Evento – Paradojas del cultivo de hoja de coca en el Pacífico colombiano

Paradojas del cultivo de hoja de coca en el Pacífico colombiano

El destacado investigador de las economías criminales en el país, Daniel Rico, invitado especial al foro ¿Hacia dónde va el Pacífico colombiano?, presentó en su conferencia los resultados de su tesis doctoral e investigaciones más recientes, son las incidencias del narcotráfico en la economía de la región. Apartes de su intervención.

Por: Equipo La Palabra




Daniel Rico, economista de la Universidad Nacional.
Foto: https:www.semana.com/nacion/articulo/experto-en-narcotráfico-daniel-rico-critica-politica-de-cultivos/517393


Crece la coca


Cali es una ciudad innovadora, competitiva y lo que suceda aquí va a impactar al resto de la región y algo que no hemos visto con suficiente atención es el impacto que tiene el narcotráfico en la economía real y productiva de la región. Hay una ley de la economía de más de trescientos años que afirma que el dinero de baja ley desplaza el dinero de buena ley. Cuando tenemos una economía que ha triplicado la cantidad de producción de cocaína en los últimos cuatro años, es decir, pasamos de 300 a 1.200 toneladas de cocaína, esto ¿qué implica?

Es más cocaína que sale, es más contrabando que entra al país y ese contrabando se monetiza por la vía de los textiles, por la vía del cigarrillo, se monetiza por la vía de los electrónicos, por la vía de los alimentos y eso está deteriorando las condiciones productivas. El narcotráfico no es solamente un problema rural, en las la zonas distantes de Tumaco, del Alto Mira, en Candelilla del Mar, o en las veredas del Chocó, sino que es un problema que realmente trasciende de lo rural y llega a lo urbano.



Foto: http://co.globedia.com/destruyen-laboratorios-droga-incautan-615-kilos-cocaina-colombia


La pobreza explica la coca en el Pacifico


¿Por qué tenemos las cifras de siembra de hoja de coca y producción de cocaína en esta región? ¿Por qué en un solo un municipios como Tumaco tenemos más coca que en toda Bolivia y por qué el departamento de Nariño se tiene más coca que en todo Perú? ¿Cómo llegamos a estos números? ¿Qué es lo que tiene esta región de particular que explique el fenómeno? Es una cosa paradójica: El peor sitio para sembrar coca en Colombia es el Pacífico, agro industrialmente hablando. Las condiciones ambientales no son aptas para sembrar coca. Este es un proceso que se ha tenido que adaptar a partir de la inversión de muchos recursos y mucha tecnología.

El mejor sitio para cultivar coca en Colombia son los cuatrocientos metros sobre el nivel del mar en la altillanura Meta, Guaviare, Caquetá. Es maravilloso. Esas maticas crecen solas. Son perfectas, producen cuatro veces la rentabilidad que tiene una hectárea en Tumaco o una hectárea en Chocó. Sin embargo ha sido un proceso de adaptación. A pesar de que las condiciones ambientales y agropecuarias son adversas, las condiciones socioeconómicas y logísticas son óptimas.

Por sus condiciones específicas ambientales, meteorológicas, logísticas, en el Pacífico hay más coca de lo que se dice y más coca desde hace mucho más tiempo. Las cifras oficiales que muestran que las hectáreas sembradas de cocas decrecieron en 2017 en un 17% no son ciertas. Por el contrario, lo que se encuentra es una permanente expansión y presión sobre la agricultura tradicional y legal. Esto a pesar de que esta es la región donde han recaído más esfuerzos para la lucha contra el eslabón de los cultivos ilícitos, aquí es donde más aspersiones áreas se han hecho en el país, más erradicación manual y más personas han muertos, y aquí es también donde más recursos se han invertido para desarrollo alternativo y sustitución de cultivos.

Cuando se hacen las encuestas a los productores de hoja de coca encontramos la mayor tasa de analfabetismo de los cocaleros, 24% de tasa de analfabetismo, cinco veces la tasa nacional. O sea, los que están cultivando hoja de coca están en el percentil más bajo del conocimiento del nivel educativo y ahí es donde se entra a tener conflicto con la propuesta del gobierno. La propuesta del gobierno es: Vamos hacer sustitución de cultivos para que puedan exportar, para que se integren a la agroindustria. Porque no resolvemos lo básico, la primaria, la carretera, el título de propiedad. Lo básico. Es como una percepción de volverlo ya un mercado globalizado en unas condiciones de economía moderna cuando realmente lo que tenemos son problemas muy básicos de desarrollo en unas condiciones del siglo XIX.





Sustitución sin desarrollo no es viable
La inutilidad de la guerra contra las drogas


Debemos repensar el modelo de sustitución. Tenemos un modelo perverso que se ha venido implementado durante veinticinco años, un modelo que cuesta un billón de pesos en cada cuatrienio, de convencer a los campesinos de que abandonen la coca para darles algo a cambio. El proceso de transferencias directas sin bienes públicos rurales no es viable. Yo no le puedo decir a un campesino que le doy 20-36 o 100 millones de pesos si no le soluciono la carretera, si no le doy electricidad, si no le doy títulos de propiedad, si no le genero acceso a mercados. El modelo que tenemos es decirle a un campesino que está lejos, que esta distante en el proceso, mire a ver como resuelve todos los problemas que el Estado no le ha podido resolver y aquí tiene un millón de pesos mensuales.

Los ingresos de la coca


En el Pacífico colombiano el ingreso promedio de una familia cultivadora de coca es 5.8 veces más alto que el ingreso de una familia que no produce coca, una familia campesina rural. Realmente la brecha en la generación de ingresos de cultivos legales versus ilegales en el Pacífico es muy drástica. Esto no quiere decir que los productores de hoja de coca se estén haciendo multimillonarios, que la coca se esté pagando exponencialmente alta, es que los ingresos asociados a la legalidad son muy bajos. En el resto del país no es tanto. En el Putumayo, en el Caquetá, por ejemplo encontramos que el productor de hoja de coca recibe en promedio una tercera parte, o sea mucho menos que lo que recibe un productor de un producto legal.

En la mayoría de las regiones lo que encontramos es un punto medio. El cultivo de coca es una opción más que da una rentabilidad más o menos similar. Lo que pasa es que el atractivo del cultivo de coca no está en la rentabilidad, el atractivo está en la certeza del ingreso. El que invierte en coca sabe a cuánto le van a pagar y cuando le van a pagar. El que invierte en cualquier otro producto, palmito, cacao, pimienta, que está en furor en el Putumayo, etc., es una lotería. A usted le puede ir muy bien o le puede ir muy mal. En la coca va la fija. Este un factor muy drástico en el Pacífico que determina este tema de los ingresos.




Sustitución de cultivos ilícitos.
Foto: https://www.elmundo.com/noticia/Definido-plan-para-sustitucion-voluntaria-de-cultivos-de-uso-ilicito/345587


Ojo con el Chocó


El reto más importante es el Chocó. Los cultivos ilícitos están migrando hacia el norte. Obviamente, por condiciones logísticas cerca de Panamá y ahorrarse cientos de miles de millas va hacer mucho más efectivo. Si debería haber una zona prioritaria en el Pacífico y en Colombia para intervención en materia de desarrollo rural, en materia de control de insumos y precursores, en materia de control de economías criminales es el Chocó. Todos los vectores de criminalidad apuntan hacia el Chocó.


Comentario final


En Colombia no hay un diagnóstico claro del problema de drogas en su complejidad. Y mientras no haya un concepto claro, las políticas públicas van a estar estrellándose y seguirán siempre con problemas de incidencia cierta en la realidad colombiana. Hay problemas que no se están tratando en esas políticas. 1. La modificación de los focos de la demanda internacional de cocaína. Que nos han vendido: que el problema es Colombia-Estados Unidos. La producción que sale de Colombia básicamente va para Estados Unidos y eso ha cambiado notablemente. 2. El problema de Estados Unidos hoy se asocia más a opiáceos naturales y sintéticos. Ese es el problema de ellos. Este punto refuerza el punto de que ellos no tienen un problema de cocaína hoy sino básicamente de opiáceos. 3. El problema de salud pública en relación con cocaína ha disminuido notablemente en Estados Unidos. Este punto puede ser una oportunidad. Un país más independiente, más autónomo podría poner sobre la mesa este punto en la relación bilateral con Estados Unidos. 4. Las decisiones se están tomando con narrativas falsas que no tienen evidencia y esto está perjudicando la falta de salida de la problemática.




Las rutas de la coca.
Foto: http://www.cablenoticias.tv/vernoticia.asp?ac=Polic%C3%ADa%20de%20Panam%C3%A1%20detuvo%20a%20dos%20colombianos%20y%20decomis%C3%B3%20158%20kilos%20de%20coca%C3%ADna&WPLACA=20312


Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Suscribirse

* indicates required
/ / ( dd / mm / yyyy )