Editorial – Nada apocalíptico

Nada apocalíptico




Foto: https://www.elperiodico.com/es/sociedad/20200227/coronavirus-ultimas-noticias-directo-7817968


Todo comenzó en Wuham, la capital de Hubei, la provincia de China más afectada por el coronavirus. Una urbe con 11 millones de habitantes, destacada por sus universidades, sus parques de desarrollo científico y tecnológico – más de 350 institutos de investigación y 1656 empresas de alta tecnología – cuyo nombre produce miedo y zozobra en el mundo por causa del COVID-19. El poderoso aparato global de las comunicaciones y las nuevas tecnologías de la información se han encargado de crear un clima apocalíptico como cuando se descubrieron los primeros brotes del SIDA en África.

Varios expertos de la Universidad Nacional de Colombia, como informa la agencia de noticias de la misma, afirman que no se trata de un virus mortal en todos los casos de contagio. El doctor Fernando de la Hoz, director del Departamento de Salud de la UNAL, advierte que a pesar de la ola de pánico que se ha desatado, no estamos ante ninguna enfermedad apocalíptica, pues la mayoría de los servicios de salud del mundo están en capacidad de tratar a los pacientes que adquieran el coronavirus. Esto no le resta gravedad al asunto, simplemente ofrece una visión más realista y menos sensacionalista de lo que la medicina tiene que enfrentar cuando aparecen estos nuevos microorganismos que afectan a un número de pacientes con ciertas características. El doctor Jorge Cortés, médico e infectólogo de la UNAL, señala que hace cuarenta años cuando se descubrió el sida (VIH), los pacientes eran nuevos para la sociedad médica; algo similar ocurrió hace diez años con la aparición de la Influenza (H1N1). Situación similar ocurrirá con el COVID-19, que pese a las vidas humanas que costará, la medicina encontrará soluciones y tratamientos.

Para los especialistas de la UNAL, sin desconocer los estragos causados por el virus, aún es muy temprano para determinar la magnitud de la enfermedad, lo que genera ansiedad y temor. La manera como China viene tratando el asunto evidencia la gravedad de la cuestión – 20 millones de chinos están en cuarentena – y explica el estado de alerta en todo el mundo. Tienen mucha razón los científicos en tener confianza en los estudios y en el tiempo prudencial para encontrar soluciones. Así como el sida es hoy una enfermedad crónica tratable, así como la hipertensión o la influenza, también lo será el coronavirus. Ojalá lo más pronto posible.

Suscribirse

* indicates required
/ / ( dd / mm / yyyy )