Brasileños con sabor a fútbol y aroma de café O futebol: o belo jogo da vida

  • Imprimir

 

Pag 5 HelenoDaFreitas

 

 

Brasileños con sabor a fútbol y aroma de café 

O futebol: o belo jogo da vida

 

Brasil, el país de la samba y la feijoada será sede de la XX edición de la Copa Mundo de Fútbol. Esta versión del torneo se realizará entre el 12 de junio y el 13 de julio de 2014, será la segunda vez que este certamen deportivo se realice en Brasil después de la Copa Mundial de Fútbol de 1950.

 

Por: René Alejandro Salazar Jiménez

Estudiante de Licenciatura en Literatura

 

Brasil es un país donde o futebol es más que una pasión, podría incluso afirmarse que para ellos el deporte rey, su majestad el fútbol es vida, Eduardo Sacheri dice: “Hay quienes sostienen que el fútbol no tiene nada que ver con la vida del hombre. Desconozco cuánto sabe esa gente de la vida. Pero de algo estoy seguro: no saben nada de fútbol”. Según un estudio realizado por la Fundación Getulio Vargas, el fútbol mueve 16 mil millones dólares por año, teniendo treinta millones de practicantes (aproximadamente el 16% de la población total del país), 800 clubes, 13 mil jugadores aficionados y 11 mil futbolistas federados. Clodoaldo Paulino de Lima, futbolista brasileño del Depor FC de la primera B colombiana dice “Todos los niños en Brasil sueñan con llegar a profesionales, ellos saben que va a costar, mas la idea de una cancha llena y a los torcedores desde la grada coreando su nombre, es su más grande motivación”.

 

Llegar a jugador profesional en un país como Brasil donde el fútbol más que un juego es una forma de vida se requiere de disciplina y compromiso, el elevado número de practicantes del balompié que hay allí dificultan para todos y cada uno de ellos las posibilidades de lograr un puesto en un club de primera división, por tal razón es que muchos de estos chicos se ven condicionados a tener que abandonar su sueño, o a buscar lugar en otras ligas del mundo. Son numerosos los futbolistas que emigran año tras año de Brasil. Aproximadamente 1.000 jugadores por año parten en busca de triunfos, y claro está, de dinero. El fútbol siempre has sido una de las opciones predilectas para los jóvenes de los estratos más humildes de Brasil; de las favelas han salido muchos en pos del ideal de prosperar en la vida.

 

Colombia fue uno de los países que más futbolistas del Brasil acogió, principalmente durante las décadas de 1950 a 1980, siendo clubes como el Atlético Junior y el Deportivo Cali quienes más jugadores de esa nación ficharon. En el año de 1950 comienza este romance entre os jogadores en la puerta de oro de Colombia. En la ciudad de Barranquilla, el Junior, en aquel año, contrató a Heleno de Freitas y a Elba de Pádua Lima, más conocido como "Tim", quien fue internacional con la selección de fútbol de Brasil en 13 partidos desde 1936. Anotó solo un gol con su selección en la Copa América de 1942 ante Ecuador. De Freitas en su debut ante el Atlético Bucaramanga convirtió cuatro goles, jugó 15 partidos para Junior de Barranquilla donde dejó obsesionado a uno de los hinchas más reconocidos del club: Gabriel García Márquez.

 

En el diario El Heraldo de aquellos días, el escritor-periodista sostuvo: “el maestro Heleno habría sido un extraordinario autor de novelas policíacas. Su sentido del cálculo, sus reposados movimientos de investigador y finalmente sus desenlaces rápidos y sorpresivos le otorgan suficientes méritos para ser el creador de un nuevo detective para la novelística de policía.” Al final del torneo el elenco tiburón quedo 8º con 31 puntos. Ambos jugadores, De Freitas y Tim salieron del equipo.

 

En1967, Junior se refuerza con tres perlas brasileñas: Garrincha, Dida y Quarentinha. Mané Garrincha solo jugó un partido con el club enfrentando a Santa Fe. Para 1972 Fuad Char, trae al goleador brasileño Víctor Ephanor junto a sus compatriotas Leonardo Caldeira y ‘Chiquinho’. Ephanor estuvo en el club hasta 1973 y regresó en 1974, en aquel torneo quedó goleador con 33 goles. Ese equipo fue dirigido por el también brasileño Marinho Rodríguez de Oliveira. De igual manera pasaron por el cuadro tiburón de esa época, Damaral, Achito, Laerte, Benedito Custódio Ferreira “Escurinho” y Othon Valentin.

 

Con el Deportivo Cali estuvo desde 1964 Iroldo Rodríguez de Oliveira, quien en el torneo profesional colombiano hizo 94 goles en 287 partidos jugados. Intervino en 27 partidos de la Copa Libertadores y convirtió 27 anotaciones. Este crédito del Brasil venía procedente del Botafogo y fichó con los caleños en compañía de su compatriota (también del Botafogo) Orlando Frizzone.

 

A finales de 1980 aparece el boyacense Gabriel Camargo Salamanca, quien llega a ser parte del club Deportes Tolima decidido a sacarlo campeón. Camargo logra traer refuerzos extranjeros tales como los argentinos Víctor Hugo Del Río y Óscar Quintabani, también venia en ese paquete el brasileño Aparecido Donisette de Oliveira, 'Sapuca', el cual estuvo en el elenco pijao hasta el año de 1983 cuando paso a integrar las filas de Atlético Nacional.  En el Torneo de ascenso 2013 llegaron a el América de Cali Adeval Ignacio Pereira ‘Junior Paraiba’, Flávio Henrique de Carvalho, Allan Soares y Wander Luiz, su estadía fue con más pena que gloria.

El fútbol, ese juego simple de pelota, para los brasileros es felicidad y desnuda cada uno de los sentimientos que arropan al hombre, en el fracaso y en el éxito muestra la naturaleza humana, esa que únicamente los efectos del amor y la muerte dejan ver.

 

 

 

 

   

 

Un público satisfecho por las claras y apropiadas ponencias es el resultado de cuatro jornadas de argumentación y debate. Un importante ejercicio que posibilitó poner a la luz los cuatro siglos de las Novelas Ejemplares, lecturas actualizadas y la mezcla de disciplinas; cruces interesantes para ampliar públicos y la comprensión de un autor con merecido reconocimiento, quien con su obra marcó el 23 de abril como el Día de la Lengua, el día de Cervantes; pero que enfrenta dificultades de comprensión por su lenguaje. Combatir esto es el oficio de estos encuentros.Un universo dialógico

Congreso Internacional Cervantes

Escenarios y fronteras de la ficción