Homenaje – El maestro Coutin: una vida dedicada al dibujo publicitario

El maestro Coutin: una vida dedicada al dibujo publicitario

Cada vez que le saco punta a un lápiz, me acuerdo de tu viejo, siempre, qué extraño, ¿no?
Me quedó esa impresión de perfección desde mi infancia.

Harold E. Aguirre. El poeta del barrio; cantautor caleño.
Septiembre 2 de 2021



Por: Jairo Coutin Gaviria




Hernando Elías Coutin Santa (1930 – 2011), publicista colombiano.
Foto: Archivo del maestro Coutin.


Así, meticuloso y respetuoso con los medios del oficio, fue el maestro Hernando Elías Coutin Santa, aquí recordado por un amigo de la familia. Su trabajo se caracterizó por el rigor y la calidad que se requerían de un artista en su época, de un ilustrador o de un dibujante publicitario. Era cuando todo el proceso desde la concepción hasta la difusión, desde el afiche mural hasta una campaña publicitaria completa, se realizaban con medios análogos, habilidad, conocimiento y dominio técnico-artísticos. Hernando Coutin nació en Quibdó (Chocó) en 1930; con más de 50 años de trayectoria se desempeñó destacadamente como dibujante, ilustrador publicitario y jefe del departamento de artes en varias reconocidas empresas de publicidad, principalmente en Medellín, Bogotá, Manizales y Cali.

El maestro Coutin fue pionero y representante de aquellos grandes obreros de esta industria, excelentes artistas, anónimos para la mayoría del público, aun siendo de tan amplia difusión y conocimiento sus trabajos, que incluyen entre muchos: empaques y envolturas, anuncios de prensa, revistas y afiches, hasta comerciales de cine y televisión. Hoy en día, inmersos en la cotidianidad del consumo de bienes y servicios, poco o ningún espacio dan a preguntarse acerca de estos autores, o por los procesos y labores artísticas previos al producto publicitario final que se da al cliente y al consumidor. La mayoría de este trabajo de presentación y pre-diseño terminaba siendo desechado luego de cumplida o replanteada su necesidad. Era el caso de bocetos, layouts, story boards, artes finales desaprobados por el cliente o reordenados para la presentación final, junto a estudios fotográficos y otros. Aún conservo parte del archivo de este tipo de trabajo; constituye una excelente herramienta para la formación de los artistas gráficos de hoy, en complemento a las grandes posibilidades que brindan los medios digitales actuales.

La trayectoria del maestro Coutin inicia alrededor de 1950, cuando realizaba trabajos independientes mientras laboraba en empresas de publicidad e imprentas en Medellín. De este periodo es el afiche turístico de la Feria de Cali, del que luego sacaron estampillas de correos nacionales; también, algunos trabajos para la lotería y la licorera de Chocó; además, diseñó marquillas de productos made in: Japan, China, U.S.A., etc., para microempresas en Guayaquil y Medellín. Ya era conocido como dibujante cuando formó parte de la junta directiva de publicidad T.E.A. (Todo En Anuncios), como jefe del departamento de artes. Dicha empresa fue fundada junto al señor Eduardo Mesa Restrepo, por el señor Darío Uribe Aristizábal, porque tuvo que salir de la secretaría de la lotería de Medellín por laureanista y opositor al golpe de estado del Gral. Rojas Pinilla, en 1953.




Premio Summa, foto de 1996. Recorte de prensa, página completa, hoja 19 del álbum del maestro.
Foto: Archivo del maestro Coutin.


Sus primeros trabajos consistían en realizar figuras de escenas y de artistas que se colocaban en los vestíbulos de los cines para promocionar las películas, llamadas “cortados”, llegando luego a manejar la publicidad de más de 20 empresas nacionales y algunas extranjeras, con gran criterio y ética, que se pueden entender bien con algunas de las respuestas del señor Darío Uribe Aristizábal, en entrevista del 7 de noviembre de 1973 del diario El Colombiano, al cumplir 20 años de labores; cuando, al preguntarle si la televisión era, o es, el medio más adecuado para la publicidad, dijo que no es posible afirmar que uno u otro medio sea el más “adecuado en abstracto”, ya que hay productos o servicios que no resisten ni justifican anuncio en televisión, o en revistas o periódicos. Y acerca del progreso de la publicidad, decía que los verdaderos profesionales del ramo, adecúan a las urgencias de la época los desarrollos tecnológicos de la comunicación y los principios científicos “que la reforman”. “La abundancia de pseudo publicistas, de personas que sin escrúpulos montan lo que ellos denominan una agencia y cometen desafueros contra los clientes, los medios y los receptores”.

De este periodo, basándome en su carpeta-álbum de presentación, una carpeta en formato 52×49 que sería como el portátil o la tablet del diseñador actual, recuerdo el siguiente recorrido: la publicidad para medios impresos de camisas Arrow de Coltejer; las fotografías del capitán Ospina Navia, navegante español que recorrió las rutas marítimas del Pacífico y el Atlántico seguido por los nativos precolombinos en el área del canal de Panamá, a bordo de un “cayuco”, con el auspicio de Coltejer; los afiches y toda la campaña de ingreso al mercado colombiano de la marca Rodier de París, una de sus modelos fue la señorita Colombia María Emma Mejía, posterior canciller ante la O.N.U. y senadora; la promoción de Cauchocron, de Pantex, para Bucaramanga y Pereira, y la línea Baccarat de Fabricato, de la que sobrevive un bello ejemplo de Layout para un afiches en formato de ½ pliego, hecho con marcadores y lápiz de grafito.

Ya por el año 1967 trabaja en Toro publicidad, realiza y dirige las artes de la campaña blue-jeans Wrangler; rediseña las etiquetas de cerveza Pilsen, además de varios anuncios para prensa, revistas y afiches de tienda; en esta misma empresa trabaja en la campaña de la Malta, e ilustra una serie de afiches educativos escolares, en formato de medio pliego, y reproducidos en screen, a colores, hermosos ejemplos de esta técnica de impresión, en la que se reprodujeron también afiches de promoción de la décimo tercera Feria de Manizales, y del Carnaval del Diablo de Río Sucio, entre muchos otros trabajos perdidos y olvidados ya. De su periodo laboral dentro de la empresa editorial Bedout, es de mención su trabajo como ilustrador de un libro sobre la geografía general y de Colombia, que fue galardonado con el premio “Félix de Bedout” de obras didácticas.




La geografía, premio Félix de Bedout de 1965, foto del mismo año. Hoja 19 del álbum del maestro.
Foto: Archivo del maestro Coutin.


Ya en los años 80, el maestro Coutin trabajó en Cali para Centrum publicidad, subsidiaria de la multinacional Ogilvy & Mather, que funciona aún. Fue ilustrador y jefe de departamento, trabajó junto a los reconocidos fotógrafos Fernell Franco y Johnny Rasmussen. En este equipo de trabajo, el maestro realizó varias campañas publicitarias galardonadas, como la de bolígrafos Parker, premio de oro Avisar (1985) a campañas seriadas, y la revista Summa, de Carvajal (vendida al grupo Prisa en 2016), premiada con el Cóndor de oro a la publicidad. Fueron muy conocidos por esta época los cuadernos preforrados Norma, que eran ilustrados con reconocidos personajes como Los cazafantasmas, Las tortugas ninja, entre otros, también para la empresa Carvajal.

Después de muchos proyectos, el maestro llegó a su etapa de jubilación y retiro. Durante este periodo realizó varios trabajos de los llamados “chicharron”, engorrosos y mal pagos; además realiza para sí una serie de desnudos en formato ¼, en aerógrafo. Ese fue su último trabajo antes de morir en el año 2011. La última serie de obras se conservan, junto a gran parte de su archivo personal; una parte está en el área de artes del grupo Evoca: Ocio Creativo, y otra parte la tiene mi hermano que reside en el extranjero.




Parker, premio de oro Avisar a campañas seriadas, foto de 1985. Recorte de prensa, hoja 20 del álbum del maestro.
Foto: Archivo del maestro Coutin.


Suscribirse

* indicates required
/ / ( dd / mm / yyyy )