¿Vivimos en un multiverso? Nueva teoría relacionada con el Big Bang

  • Imprimir

 

Ciencia1

 

¿Vivimos en un multiverso?

 Nueva teoría relacionada con el Big Bang

 

 Este hallazgo evidencia la existencia de ondas gravitacionales generadas durante el origen del universo y da origen a la noción de los multiversos. Otras galaxias en donde hay versiones de la vida que conocemos en la nuestra.

 

 

Un equipo internacional de científicos que trabajan en el telescopio de microondas BICEP2 (Background Imaging of cosmic Extragalactic polarization), instalado en la base antártica Amundsen Scott, en el polo Sur, ha encontrado evidencia para dar sustento a la teoría de la inflación cósmica. Esta teoría fue desarrollada por los físicos Alan Guth, Andrei Linde, Paul Steinhardt, y Andy Albrecht alrededor de 1980 para explicar algunos enigmas que la teoría del Big Bang no podía resolver.

 

Este telescopio ha permitido que los investigadores percibieran ondas midiendo la polarización de la luz en “modo B”, es decir captando la compresión del espacio que producen al viajar, dando como resultado un patrón nuevo. Este descubrimiento marca un punto de inflexión irreversible en la historia de la cosmología, ya que obtiene una confirmación rotunda de las teorías acerca del origen universal mediante la medición de señal que viene viajando desde el mismísimo principio. Para científicos como Stephen Hawking, esta detección es una radical confirmación de la llamada “inflación cósmica”.

 

Según anunció el Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica, en EE UU: “Se trata de la primera evidencia directa de la inflación cósmica. Son las primeras imágenes de ondas gravitacionales, ondas que se han descrito como los primeros temblores del Big Bang y que confirman la profunda conexión entre la mecánica cuántica y la relatividad general”.

 

La teoría de la inflación cósmica explica cómo el universo se expandió de manera uniforme y muy rápidamente un instante después del Big Bang, hace 13 mil ochocientos millones años, la edad del universo según lo que confirman medidas recientes. Desde nuestra posición en la galaxia de la Vía Láctea, podemos observar una esfera –el universo visible– que se extiende casi 14 mil millones de años luz en todas direcciones.

 

Donde quiera que miremos, el universo tiene una temperatura uniforme. El hecho de que partes distantes del universo tuvieran la misma temperatura y densidad, sin al parecer haber estado en contacto. La inflación cósmica, sugiere que esas partes estaban unidas, y que menos de una billonésima de segundo después del Big Bang, el universo sufrió un crecimiento exponencial que las separó a una velocidad superior a la de la luz, debido a la expansión del espacio tiempo, y no porque algo supere ese límite de velocidad. Pequeñas fluctuaciones cuánticas del universo inicial se amplificaron enormemente, y este proceso creó ondas de densidad que generaron pequeñas diferencias de temperatura en el espacio y puntos de mayor densidad que se condensaron en las estructuras a gran escala del universo tales galaxias y grupos de galaxias.

 

La inflación también habría producido ondas gravitacionales primordiales, arrugas en el espacio-tiempo propagándose por el universo. Estas ondas gravitacionales fueron predichas por Einstein. Los científicos de BICEP2, han descubierto la huella de estas ondas, y con una señal más fuerte de lo que se esperaba, en la radiación cósmica de fondo de microondas, que es la energía remanente de los inicios del universo. Según explica la física teórica estas ondas gravitacionales comprimen el espacio en una dirección y lo estiran en otra a medida que avanzan, retorciendo la dirección de polarización de la radiación de microondas. Como resultado los mapas de la polarización del cielo deberían mostrar pequeñas flechas orientadas en espiral. El equipo ha logrado detectar estas espirales midiendo diferencias infinitesimales de temperatura en la radiación de microondas, lo que ha requerido más de tres años de análisis de los datos para descartar cualquier error.

 

El concepto de multiverso propone la existencia de mundos paralelos que se rigen por leyes temporales y espaciales distintas a las que conocemos. La nueva investigación da crédito a la idea de un multiverso. Esta teoría postula que cuando el universo creció de manera exponencial después del Big Bang, algunas partes del espacio-tiempo se expandieron más rápidamente que otras. Esto podría haber creado 'burbujas' de espacio-tiempo que luego se convirtieron en otros universos. El universo conocido tiene sus propias leyes de la física, mientras que otros universos pueden tener leyes físicas diferentes, de acuerdo con el concepto de multiverso.

 Ciencia2

"Es posible inventar modelos de inflación cósmica que no permitan un multiverso, pero es difícil. Todos los experimentos que aportan credibilidad a la teoría inflacionaria nos dan indicios que señalan que el multiverso es real", dijo en conferencia de prensa el físico teórico Andrei Linde, de la Universidad de Stanford. Hace más de 30 años los científicos consideraban que esta teoría no era verificable. Hoy, sin embargo, los investigadores son capaces de investigar la radiación del fondo cósmico de microondas, la luz dejada por el Big Bang.

"Si el universo conocido es solo una burbuja, tiene que haber muchas otras burbujas en el tejido cósmico", anotó Andrei Linde. Anteriormente se informó que por primera vez en la historia se habían captado las ondas causadas por la expansión del universo tras el Big Bang. En las últimas semanas científicos afirmaron haber encontrado una señal de la expansión súper rápida del espacio que posiblemente tuvo lugar tan solo fracciones de segundo después del nacimiento de nuestro universo. Se trata de luz, la más antigua detectable con telescopios, que confirma la existencia primaria de las ondas gravitacionales que nos ofrecen pistas sobre el Big Bang, el inicio del universo ocurrido hace casi 14.000 millones de años. 

 

 

 

Un público satisfecho por las claras y apropiadas ponencias es el resultado de cuatro jornadas de argumentación y debate. Un importante ejercicio que posibilitó poner a la luz los cuatro siglos de las Novelas Ejemplares, lecturas actualizadas y la mezcla de disciplinas; cruces interesantes para ampliar públicos y la comprensión de un autor con merecido reconocimiento, quien con su obra marcó el 23 de abril como el Día de la Lengua, el día de Cervantes; pero que enfrenta dificultades de comprensión por su lenguaje. Combatir esto es el oficio de estos encuentros.Un universo dialógico

Congreso Internacional Cervantes

Escenarios y fronteras de la ficción