 HipHopaz es una propuesta organizativa encabezada por artistas, gestores culturales, educadores, productores musicales, etc, de distintos sectores de la ciudad de Cali, quienes vienen trabajando en el crecimiento de la comunidad hip hop como un movimiento comprometido con el desarrollo integral de muchos jóvenes, niñas y adultos que encuentran en el hip hop una forma de vida que les permite transformar su realidad generando nuevas formas de relacionarse en la calle y reconciliar los conflictos.

 

Coda

Reconocer la importancia de la Semana del Hip Hop, significa hablar de más de dos décadas de canciones, ideas, espectáculos, debates, festivales, escuelas de rap y break dance, presentaciones y radio y televisión, surgimiento de grupos de un extremo a otro de la ciudad, de diversidad estilística y madurez conceptual en las grabaciones sonoras, presentaciones en Europa, artículos en periódicos, publicaciones académicas y tesis universitarias, son material más que suficiente para afirmar que este movimiento se ha ganado por derecho propio un espacio dentro de escena caleña y pretende mantenerlo y trascenderlo hacia el futuro, como bien sentencia Dr. Rata de Zalama Crew : “No podemos depender de las alcaldías, de otras entidades, que no tienen nada que ver con el Hip Hop, porque la cultura tiene su propia política, su propia declaración de paz, su propia postura frente a lo que estamos viviendo y de esa manera  manifestamos que estamos aquí parados para luchar, porque Cali de hecho es una de las ciudades en Colombia con más contenido político,  más fuerte en términos del discurso, es menos comercial, pero está  mucho más consciente y virgen, para consolidar un movimiento Hip Hop unido, de sano esparcimiento, paz y conciencia”. Time will tell.

 

 

 

Un público satisfecho por las claras y apropiadas ponencias es el resultado de cuatro jornadas de argumentación y debate. Un importante ejercicio que posibilitó poner a la luz los cuatro siglos de las Novelas Ejemplares, lecturas actualizadas y la mezcla de disciplinas; cruces interesantes para ampliar públicos y la comprensión de un autor con merecido reconocimiento, quien con su obra marcó el 23 de abril como el Día de la Lengua, el día de Cervantes; pero que enfrenta dificultades de comprensión por su lenguaje. Combatir esto es el oficio de estos encuentros.Un universo dialógico

Congreso Internacional Cervantes

Escenarios y fronteras de la ficción
Busqueda
Versiones Anteriores
Descargar PDF

portada

Agenda