logo lapalabra24 anos   

Raúl Cuero, el incentivo de la educación, desde el paso por la creatividad

 

 

Cultra 1 (FILEminimizer)

 

Raúl Cuero, el incentivo de la educación, desde el paso por la creatividad

 Oriundo de buenaventura, sintió que la mejor manera de llegar lejos era crear más allá de lo exigido en la niñez.

 

Inventor, conferencista, catedrático, doctor, pueden ser algunos de los calificativos con los cuales se puede definir al profesor Cuero. Ph. D. en la Universidad de Strathclyde e hijo de la Universidad del Valle, con una historia particular en la invención, la cual siempre narra en sus conferencias, deseando incentivar a los maestros y maestras para dar motivación creativa a los jóvenes en las aulas.

 

Su historia inicia en una Buenaventura azotada por la pobreza, donde posiblemente la mejor fortuna es llegar a ser pescador. Creció en una casa llena de amor y catolicismo, pero también poblada de espacios enriquecidos de biodiversidad, en los cuales a falta de juguetes en su infancia, aprovechó dichos espacios para entretenerse por medio de la observación, haciéndose preguntas a los cinco años del porqué las cucarachas andaban en pares a ciertas horas y a mediodía seguían solas o ¿qué hacía a las lagartijas trepar las paredes sin caer? curiosidad que exalta su carácter por la biología.

 

Su colegio "Pascual de Andagoya", su maestra Rosita, el profesor Moreno de filosofía con sus planteamientos y la lectura de los textos complejos; Genaro Chamorro (fundador de la San Buenaventura) quien soñaba con ver a Cuero como un Dumas en el futuro; fueron un peldaño clave para darse a la creación, motivación importante para convertirse en lo que es ahora, "Cuerito usted va a ser grande" le decían; sin embargo su niñez la acompañó de ganas por investigar escondidas, mientras florecía su amor por el deporte.

 

Para Colombia el "Cuerito grande" (el de los primeros años), se reconoció por ser un prodigio en el baloncesto, cuando era un agasajo verlo jugar en los intercolegiados donde representaba a la institución Pascual de Andagoya, pasando a ser parte de la liga vallecaucana, en el cual era el maestro en las cestas de tres y tacleador al centro. Pero, entre la maravilla atribuida al deporte, escondido, se hacía ganar interés en la ciencia, pues pasando como un desconocido en Colombia, su nombre sonaba en otros países con más fuerza.

 

En los laboratorios de la Univalle inició la travesía al hacer crecer una planta sin clorofila, razón que hizo llamar la atención a un profesor de Rockefeller quien estaba de visita en Colombia, quien lo llevó para Estados Unidos sin dudarlo. Desde entonces, establecido en el país del Blues afianzó sus estudios y con ello la creatividad.

 

El Dr. Cuero ha estado desde Estados Unidos hasta Sudáfrica, Inglaterra hasta Canadá y de ello ha logrado aprender y conocer sus maneras de llevar la educación, enfocada en la participación del infante como constructor propio de su adiestramiento; situaciones que le permitieron conocer los problemas en la formación colombiana, la cual, después de sobrevivir a un proteccionismo de estado, (proveniente de los años setenta) causaron en el país un bloqueo a la creación de competencia, creación de empresa y búsqueda de elementos propios para desarrollar la industria colombiana, deteniendo el proceso de progreso nacional, generando una preocupación, que más de ser un temor, se transforma en duda pavorosa al no saber a dónde irán a parar las mentes brillantes de éste país.

 

"El problema de los jóvenes de ahora es que les hace falta pasión", dice el Doctor Cuero, en entrevista dada al programa "Conversan Dos" evidenciando el problema de espacios, a los cuales se tiene que enfrentar el joven hoy día; pues, no se puede encontrar una universalidad de biogénesis, dentro de lugares citadinos, las transformaciones del campo a la urbe han hecho que se emigren la fauna y la flora o que se transforme como consecuencia estética, produciendo también la emigración de las curiosidades y el carácter por la investigación, donde el niño se pierde entre procesos sociales y tecnológicos que se han venido transformando históricamente, haciendo del niño un adulto precoz y madurado viche, el cual como efecto secundario termina poco a poco dilapidando la curiosidad y su creatividad, tras la falta de estos elementos naturales.

 

El Dr. Cuero considera que la búsqueda del joven siempre debe darse hacia el incentivo de las ideas, fortaleciendo sus cualidades, apartándose de enfoques hacia otros elementos, en los cuales pierde el tiempo y no se permite darse a la creación. A causa de muchos placebos motivacionales que en la primera infancia se tienen y van desgastando la necesidad de tirarse al suelo, embarrarse, ver las hormigas en su paso, coger insectos, ver las plantas y sus cambios a través de las temporadas de frío y de sol, junto con otros muchos elementos fortalecedores de la creatividad, los cuales, a raíz de ideas mal acogidas por las mismas familias en el cuidado del infante, inconscientemente cortan la imaginación y las respectivas preguntas venidas con ella, donde los padres buscan que el niño refugie su carácter de investigador y sus dudas frente al funcionamiento natural en juguetes monotemáticos de Fisher Price, los cuales desean también que cumplan una labor como niñera.

 

Las inestabilidades presenciales de los padres en el hogar, por causa de las necesidades de producción económica, hacen de la escuela el salvavidas casi permanente, en donde se supone que el niño debe darse a la tarea de responderse muchos interrogantes por medio de los procesos básicos e incompletos del aprendizaje, como pasa en la cultura colombiana.

 

Sin duda alguna aquí se evidencia muchos de los temores del Dr. Raul Cuero frente a la educación del país. La escuela debe entrar como formadora de personas para la producción de sociedad y benefactor económico en la formación de la mano de obra. Sin embargo, la gran dificultad de ello es que en la mayoría de estas no se cría al joven como creador sino simplemente como un bajo visionario, donde su mejor posicionamiento social será el de asalariado o técnico enfocado a seguir un ordenamiento establecido dentro de una empresa.  

 

Simplificando, encontramos también a las instituciones de educación superior, las cuales van hacia el mismo punto de la educación media, donde la metodología se está transformando de fundamentalista, que busca el prestigio por medio de las investigaciones independientes, enfocadas a la creación propia; para pasar a ser instituciones en busca de teorías ya construidas, evitando de sobremanera la creación, por lo cual se termina dando un cambio, de tener constructores en nuevas teorías a solo pasar a algunos pocos creadores y muchos seguidores de lo establecido.

 

"Los limitantes son solo las fronteras que uno mismo se desea trazar", de esta manera desea exponer en su conferencia sobre creatividad el Dr. Raúl Cuero los limitantes de la educación actual, causadas por los problemas del progreso iniciados en la escuela. Inconvenientes que buscan transformar los parques de la creatividad, propuestos como un progreso de la educación por medio de la motivación creadora.

 

La idea de estos como lo establecía Rousseau en la educación romántica es hacer que el joven crezca con una necesidad por entrar en armonía con la naturaleza, y por medio de la evidencia poder responder muchos de sus cuestionamientos del funcionamiento natural de las cosas. Su proceso vivido en las primeras épocas de su vida ha sido vital para llegar a fortalecer su trabajo actual. La invención, ligada al carácter de la observación es uno de los focos claves de éste espacio, donde la idea es hacer que los jóvenes lleguen a responderse cuestionamientos por medio de la capacidad creativa.

 

La idea de frontera, muy bien lograda como un limitante, es una excusa tradicional de los países en desarrollo, los cuales fomentan la escéptica teoría donde el subdesarrollado socialmente se crea una idea de oprimido intelectualmente, por no sentirse preparado para competir con los procesos de desarrollo científico de los países potencia. "La invención no se limita por un idioma o precedentes culturales raciales, ni siquiera los ingresos económicos, pues si existe la creatividad frente a los problemas, las soluciones brillantes comienzan a fluir sin poder detenerse" expone el Dr. Cuero.

 

Dentro de su conferencia de creatividad en la III Cumbre de Alcaldes Afros 2013, la cual desistió de llamar así, considerando que es un nombre despectivo, pues considera más bien definirlo como un encuentro de culturas y de innovaciones, donde muchos de los países invitados apenas se encuentran en proceso de descubrir el mundo y las propuestas que les ofrece. Considera esta cumbre como un buen momento para llamar la atención a las comunidades desarrolladas o en proceso de serlo para brindar más apoyo a la educación y así estimular los procesos que los jóvenes tienen para convertirse en perfeccionistas de la investigación y altos motivadores del progreso de la ciencia. Lugares del mundo invitados a la cumbre han podido evidenciar la entrada de los parques para incentivar la invención y proponer esta creatividad como una salida práctica de la pobreza, vivencia ya conocida por parte del Dr. Cuero en su natal Buenaventura y que se extiende en otras partes del mundo.

Las creatividad como proceso de desarrollo educativo puede ser un progreso pedagógico importante dentro de los procesos de la educación colombiana, tal como fue Freire en Brasil, simplemente se debe esperar que el brazo del ministerio de educación considere tomar las ideas prácticas del desarrollo de la creatividad a través de los primeros años del infante y su proceso educativo de mentes inventoras. Sin que haya desidias e hipocresías ante la necesidad de desarrollo de un país y la identidad cultural y científica de un pueblo, para que así puedan ir de Buenaventura a la Nasa y de allí a las estrellas.

 

satisfecho por las claras y apropiadas ponencias es el resultado de cuatro jornadas de argumentación y debate. Un importante ejercicio que posibilitó poner a la luz los cuatro siglos de las Novelas Ejemplares, lecturas actualizadas y la mezcla de disciplinas; cruces interesantes para ampliar públicos y la comprensión de un autor con merecido reconocimiento, quien con su obra marcó el 23 de abril como el Día de la Lengua, el día de Cervantes; pero que enfrenta dificultades de comprensión por su lenguaje. Combatir esto es el oficio de estos encuentros.Un universo dialógico

Congreso Internacional Cervantes

Escenarios y fronteras de la ficción
Busqueda
Versiones Anteriores
Descargar PDF

portada

Agenda