Editorial – La Minga Social Indígena

La Minga Social Indígena




Foto: https://www.crihu.org/2019/03/declaratoria-minga-regional-crihu2019.html


Las luchas de los pueblos indígenas acaecen desde los tiempos de la colonia. Las ciencias humanas y sociales en las últimas décadas han recuperado, en parte, la historia de estas culturas a las cuales la humanidad les debe tanto, y las propias comunidades continúan en la inquebrantable brega por mantener sus saberes ancestrales, sus lenguas y sus territorios. Una lucha que cada tanto se expresa en las mingas sociales de estas comunidades cuando los gobiernos de turno incumplen los compromisos pactados.

En estas últimas semanas, con mucha razón y justicia, las comunidades indígenas del Cauca y demás departamentos de suroccidente colombiano, a través del CRIC y sus 11 regionales, han salido a exigir el cumplimiento de lo establecido en los decretos 1999 y 2017 que obligan al Gobierno a garantizar la ejecución de los planes cuatrienales para los pueblos indígenas del Cauca. En la Comisión Mixta creada mediante el decreto 811/2017, en su reunión de enero de 2019, fueron discutidos, sin solución, los compromisos en los sistemas de educación, salud, comunicaciones, asuntos económico-ambientales, justicia, control territorial y gobierno. El incumplimiento de los compromisos en el cuatrienio anterior, según el CRIC, asciende a 3,5 billones de pesos. La justa solicitud indígena es que se incorpore esa cifra del plan cuatrienial anterior al Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022. La respuesta del gobierno ha sido remitir al llamado Pacto indígena del PND, que en un anexo alude a 10 billones de pesos para inversiones en los territorios de 120 pueblos originarios en todo el país. Los indígenas rechazan esta propuesta porque es una partida indiscriminada que no se refiere a las deudas con los pueblos indígenas del Cauca; además el CRIC señala que por tratarse de una nota marginal no implica una inversión de obligatorio cumplimiento ni está detallada en los rubros del Plan Plurianual de Inversión (ver https://nasaacin.org/gobierno-nacional-vulnera-derechos-e-incumple-acuerdos- con-los-pueblos-indigenas-del-cauca/).

Las negociaciones no avanzan, han llegado a un punto muerto que sólo se despejaría con la negociación directa con el Presidente. No hacerlo cada día que pase tiene costos altísimos de toda índole. Desde el punto de vista de temas, tiempos y participantes la reunión entre la Minga y el presidente es perfectamente manejable. La dificultad esta en la capacidad y voluntad del Gobierno para llegar a compromisos con los indígenas y campesinos. Algunos entendidos en estas lides afirman que lo del bloqueo se puede solucionar rápidamente si hay una declaración expresa del presidente fijando la fecha y la decisión de dar respuesta a las demandas.

Diálogos, mesas, decretos, actas y hasta presupuestos de papel han desembocado en la frustración y en la desconfianza y es por esto que la Minga pretende que sea el presidente de la República en persona quien defina el marco de los compromisos y sea el garante principal del cumplimiento de la palabra y de la letra empeñada.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *