Yo hablo portugesinho El Mundial y sus fiebres: el portugués, una de ellas

  • Imprimir

 

Pag 7 1

 

 

Yo hablo portugesinho

El Mundial y sus fiebres: el portugués, una de ellas

 

   La Copa Mundo de Brasil, ha motivado a miles de personas a aprender por lo menos algunas palabras del portugués, ya sea por cultura general o porque irán al Mundial. Para los hispanohablantes, la similitud entre el español y el idioma del país mais grande de Suramérica ofrece una expectativa de facilidad en el aprendizaje; sin embargo, dicho parecido podría llevar a cometer imprudencias embarazosas.

 

Por: A. Ortega

Estudiante de

 

 El hecho que el español y el portugués tengan una base y evolución común, permite que el hablante de una u otra lengua, confiado en su intuición, haga deducciones erróneas sobre el significado del vocabulario al que se enfrenta. Aunque dicha intuición puede servir después de un tiempo de estar aprendiendo el idioma, puede jugar malas pasadas debido a la existencia de un elevado número de palabras heterosemánticas, conocidas como los ‘falsos amigos’ idiomáticos.

 

Los falsos amigos son palabras o expresiones de otra lengua que pueden ser entendidas de forma incorrecta ya que se escriben o suenan similar en la lengua propia; así, más que verdaderos amigos, son amigos engañosos. Históricamente, pudieron tener el mismo origen etimológico pero derivaron en significados distintos en cada lengua, de acuerdo a la frecuencia de uso o de contexto cultural.


Con la confianza generada por el parecido entre ambos idiomas, en el momento de la comunicación los hablantes no se dan cuenta de lo sutiles que son los idiomas y las marcadas diferencias léxicas y sintácticas; para no caer en el uso de estos falsos amigos, el aprendiz debe conservar a cierta distancia la lengua materna y tener en cuenta un listado de las palabras que producen confusión. Con el tiempo, los heterosemánticos pueden mantenerse a ‘raya’ o ser corregidos por contexto de acuerdo a la cultura general, conocimiento y experiencia del hablante, cambiando las palabras erróneas por otras que son sinónimas, pero menos usadas por él.

 

En la actualidad, gracias a las redes sociales y a los medios de comunicación, nos damos cuenta de algunos ejemplos de situaciones anecdóticas protagonizadas por los falsos amigos, como es el caso de exit en inglés, que traduce salida y no éxito. Para no caer en la trampa lingüística de estos falsos amigos existentes entre el español y el portugués, la recomendación es que en caso de no conocer el verdadero significado de una palabra, intente contextualizar y ver dentro de las opciones posibles, la respuesta que encaje mejor. 

 

Tener en cuenta una lista de falsos amigos engañosos, como la presentada a continuación, puede evitar situaciones incómodas:

Brasil no es o país mais grande de Suramérica, sino o maior país.

A la hora de presentarse, recuerde que su sobrenombre no es el apodo sino su apellido, y su apelido es su apodo.

Si la comida está exquisita, evite expresarlo delante de un luso parlante porque creerá que le parece rara o desagradable.

Michel Teló, el cantante brasileño no le pretende pegar a la menina mais linda, sino agarrarla o cogerla.

Um cara legal, puede ser una expresión muy útil si desea decir, por ejemplo, que su mejor amigo es un tipo chévere

Si un brasileño le dice a otro que no lo va a chatear, aunque suene raro le dice que no lo va a molestar.

Un curso de la universidad no es una materia más, sino la carrera universitaria.

Si lo que quiere es jugar o bromear un poco, en Brasil deberá brincar.

A Río de Janeiro no se va de vacaciones sino de férias, y la Fería de Cali es una feira.

Por teléfono se liga a otra persona y se tiene una conversación.

Si en el aeropuerto, el panel de la sala de espera de su vuelo dice No horário, no se alarme,  el sigue en el horario que le indicaron.

Obrigado no es obligación, sino la expresión de que se está muy agradecido.

Ojo, en Brasil no se da propina sino gorjeta, a menos que lo que se quiere es sobornar al mesero. 

Ensalada es salada y si le quiere agregar salsa, deberá pedir molho o le darán perejil.

En la noche, la gente va a jantar (cenar), y en las películas hay muchas cenas (escena).

En portugués algo largo es amplio en español. Y lo amplio es largo o grande.

 

   

 

   

 

Un público satisfecho por las claras y apropiadas ponencias es el resultado de cuatro jornadas de argumentación y debate. Un importante ejercicio que posibilitó poner a la luz los cuatro siglos de las Novelas Ejemplares, lecturas actualizadas y la mezcla de disciplinas; cruces interesantes para ampliar públicos y la comprensión de un autor con merecido reconocimiento, quien con su obra marcó el 23 de abril como el Día de la Lengua, el día de Cervantes; pero que enfrenta dificultades de comprensión por su lenguaje. Combatir esto es el oficio de estos encuentros.Un universo dialógico

Congreso Internacional Cervantes

Escenarios y fronteras de la ficción