Editorial – La ciencia y el futuro

La ciencia y el futuro




Foto: https://www.muyinteresante.es/tecnologia/articulo/ventajas-y-riesgos-de-la-inteligencia-artificial-651449483429


José Luis Cordeiro, un destacado miembro de la Academia Mundial de Arte y Ciencia y parte del equipo del The Millenium Project, vaticina que el mundo en el 2030 será radicalmente distinto al mundo de hoy. El rápido crecimiento económico y la convergencia habrán mejorado las condiciones de la base de la pirámide, y serán muchos los que puedan ascender su mirada hacia el espacio exterior. La colonización de Marte empezará durante los 2020s según los diferentes planes de muchos gobiernos (como los de China, Europa, India, Japón, Rusia y Estados Unidos e incluso algunas empresas privadas (por ejemplo, Blue Origin, MarsOne, SpaceX y Virgin Galactic).

Esta visión tiene muchos matices. Sin desconocer los increíbles avances de la ciencia y la tecnología, también estamos frente a graves peligros como el cambio climático, las guerras nucleares y las informática o las tecnologías disruptivas, o lo que anuncia Yuval Nora Harary en su libro, 21 lecciones para el siglo XXI, apuntando que las revueltas sociales ya no serán contra una élite económica que explota a la gente, sino contra una élite ecónomica que ya no la necesita. Concluyendo que es mucho más dificil luchar contra la irrelevancia que contra la explotación.

Estamos ante un panorama complejo y de insospechados cambios. Todos los días asistimos a miles de noticias en todo el mundo de cómo se están acelerando a una gran velocidad. Veremos más transformaciones en los próximos 20 años que en los últimos 200 años. Algunas tecnologías están cambiando radicalmente a la humanidad en general, y también cambiando a los seres humanos en particular. Muchos expertos hablan de las cuatro ciencias y tecnologías del futuro: NBIC (nano-bio-info-cogno). Los campos NBIC están convergiendo de una manera acelerada y ayudarán a trascender muchas limitaciones humanas para mejorar las vidas alrededor del mundo y, eventualmente, más allá de nuestro pequeño planeta. Algunos autores coinciden que la actual revolución científico-técnologica, el mayor cambio ocurrido desde la revolución industrial, pareciera que no tuviera límites y todavía es muy temprano para comprender la magnitud de los cambios.

La actual revolución tecnológica, como lo analiza Néstor Toro Caicedo un egresado de Univalle experto en informática, en reciente investigación – Los mensajes de datos y la prueba electrónica – , no es simplemente la continuación en la manera de hacer las cosas, sino una profunda revolución global en la manera en que las personas se relacionan entre sí, con los gobiernos y con las empresas con evidentes repercusiones sociales. Tal es el caso, por ejemplo, de la Inteligencia Artificial (IA) y sus alcances de estar a punto de suplantar a los humanos y de superarlos en lo que hasta ahora eran habilidades exclusivamente humanas. Un avance crucial para la humanidad que apenas empieza y cuyas consecuencias, para bien o para mal, todavía no estamos en capacidad de valorar su impacto en la vida humana. Ya estamos a las puertas de un futuro, que no por luminoso deja de tener su lado oscuro. A esto le llaman ahora la transhumanidad.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *