Evento – Roberto Bolaño

Roberto Bolaño

Una literatura que va más allá del boom y el postboom

Por: Ayda Patricia Lasso
Comunicadora social. Oficina de comunicaciones – Facultad de Humanidades




Roberto Bolaño, escritor chileno. (1953 – 2003).
Foto: https://elpais.com/cultura/2017/03/03/actualidad/1488558891_359759.html


Como Ulises Lima y Arturo Belano, los personajes de Detectives Salvajes, Juan Sebastián Rojas y Jorge Sánchez (Universidad Santiago de Cali), Alberto Bejarano (Instituto Caro y Cuervo) y Álvaro Bautista-Cabrera, todos profesores universitarios, fueron convocados por el escritor fallecido en el 2003, Roberto Bolaño, para hablar de literatura.

Novelas como Detectives salvajes los convocaron. Una novela donde hay de todo: amores y muertes, asesinatos, búsquedas fatales y fugas inmisericordes, manicomios, universidades, desapariciones, apariciones y agravios literarios; luego en una mesa de café decidieron planear el I Congreso Vida y Obra de Roberto Bolaño, que se llevará a cabo entre el 9 y 10 de mayo, en Cali.

Álvaro Bautista-Cabrera, profesor de la Escuela de Estudios Literarios de la Universidad del Valle, nos relata cómo ha sido su relación con la obra de Roberto Bolaño, quien se ha impuesto como uno de los escritores más importantes de nuestro tiempo, también, nos acerca a los motivos por los cuales este autor, que nació en 1953 y murió a los 50 años, se ganó el respeto y la admiración de los lectores.

“Para comenzar, hay que decir que Bolaño tiene varias patrias. Chile, donde nació en 1953; México, donde llegó en 1968, y España y Cataluña, donde arribó en 1976. Sus personajes circundan por Europa, Israel y África, desde la Patagonia y hasta California. Contrario a lo que sucede en nuestros días, Bolaño es un autor que no encuentra una patria nítida, por lo que se ubica en una especie de dimensión que traspasa las fronteras, hasta culminar con la Santa Teresa de 2666, situada en los márgenes mismos del mundo actual.

“Esto marca una diferencia con los autores del boom y del postboom, pues su constelación la conforma una obra transnacional, ligada a los procesos culturales de la globalización. Se podría decir que su obra es la propuesta importante de un latinoamericano en busca de una literatura global. La obra de Bolaño es una caja de resonancia por la que circulan personajes de diversas nacionalidades latinoamericanas, chilenos, mexicanos, uruguayos, argentinos, además de franceses, rusos, californianos, neoyorquinos, españoles.

“Es un autor que tiene, con más rigor, cierta parte del mapamundi en la cabeza, mientras, por mencionar al escritor más representativo de Colombia, Gabriel García Márquez, está centrado en el país caribeño, multifacético y multicultural”.



Foto: https://www.anagrama-ed.es/libro/narrativas-hispanicas/la-literatura-nazi-en-america/9788433972194/NH_480


Ya sea por su trasegar entre fronteras bajo una situación económica bastante modesta, o por su búsqueda incansable desde los 16 años, cuando abandonó todos sus estudios para dedicarse a la literatura; la vida y obra de Bolaño dejan una impronta en los autores jóvenes, hacen parte de sus literaturas como aventura y desarraigo. Bolaño es un referente imprescindible en la labor detectivesca de hallar el modo de escribir poesía, cuentos, novelas; con Bolaño se trata de nadar en el mundo literario sin naufragar o, por el contrario, naufragar completamente cayendo en el desafuero o reflexionando y padeciendo los contactos entre arte y delincuencia.

En “Sensini”, el cuento que abre Llamadas Telefónicas, Bolaño escribe sobre la amistad epistolar del narrador autobiográfico con “Sensini”, escritor inspirado en el escritor argentino Antonio Di Benedetto. La voz autorial admira a Sensini y, con sorpresa, se entera de que ambos se encuentran en las mismas circunstancias de apostar en concursos literarios para poder obtener recursos y sobrevivir en el exilio.

En La Literatura Nazi en América, una obra que entrecruza varios géneros literarios, heredera de Pierre Menard de Borges, de Vidas imaginarias de Marcel Schwob, se mezcla la parodia con vidas terribles e infames. La Literatura Nazi en América muestra que la literatura es una actividad de la que hacen parte los canallas, y no solo los personajes impulsados por los altos ideales éticos.

En la novela Amuleto, Auxilio Lacouture, el personaje central es una uruguaya de mediana edad, alta y flaca como don Quijote, que se oculta en los lavabos de mujeres de la Facultad de Filosofía y Letras, durante la toma de la universidad por la policía, en México, en septiembre de 1968. Allí permanecerá recluida varios días y durante este tiempo, el lavabo se convertirá en un túnel del tiempo desde el cual avizora los años ya vividos en México y los años por vivir.

En 2666, cuatro profesores de literatura están unidos por una común fascinación por la obra de Benno von Archimboldi, un enigmático escritor alemán cuyo prestigio crece en todo el mundo. Esta admiración desemboca en un disparatado peregrinaje a Santa Teresa-Ciudad Juárez, en la frontera de México con Estados Unidos, donde Archimboldi ha sido visto. Ya en Santa Teresa, se enteran de que la ciudad viene siendo, desde años atrás, escenario de una larga cadena de crímenes atroces en los que el machismo comete sin freno ni justicia un feminicidio de años. No cesan de aparecer los cadáveres de mujeres. Entre la siniestra carcajada, el horror y la memoria de dos continentes bajo las ruinas de una cultura y una civilización, 2666 invoca la literatura como una ventana con el número de una tumba.



Foto: https://www.anagrama-ed.es/libro/compactos/los-detectives-salvajes/9788433966636/CM_232


“Asimismo, Bolaño tiene una gran virtud para posesionarse de géneros de otras naciones. Es una carcajada literaria para un argentino leer “El Gaucho Insufrible”, parodia del género gauchesco, en el cual da fe el autor del conocimiento de las coordenadas literarias de la pampa argentina. En gran medida el destino paradójico de Bolaño es escribir sobre autores que no pueden vivir de la literatura, que naufragan en la carrera literaria. Es una sorpresa que él haya encontrado ese triunfo con Los Detectives Salvajes, hacia 1998 con los premios Herralde de Novela y con el Premio Rómulo Gallegos en 1999. Quienes afirman, plantea el profesor Bautista, no sin negar las tensas relaciones entre obra literaria y mercado literario, que Bolaño es fruto de una actividad manipuladora de editores desaforados, olvidan que el éxito literario no es sinónimo de obra mediocre. Exitosos fueron Cervantes, Chejov, García Márquez. El éxito o la marginalidad no son indicios absolutos de calidad literaria. Antes de que el mundo editorial norteamericano, impulsado por lecturas como la de Susan Sontag, lo promulgara y propagara, Bolaño se había instalado como una voz distinta que trajo un mundo de mundos a la literatura hispanoamericana. Quienes señalan fragmentos en los que una palabra se repite varias veces, olvidan que se trata de una manera de plasmar los ripios de la oralidad en un lenguaje escrito. Trajo la voz del fascismo instalado en la misma república literaria; el diálogo de empresas literarias que hacen la ruptura poética y, paradójicamente, también la ruptura con la ética; la voz del canalla que observa la tiranía y la bendice en Nocturno de Chile, la obra que quizá a mí más me sobrecoge, y que mientras habite el mal, hará que sus campanas suenen en las entrañas del poder.”

En 2004, un año después de su muerte, obtuvo el Premio Salambó a la mejor novela escrita en español, por 2666. Un monumento a la literatura que condensa diversos géneros literarios y la aventura de la crítica literaria con la de sobrevivir a la exterminación en medio de las víctimas de siempre, las que son matadas antes y después de la modernidad: las mujeres.

Tras su muerte, la obra de Bolaño se difundió aún más en el mundo de habla hispana; en Francia su reconocimiento fue previo a su muerte, en Estados Unidos logró un posicionamiento impulsado por la industria cultural gringa. Pero para los profesores que promueven este Congreso, Bolaño fue –y es– un compañero de viaje antes de la atalaya norteamericana, antes de que la fama le aplastara su hígado. “Fue el contertulio que nos dio la mano para pasar con un amuleto al siglo XXI.”




Foto: https://www.casadellibro.com/libro-llamadas-telefonicas-10-ed/9788433967138/823531




Foto: http://quelibroleo.com/2666







Álvaro Bautista-Cabrera, profesor de la Escuela de Estudios Literarios de la Universidad del Valle.
Foto: Escuela de Estudios Literarios, Universidad del Valle.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *