Entrevista – Entre música e historia: La marimba

Entre música e historia:
La marimba
Su origen y transformaciones

Héctor Tascón Hernández, gran intérprete y compositor de la marimba, musicólogo de la Escuela de Bellas Artes, estuvo conversando para “La Palabra en radio” sobre la marimba: su origen, sus transformaciones y su participación en el Festival de Música del Pacífico Petronio Álvarez.


Por: Lucia López
Estudiante de Lic. en Literatura




“Más que hacer canciones, yo me he dedicado a hacer historias con la marimba”. Héctor Tascón.
Foto: https://www.youtube.com/watch?v=GI8RUAehHPY


Con el sonido de la marimba, tocando un bambuco viejo, empieza la entrevista con el musicólogo Héctor Tascón Hernández, reconocido por su labor investigativa sobre la marimba y nuestras músicas del Pacífico. Al hablar sobre el origen de la marimba, propone dos posibles versiones: la primera que la conecta con los africanos y la segunda con los indígenas. Varias de las bases rítmicas de los tambores que acompañan el currulao se parecen a las bases de los tambores en África; sin embargo, los indígenas en México y en Centroamérica también reclaman a la marimba, la cual es su instrumento Nacional. La incógnita continúa cuando nos acercamos a las afinaciones de la marimba, pues el músico nos explica que los balafones africanos y la marimba guatemalteca comparten una misma vibración que suena como si estuviera la tabla rota; en cambio, la marimba colombiana —a pesar de ser un elemento importante de la sonoridad del balafón africano— no tiene esa vibración.

Aunque hay bases rítmicas que conectan a la marimba con el sonido africano, Héctor Tascón nos explica que resulta complicado asegurar que las afinaciones de las marimbas son las mismas que trajeron los africanos, ya que las marimbas aparecieron después de la llegada de los esclavos y de la manumisión: Sería difícil pensar que una cultura haya guardado durante 100 años esas ideas sonoras en su mente y luego las haya depositado en la marimba. De todas maneras resulta muy conveniente en este momento del resurgimiento del “Afro-boom” ésta conexión de la marimba con lo africano. Tascón concluye: “Me aventuraría a decir que nunca sabremos de dónde es la marimba. La incógnita sigue ahí y me parece muy interesante”.

Para hablar de las posibilidades musicales que tiene la marimba, Héctor Tascón comienza explicándonos que inicialmente la marimba de chonta es un instrumento que tiene una afinación tradicional; sin embargo, cuando la marimba empieza a salir a los festivales, se presentan modificaciones en su afinación, pues los músicos empiezan a tocar con piano y con bajo, y afinan la marimba como las notas blancas del piano, aunque ella tenga un solo teclado.

Las opciones para tocar la marimba se van complejizando y así sus posibilidades musicales aumentan. A los músicos les interesa construir arte y para eso se valen de lo que necesiten. Ellos no temen explorar nuevas estrategias para tocar el instrumento, así esto signifique alejarse de la formas tradicionales, por eso los procesos culturales se enriquecen con nuevos planteamientos. Desde 1920 la marimba centroamericana fue cromática, lo que le permitió a sus músicos hacer jazz y tener nuevos desarrollos para la marimba; los modelos rítmicos se mantuvieron pero el campo de acción de la marimba se amplió. Cada vez vemos con más fuerza a las marimbas cromáticas participando, ya no solamente en grupos de música tradicional, sino también en grupos de rock y de jazz. Esperaríamos que hubiera marimbas en grupos de salsa, lo cual redimensionaría el papel de la marimba en nuestra región.

¿Qué está pasando en el Petronio Álvarez con la marimba? A la marimba la tocan dos personas: el bordonero que toca la parte baja de la marimba y el requintero que toca la parte aguda; cuando tocan los dos juntos se llena la música porque suenan cuatro sonidos al tiempo. Tristemente la marimba ha perdido uno de sus personajes. Héctor Tascón manifiesta que esto ha generado un debilitamiento en los grupos de música tradicional y de música libre. En los grupos de música tradicional porque suenan únicamente dos sonidos al tiempo, y además, cuando no está el bordón, las cantadoras tienden a ir a otras partes porque se quedan sin bases; en los grupos de música libre porque se quedan un poco cortos en el sonido brillante de la marimba y entonces ella pierde el lugar, tan importante, de relleno armónico. Pero bueno, la música se va transformando con sus necesidades y los grupos se acomodan a éstas.

Ante la costumbre de la música colombiana de fusionar con el jazz, la salsa o el hip hop, Tascón da su visión sobre el futuro de las fusiones en el contexto del Festival Petronio Álvarez: Evidentemente este tipo de desarrollos enriquecen la música. Creo que el hecho de que la marimba llegue al hip-hop es bien importante. La cuestión ahí es la calidad de lo que se está desarrollando. En el caso del Petronio, varios de los arreglos musicales están orientados hacia las nuevas músicas, vemos mucho interés y nuevas ideas, pero a veces falta un buen manejo del formato, falta calidad y equilibrio sonoro. Estamos viviendo un boom de la música fusión del Pacífico, pero eso va a tener un declive en algún momento, y si no se ha construído música con calidad, el Petronio podría volverse un festival en el que la gente pierda el interés por la música. Una de las preocupaciones que se tiene en torno a la música fusión, es que con el paso del tiempo el interés musical se pierda. La rumba y la fiesta son importantes, pero si no hay calidad en el tema de las afinaciones, de los vientos y de la sincronía de los arreglos, es posible que pase el boom del Petronio y que la gente no se sienta interesada por una música que tiene muy buenas ideas, pero que, tal vez, no tiene tan buena calidad interna en su construcción.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *