Editorial – Al borde del colapso

Al borde del colapso




Foto: http://www.eluniversal.com.co/educacion/acuerdo-entre-trabajadores-y-directivos-de-la-u-nacional-135500

En recientes declaraciones del rector de la Universidad del Valle, Edgar Varela Barrios, expresa su voz de alerta ante la grave situación de las finanzas de las universidades públicas del país. La desfinanción galopante, de seguir el rumbo creciente que trae desde hace dos décadas, pondría en graves peligros la calidad de la educación impartida en estas instituciones. Al clamor de los rectores del Sistema Universitario Estatal (SUE) se vienen sumando las exigencias de estudiantes, profesores y trabajadores al nuevo Gobierno Nacional para que garantice los recursos que fueron incluidos por la anterior administración en la Reforma Tributaria para la educación superior pública y que a la fecha no han sido desembolsados. Se requiere de la actual dirección nacional que tramite en el Congreso de la República un adicional al presupuesto para concluir el año 2018 y que se le asignen los recursos a la base presupuestal para el 2019, para que, de una manera definitiva, se resuelva el desfinanciamiento estructural de las universidades y la educación públicas, bien sea a través de una nueva ley de financiación o mediante la reforma de los Artículos 86 y 87 de la Ley 30 de 1992.

El profesor Adolfo Ateortúa, ex rector de la Universidad Pedagógica Nacional, invitado por CORPUV a Univalle, hizo un detallado análisis del estado de la Educación Superior Pública, en el cual destacó los aspectos determinantes de la crisis financiera: la desaparición del antiguo CREE (impuesto tributario para la equidad), por el cual las universidades públicas dejaron de recibir casi un billón de pesos desde el 2016, dineros desviados para el programa Ser Pilo Paga y el ICETEX , y que hasta la fecha el gobierno no ha girado el reducido porcentaje que restó; la adición presupuestal del 2017 que no compensó el incremento de la nómina por encima de IPC y mucho menos las pérdidas del antiguo CREE; las reglamentaciones de revistas por parte de Colciencias que desestimulan la producción académica de los profesores y sus efectos salariales; la modificación del sistema de acreditación de las universidades con normas que favorecen a las no oficiales; la no aprobación del CONPES para la financiación estructural de la Educación Superior Pública; y el nuevo presupuesto para el 2019 indexado apenas con el IPC más un punto, cuando mínimo se necesitan 5 puntos. Esta situación, que tiene otros factores, necesita intervención urgente del Gobierno Nacional.

El papel de las universidades públicas es incuestionable, las cifras del Ministerio de Educación demuestran que ellas jalonan la cobertura, la investigación, la proyección social y la calidad de los programas que se ofrecen en el país en pregrados, maestrías y doctorados. No se puede admitir el modelo neoliberal que claramente pretende mercantilizar la educación y desplazar en esa lógica la financiación de las instituciones públicas para las privadas, un modelo que no contribuye en nada para la democratización de Colombia.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *