Entrevista – Camino al cambio climático

Camino al cambio climático


“Debemos de trabajar en la resiliencia que tenemos como seres humanos y comunidades. ¿Cómo hacerlo? Trabajando en soluciones para hacernos menos vulnerables.”

Por: Nadia Freire
Redactora La Palabra




Foto: https://cronicon.net/wp/cifras-que-muestran-la-gravedad-del-cambio-climatico-en-america-latina/


El cambio climático se ha convertido en una problemática mundial; de una forma ineludible nos hemos convertido en actores y espectadores de un cambio trascendental. Para ahondar en este panorama, entrevistamos a Esteban Correa García, Doctorando en Ciencias Ambientales de la Universidad del Valle, quien actualmente investiga factores determinantes del cambio climático, como el uso intensivo del agua y las quemas en el monocultivo de la caña de azúcar en el Valle del Cauca.

¿Qué podemos aprender inicialmente acerca del cambio climático?

Es clave hacer la diferenciación entre calentamiento global y cambio climático, porque se tienden a confundir estos conceptos. El calentamiento global es la temperatura de la tierra, y el cambio climático es un aumento de la temperatura de la tierra de forma permanente y constante.

¿Quiénes son los causantes del cambio climático en la actualidad?

Los responsables en sí somos todos, pues generamos los gases efectos invernadero (GEI). Estos gases hacen que los rayos solares no puedan salir de la tierra y se devuelvan generando el fenómeno llamado efecto invernadero, que aumenta la temperatura de la tierra. Hay un actor que genera una mayor cantidad de GEI, superando cuanto pudieran emitir todos los seres humanos, es la industria.

Dentro de la industria global, hay unas industrias que se basan en los combustibles fósiles, como la gasolina y el petróleo. Estas ocasionan predominantemente el aumento de la cantidad de CO2 -el cual es un GEI- en la atmosfera. También la industria agropecuaria es un gran generador de estos gases, ya que el ganado genera gas metano, clasificado como GEI.

Entonces, ¿cuáles son los actores de la industria que más aportan a la emisión de gases?

Hablemos con nombres propios. Se calcula que las empresas petroleras emiten el 60% del total de los GEI de todo el planeta. Las petroleras chinas como Sinopec, encabezan la lista de las petroleras que aportan fuertemente al calentamiento global. El Segundo lugar es para la empresa árabe Saudi Arabian Oil Company, más conocida como Aramco y en el tercer lugar está la gigante rusa Gazprom, las cuales aportan al calentamiento del planeta un 4% cada una.

Finalmente, están las petroleras estadounidenses que son empresas privadas a diferencia de las anteriores que pertenecen al Estado. Entre ellas está la robusta Exxon Mobile, quien tiene como principal accionista a Vanguard Group, un fondo de inversión privado que también es accionista de empresas muy poderosas en Occidente.

Ante la responsabilidad que tiene esta industria, ¿qué sucede con las medidas regulatorias?

Evidentemente la regulación de los países podría servir de control, lo real es que estas regulaciones no funcionan. Primero, hay países que no se han comprometido en generarlas, mientras que otros países que las tienen, no cuentan con los controles internos para llevarlas a la práctica.

Por ejemplo, Estados Unidos es uno de los mayores generadores de GEI y todavía no ha ratificado ni ha aceptado el protocolo de Kioto, ni el acuerdo de Paris. En tales acuerdos los países participantes se comprometieron en generar regulaciones. Entonces, aunque las regulaciones son importantes, y podrían ser una solución, los grandes contaminantes del mundo no se comprometen. Esta conducta responde a intereses netamente económicos, porque la industria del petróleo y la industria automotriz, se verían fuertemente impactadas con dichos controles.

Desde 1971 cada año se celebra el Foro Económico Mundial en la ciudad de Davos -Suiza, este año se desarrolló del 22 al 25 de enero; el tema central fue el cambio climático, ¿considera que estos foros impulsan el desarrollo e implementación de políticas al interior de los países?

Estos foros son importantes. En este momento la discusión global que está teniendo la humanidad es el cambio climático. Sin embargo, han existido reuniones más importantes, que no las realizan las empresas privadas sino las Naciones Unidas. Por ejemplo, La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) (1997). De ahí surgió El Protocolo de Kioto, que busca reducir las emisiones de seis GEI que causan el calentamiento global. En El acuerdo de Paris (2015), se acordó la reducción de las emisiones de los GEI, a través de la mitigación, adaptación y resiliencia de los ecosistemas.

Aun así, hay países que no firmaron los acuerdos. Estas reuniones quedan en deseos si los países no se comprometen y generan acciones contundentes para honrar tales acuerdos.

¿Una conciencia colectiva podría ayudarnos a revertir las consecuencias del cambio climático?, ¿o definitivamente el accionar está en manos de los gobiernos?

Podríamos decir que la solución para frenar el cambio climático, es un accionar conjunto que involucre a las personas, al gobierno, y a la industria. Hay que tener presente que los grandes contaminantes y responsables del cambio climático, no son las personas, ni siquiera los países. Los responsables son las empresas, y tienen el poder de generar cambios importantes al respecto.

El problema es otro, aunque la tierra aún no ha entrado al cambio climático como tal, queda poco para hacer. Algunos científicos han explicado que el punto de no retorno de este cambio climático, es en el año 2020, o sea que queda menos de un año para hacer algo antes de ese punto irreversible. Considero que, si no se hizo lo debido en las últimas décadas, dudo mucho que en pocos meses se haga. Prácticamente, este cambio climático se va a dar, se calcula que la temperatura global de la tierra va aumentar 1º, y esto generará grandes cambios y transformaciones en el globo terrestre.


Esteban Correa García, doctorando en Ciencias Ambientales de la Universidad del Valle.
Foto: http://estebancorreagarcia.com/biografia/


¿Y la divulgación y la comprensión de los riesgos climáticos podrían desacelerar tales consecuencias?

Desde los años 70 se está hablando de cambio climático y calentamiento global. Muchos científicos han generado diversas advertencias sobre el cambio en la temperatura de la tierra. Por más que se ha hecho difusión por diversos medios, a través de medios de comunicación, las revistas científicas, el uso de la política o el discurso de diversos voceros –como la labor del ex senador Al Gore o Leonardo Di Caprio, que se ha convertido en embajador de esta causa–, nuestra realidad es cruda.

Lamentablemente ni la industria, ni los gobiernos, ni las personas hemos hecho algo trascendental para impedir esto. La divulgación científica no va a evitar que suceda el cambio climático, lo que nos resta es un proceso de adaptación ante este calentamiento global que inminentemente va a llegar.

Ante este panorama ¿por qué hay resistencia de diferentes países, principalmente de Estados Unidos para transitar de los combustibles fósiles a la energía limpia?

Las energías limpias se han desarrollado desde hace varias décadas y existe la suficiente tecnología para implementarlas de manera eficiente. ¿Por qué no se han podido masificar tecnologías como la energía eólica o la energía solar? Todavía ciertas empresas tienen grandes expectativas para la generación de riqueza con el negocio del petróleo.

Las empresas de ese sector proyectan que aún hay 100 años de vida útil de los pozos petroleros, más aún cuando han descubierto nuevos pozos y nuevas técnicas para la extracción de petróleo. Por ejemplo, la extracción a través de las arenas bituminosas, que consiste en pulverizar la tierra y exprimirla literalmente. O el fracking, que es extraer petróleo de grandes profundidades de la tierra.

Buscando otras alternativas, ¿considera que un sistema eficaz de fijación de precios del carbono y la divulgación de los riesgos económicos pueden ser medidas útiles?

Después de La cumbre de Kioto se implementó todo el sistema para regular los GEI a través de la Bolsa de valores y los títulos de carbono. En teoría esto funciona muy bien. Las empresas que necesitan contaminar, o superar los límites de las regulaciones, compran títulos o certificados de carbono que compensen esas toneladas de CO2 con las cuales están contaminando. Eso en teoría podría generar un equilibrio entre el CO2 que se emite y el oxígeno que se genera en compensación, a través de los títulos de CO2.

Observamos que en la práctica no funciona bien, se ha dicho que ha fracasado ese sistema para controlar las emisiones de CO2. Contrario a lo deseado, las emisiones se han duplicado, porque ahora las empresas “pueden contaminar legalmente”. Empresas con buen músculo financiero, compran los títulos que necesitan y siguen contaminando.

Adicionalmente no en todos los países está funcionando ese sistema de manera obligatoria. Por ejemplo, en Colombia hay un mercado de compra y venta de esos certificados, sin embargo, para las empresas que contaminan no es obligatorio comprar esos certificados. En Colombia hay empresas que certifican y está La Bolsa Mercantil de Colombia que es en donde se registran esos certificados. La mayoría de las empresas que los compran son las empresas extranjeras, porque recordemos las nacionales no están obligadas a comprarlos.

Hablando de Colombia, ¿Cuáles son las principales consecuencias del cambio climático en nuestro país y particularmente en el Valle del Cauca?

Aunque el cambio climático es global, las consecuencias impactan fuertemente de manera local. Estos impactos golpean primero a los países más vulnerables, y Colombia es un país vulnerable, por su infraestructura, por sus niveles de pobreza y porque gran parte de la población está expuesta. Observemos los asentamientos y cordones de pobreza a lo largo del país.

Uno de esos impactos es la afectación en el clima; anteriormente evidenciábamos las temporadas claramente definidas como soleadas o de lluvias. La gente trabajaba la tierra siguiendo esos periodos. Hoy en día eso ha cambiado notoriamente, antes se hacían cuentas basándose en las cabañuelas, tanto para sembrar como para cosechar. Actualmente un mes que históricamente era de sol puede presentar abundantes lluvias y viceversa. Estos cambios no solo afectan el flujo de los cultivos, sino las condiciones de seguridad y bienestar de las comunidades que viven en zonas inundables. Estamos evidenciando con mayor frecuencia desastres por este factor.

Si hablamos de los impactos producto del cambio climático, terminaremos hablando de un efecto cascada. Si el clima se ve afectado, la producción agrícola se impacta, por ende la seguridad alimentaria también se compromete.

Ante el panorama mundial y regional que afrontamos ¿qué podemos hacer en calidad de individuos y de ciudadanos del mundo?

Hace años podíamos decir que la oportunidad de cambio la tenían las empresas. Hoy, aunque los gobiernos quisieran hacer algo, el cambio climático es inminente, lo que podemos hacer es prepararnos. Debemos trabajar en la resiliencia que tenemos como seres humanos y como comunidades. ¿Cómo hacerlo? Debemos trabajar en soluciones para hacernos menos vulnerables. ¿Cómo ser más resistentes? Podemos prepararnos para enfrentar el aumento del nivel del mar, periodos de sequía, un tornado, cuanto pueda ocurrir. Obviamente esto solo puede ocurrir de la mano del Estado.

Hay que hacer cambios drásticos en nuestra forma de vivir, cómo nos alimentamos, cómo gastamos el dinero, cómo generamos basura. Esos cambios pueden ayudarnos en aminorar la degradación de la tierra y aspirar a habitarla por más tiempo.




“Se calcula que las empresas petroleras emiten el 60% del total de los GEI de todo el planeta”.
Foto: https://www.tekcrispy.com/2017/07/07/detener-cambio-climatico/

Comments

  • Muchas gracias por esta nota. Me parece muy informativa y con buenas reflexiones sobre lo que debemos hacer frente al inminente a cambio climático.

    Sería interesante que se ampliara la discusión sobre los impactos locales, en este caso, sobre el Valle del Cauca. Quizá, explicando sobre cómo el calentamiento global genera variabilidad climática, la misma que observamos día a día y afecta de manera directa las actividades productivas del departamento. Gracias.

  • Muchas gracias por esta nota. Me parece muy informativa y con buenas reflexiones sobre lo que debemos hacer frente al inminente a cambio climático.

    Sería interesante que se ampliara la discusión sobre los impactos locales, en este caso, sobre el Valle del Cauca. Quizá, explicando sobre cómo el calentamiento global genera variabilidad climática, la misma que observamos día a día y afecta de manera directa las actividades productivas del departamento. Gracias.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *