Dossier Especial – Apropiación Social del Conocimiento. Hombro a hombro con la gente

Apropiación Social del Conocimiento. Hombro a hombro con la gente

La Apropiación Social del Conocimiento —una conceptualización reciente en Colombia y en muchas partes del mundo, no tiene más de dos o tres décadas—, urge pensarla de manera específica por parte de los académicos, los investigadores y las personas que se desempeñan en la educación superior, a la cual no solo le compete formar profesionales sino también investigadores para el desarrollo de proyectos de investigación que solucionen grandes asuntos de la ciencia, la tecnología y de la sociedad, que contribuyan al bienestar de las comunidades. Apartes de las entrevistas realizadas con 16 académicos e investigadores para el libro, Apropiación Social del Conocimiento publicado por el Programa Editorial de Univalle.



Por: Equipo La Palabra




EDGAR VARELA VARELA
Rector


La Universidad produce el conocimiento, está inmersa en la sociedad y es un actor dentro de ella”.
Edgar Varela Barrios


EDGAR VARELA VARELA
Rector


La Apropiación Social del Conocimiento es una línea nueva y un desafío relativamente reciente. En general las universidades no creen que sea importante que el conocimiento se apropie socialmente. Básicamente, lo que el mundo universitario concibe es que la Apropiación Social del Conocimiento se da mediante los egresados; usted tiene estudiantes de pregrado, posgrado y doctorado, los forma, los entrena, los capacita y luego ellos desempeñan funciones en la sociedad y a partir de allí la Universidad cumple su función social.

Los temas de Apropiación Social, que Javier Medina ha trabajado dentro de la Universidad, tienen que ver con otro aspecto que, anacrónicamente, llamaban extensión, educación continuada, como no solo titular a alguien en carreras formales, sino lograr que haya áreas y fragmentos del aprendizaje donde las personas puedan tener acceso a través de la educación continuada. Sin embargo, diría que eso es anacrónico e insuficiente.

(…) Los académicos de las ciencias hablan del modo tres de investigación. El modo uno es estar encerrado en sí mismo, en donde se investiga en la torre de marfil sin aplicaciones. El modo dos se refiere a la vieja manera de realizar extensión universitaria y generar algunos productos de la formación del conocimiento que le llegan a la sociedad. Y en el modo tres la Universidad es un actor muy importante del desarrollo y los procesos de políticas que tiene la sociedad. Yo diría que eso le da un sentido muy diferente a la universidad contemporánea.



DARÍO HENAO RESTREPO
Facultad de Humanidades


En el campo de las Artes y las Humanidades, la forma como las personas se involucran en los procesos artísticos se puede medir. Tenemos una experiencia en el Centro Virtual Isaacs que surge precisamente para que todo lo que acontece en el campo de la cultura, la literatura, la historia, y la gastronomía se divulgue y la comunidad se apropie de estos saberes, estamos hablando de centros de consulta de estas informaciones, productos de investigaciones que se sistematizan y se colocan a disposición del público. Hoy los medidores nos demuestran que tenemos personas consultando en la región, en el país y en muchos lugares del mundo. Eso da cuenta también que nuestro lenguaje, nuestra literatura o nuestra gastronomía son de interés para investigadores de otros ámbitos. Lo que consultan los estudiantes de muchos ámbitos en el país y en el extranjero cuando acceden a la Web demuestra la utilidad de ese conocimiento sistematizado en el Centro Virtual Isaacs. Está llegando a muchas comunidades en el mundo. Podemos citar dos ejemplos significativos: el IX y el X Simposio Internacional Jorge Isaacs. Uno dedicado a Jorge Isaacs, autor emblemático de la nación colombiana por ser el primer escritor moderno que le dio prestigio a las letras y a la cultura del país durante la segunda mitad del siglo XIX, cuando Isaacs escribió la novela de María en 1867. Este escritor fue objeto de publicación de su obra completa que hoy puede ser consultada y descargada gratuitamente del Centro Virtual Isaacs, de la Biblioteca Nacional, la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República y el Centro Virtual Cervantes de Madrid y en otras bibliotecas del mundo.

Otra experiencia fue el Simposio dedicado a la vida y obra de Manuel Zapata Olivella, uno de los más destacados intelectuales y creadores del siglo XX colombiano, con gran reconocimiento internacional. Ambos even¬tos fueron trasmitidos, los centrales por el canal Telepacífico y el resto vía streaming. Luego los conversatorios y las conferencias se colocaron a disposición en la página web y a través de nuestro canal de Youtube. Esta es una manera de promover Apropiación Social, una forma de disponer el conocimiento a públicos más amplios.



JAIME CANTERA
Facultad de Ciencias Naturales y Exactas


La Universidad para mí siempre ha estado muy cerca de la Apropiación porque desde muy temprano sé que estamos en relación permanente con la comunidad y puedo decir incluso que hemos tenido esa dinámica de ellos hacia nosotros. Muchos de nosotros fuimos fuertemente influenciados en nuestras carreras por la opinión que la comunidad tiene de su entorno y su conocimiento ancestral. Trabajando en el Pacífico ancestral me enfrenté muchas veces al tema de la cultura y el conocimiento tradicional, y con eso entonces nosotros empezamos a apropiarnos del conocimiento y el territorio de ellos hacia acá. Eso fue en una fase de la vida.

Actualmente nosotros cambiamos la situación para que generáramos conocimiento del cual la comunidad pueda apropiarse. Mi punto entonces es que la Universidad del Valle de manera silenciosa y menos valorada, hacía apropiación desde siempre. Únicamente en el último tiempo, nosotros resaltamos ese valor como parte de la gestión del conocimiento y entonces lo resaltamos. Pero en el tema de nosotros, por ejemplo, hemos sido claves para generar conocimientos para que Colombia decida hacer áreas naturales. Qué mejor ejemplo de apropiación que eso: cuando nosotros generamos un conocimiento sobre un área determinada, un área salvaje determinada (Gorgona, Malpelo, el sur del país, Chocó), ese conocimiento alguien lo toma o apropia y le sirve para decir: “miren señores, estas áreas tienen riquezas y valores de conservación incalculables, por lo tanto debemos hacer un programa de conservación y declarar esta zona parque natural o patrimonio común de la humanidad”, entonces de esa manera la Universidad del Valle todo el tiempo hizo el aspecto de apropiación.

(…) En los últimos años la Universidad ha tenido como meta tener una mejor relación con la sociedad. Desapareció con el tiempo la “burbuja de Meléndez” como también la “burbuja de San Fernando”. La de Meléndez, un lugar donde se guarda conocimiento en los anaqueles, o queda para que otras personas generen otro conocimiento pero que la sociedad no lo pueda aprovechar. La Universidad comprendió eso hace años y empezó a hacer transferencia de resultados de investigación a la sociedad, entonces se creó una oficina que es la OTRI a la sociedad, que quedó asociada a la Vicerrectoría de Investigaciones.



JULIEN WIST
Facultad de Ciencias Naturales y Exactas


Yo creo que hay varios niveles de Apropiación Social del Conocimiento al igual que en el mismo conocimiento. En la parte educativa tenemos las escuelas de primaria, secundaria, y superior. En el campo del conocimiento la Universidad del Valle tenemos también varios niveles. Hay avances tecnológicos, patentes y proyectos que se transforman en productos casi listos para ser empleados, por ejemplo el desarrollo de un bombillo o un sistema de monitoreo de electricidad prepago para casas. Hay varios ejemplos de desarrollos tecnológicos que pueden ser transferidos. Pero hay un nivel de conocimiento en esos desarrollos tecnológicos que requieren más tiempo y trabajo con otras empresas o universidades para entregar el producto y hacerlo llegar a los mercados. Es por esto que hablo de diferentes niveles. El tema de Apropiación Social en una universidad no es tampoco únicamente tecnológico, esta es la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación y no toda la investigación es en base tecnológica.

Se debe tener en cuenta los conceptos que evolucionan con el tiempo y que la esencia de una universidad y su carácter formativo es también una transferencia. Tu pregunta apunta probablemente a la intención de medir la transferencia o el impacto de las diferentes universidades. Es bueno recordar que uno de los impactos ―y creo que con esto cumplimos sobremanera en la Universidad― _es la formación. El conocimiento que se genera y posteriormente se llevan nuestros egresados y quienes posiblemente formarán nuevos emprendimientos es una forma de transferir el conocimiento.



LUIS CARLOS CASTILLO
Facultad de Ciencias Naturales y Exactas


(…) ¿Cómo hacer visible a las comunidades indígenas y negras, componentes tan fundamentales de la nacionalidad?, esto se lo propuso nuestro grupo de investigación. Comenzamos por saber demográficamente cuál era la composición de la gente negra e indígena en la sociedad colombiana, aunque muy complicado responder la pregunta ¿quién es negro o indígena en Colombia?, la cuestión con los indígenas fue menos compleja. Desde finales del siglo XVI y comienzos del XVII, en la larga tradición de la construcción de la población nacional, se constituyeron resguardos y los indígenas se refugiaron en estos espacios, por tanto, se tenía la idea de que aquel que era indígena estaba vinculado a los territorios de resguardo. Ellos habían logrado “preservar su cultura”, a pesar de los grandes procesos de desintegración de los resguardos durante la República, por lo que había quedado un buen número de indígenas en esas zonas, por tanto se podía responder a la pregunta de quién era la población indígena.

Y ¿cómo hacerlo con las poblaciones negras?, ¿quién es un negro en Colombia?, ¿depende acaso del color de la piel?, pues resulta que en el color de la piel hay un gradiente. En Estados Unidos se dice que un negro es alguien que tiene al menos una gota de sangre negra en su constitución, ¿cómo definirlo en Colombia? La salida que se le ha dado es afirmar que la persona se puede auto reconocer como negro, afrocolombiano, afrodescendiente o palenquero. Esa fue una de las respuestas que surgieron en el grupo de investigación dirigido en ese momento por Fernando Urrea y que implicó una relación muy estrecha con las organizaciones que producen las estadísticas poblacionales en el país, como el DANE.

Lo anterior es un factor de la transmisión y Apropiación Social del Conocimiento. La investigación que nosotros hacemos en la Universidad puede ser transferida a esas organizaciones y sociedades, para que ellos se apropien del conocimiento, y este se convierta en un instrumento fundamental para mejorar la calidad de vida, la participación política y la contribución que esas comunidades le aportan a la sociedad.



EDGAR QUIROGA RUBIANO
Facultad de Ingeniería


La Apropiación Social del Conocimiento depende del campo específico de trabajo y de las estrategias que el investigador implemente para la Apropiación. Desde CINARA, pensamos de qué manera se podía generar una Apropiación a partir de las investigaciones adelantadas en el Instituto, fue ahí cuando comenzamos a vincular sociólogos, comunicadores sociales, trabajadores sociales, economistas y administradores de empresas.

“Desde los inicios de CINARA comprendimos la importancia de un equipo interdisciplinario que facilitara el desarrollo de los proyectos a escala real, en ellos encontrábamos nuevos objetos de investigación, en microbiología y estructura de suelos”.

(…) Desde el campo del abastecimiento de agua, es impactante ver la cantidad de obras construidas a lo largo y ancho del país que quedaron inconclusas o abandona¬das. Esto se debe a que no existe un proceso de Apropiación no solamente de la obra sino también de la tecnología y del desarrollo que implica desde el punto de vista administrativo, económico y cultural. Un ejemplo de ello ocurrió en una de las zonas rurales de Belalcázar, norte del Cauca, cuando una avalancha se llevó el acueducto de la población y arrasó con el cementerio. El Gobierno Nacional tomó medidas y reconstruyó el acueducto para la comunidad pero una vez construido e inaugurado se negaron a usarlo. Al indagar en la comunidad sobre los motivos, argumentaron que no querían hacer uso del agua que había arrasado con los muertos del cementerio. De estos ejemplos existen muchos.

(…) Hace cinco años el grupo de investigación en Abaste¬cimiento de agua viene trabajando en el proceso de filtración en el lecho del río, experimentado hace muchos años en Europa y Esta¬dos Unidos. Se trata de un desarrollo tecnológico muy aplicable a las condiciones del río Cauca, lo que nosotros buscamos es validar esta tecnología para saber cómo se comporta en nuestro contexto. Esta tecnología consiste en hacer una especie de aljibes profundos para captar el agua por debajo del lecho del río y según las turbiedades del río Cauca se puede filtrar el agua. Si logramos validar su efectividad, esta podría ser la solución para el abastecimiento de agua en Cali.



PATRICIA GONZÁLEZ
Facultad de Ciencias de la Administración


En el Instituto de Prospectiva es donde veo una contribución más efectiva a nivel de sociedad, dado que sus proyectos son generados para impactar a la comunidad, los resultados son más evidentes. Desde la investigación de grupos esa parte es muy tenue o no está muy clara. De hecho, se hacen muchas asesorías con los municipios locales y nacionales. De la misma manera se generan proyectos con universidades de toda Colombia. Con esto quiero decir que existe un portafolio bastante interesante donde yo veo la Apropiación Social del Conocimiento en sectores particulares como el automotriz, donde el trabajo que desarrolla el profesor Medina es muy interesante. También en muchos trabajos con la alcaldía: capacitaciones con mujeres pertenecientes a barrios marginales, los cuales vienen siendo desarrollados por el Instituto y que tienen un fondo social, en ellos podemos ver desarrollo de investigación e impacto social.

Estamos desarrollando una estrategia por extensión: los diálogos empresariales. En ellos invitamos a empresarios de diversas áreas de la economía, y de diferentes temáticas. Muchas personas asisten a estos eventos gracias a la buena difusión que se hace. Mediante la gestión del profesor Rubén Darío se ha tratado de fortalecer, de manera significativa, ese vínculo en el sector empresarial, uno de los medios para lograrlo han sido los diálogos empresariales. A estos eventos se invita a todas las personas interesadas en la temática a través de Facebook y los medios típicos que utiliza la Universidad para divulgar los eventos, y que han sido bastante exitosos.



RUBÉN DARÍO ECHEVERRY ROMERO
Facultad de Ciencias de la Administración


Es un tema que he trabajado bastante. Como usted bien lo expresa, esta Facultad está ligada, más que cualquiera otra, al mundo real, empresarial y a la cotidianidad de las empresas. Esa realidad como objeto de conocimiento, es decir, la realidad de la gestión, de las finanzas, del mercadeo, de la gestión pública; es muy rica en problemáticas y nos brindan oportunidades enormes de investigación, análisis y conocimiento. La Universidad, y esta Facultad en particular, en este aspecto tienen mucho que aportar a la sociedad para hacer conocer dicha realidad y plantear propuestas transformadoras.

(…) Considero que la Facultad en algunos temas es pionera en Colombia, como en el caso de la Prospectiva. La esencia del Instituto de Prospectiva es que generó una masa crítica de gente muy cualificada, pero esa cualificación se hizo en el trabajo de campo, a través de la investigación y de la apropiación de las problemáticas de la realidad. Nosotros hicimos un proyecto muy lindo para Cali, que se quedó en el papel desafortunadamente “Cali 2036” un análisis estratégico prospectivo de ciudad y de desarrollo de ciudad-región. Se hizo el análisis del Valle del Cauca y también se aplicó esa prospectiva al sector empresarial y se ha cumplido, por decirlo así, todo el ciclo. Hemos hecho la investigación básica y aplicada, la generación de conocimiento y las publicaciones que soportan ese conocimiento. Con un paso mucho más avanzado, que es pertenecer a redes internacionales donde el reconocimiento académico es total.

Efectivamente hay un centro de pensamiento e investigación y una masa crítica de personas en el tema de prospectiva. En el tema de Políticas Públicas, creo que el mejor ejemplo es nuestro rector.



BORIS SALAZAR TRUJILLO
Facultad de Ciencias Sociales y Económicas


Nuestra Facultad, incluso en sus inicios, fue una facultad que reflejaba las necesidades de conocimiento económico de la región, tenía economía agrícola, economía industrial y economía en general. Después, apareció una pequeña unidad de sociología, que fue creciendo, y hoy tenemos una facultad donde el programa académico de Sociología y Economía están situadas en la misma unidad académica. Esto ha permitido una cooperación especial porque es evidente que la economía está anidada dentro de la sociedad. No es posible pensar lo económico sin entender las relaciones sociales que están allí, sin entender los comportamientos de los agentes económicos y sin entender sus interacciones, sus organizaciones en grupos.

Al mismo tiempo, es difícil comprender los movimientos sociales, la organización social y los cambios en la sociedad, sin conocer las fuerzas económicas que hay en ella. Entonces sí ha existido una interacción, que no siempre ha sido la esperada, por estar tan cerca, las disciplinas han crecido por vías separadas, pero sí ha ocurrido una cooperación. Por ejemplo, casi todo el conocimiento que tenemos sobre el pacífico, sus comunidades étnicas, la inserción de esta población en la ciudad de Cali, lo último ligado a procesos de desplazamiento, migración, fertilización cruzada cultural y otra cantidad de procesos, han sido posible gracias a estudios realizados por Fernando Urrea, quien ha sido la persona que ha estado al frente de este tipo de investigaciones.

También, se ha desarrollado un grupo de investigadores tanto en economía como en sociología, que están a la vanguardia de ese tipo de estudios, conocen mejor el Pacífico colombiano y comprenden bien el efecto que ha tenido el Pacífico sobre Cali, acerca de su cultura, del ordenamiento social y urbano, en los cuales hay un desarrollo importante.



GERARDO CAMPO CABAL
Facultad de Salud


En la Facultad de Salud, de múltiples maneras, se da la Apropiación social del conocimiento, pero no de manera planificada. Cuando en el Hospital Universitario del Valle comenzaron a presentarse casos de niños que nacían con malformaciones congénitas, esto llamó la atención de los profesores quienes con su espíritu investigador atendieron la situación y meses después encontraron que la causa se debió a una contaminación del río Cauca que recorre un perímetro de la ciudad. Esto explicó que las malformaciones en los fetos se debían al agua que bebían las futuras madres. La comunidad se enteró de esta problemática y de cómo la Universidad aportó una solución a un problema de salud de la región.

Hace más de una década se creó la dependencia de Comunicaciones de la Facultad de Salud con el propósito de procesar y sistematizar la información resultante de los desarrollos, convertirla al lenguaje cotidiano y enviarla periódicamente tanto a la Oficina de Comunicaciones de la Universidad como a los medios masivos de comunicación, quienes en ocasiones las replican pero de quienes no siempre recibimos la respuesta que esperamos. En otros países no se mueve una aguja en una universidad sin que primero haya sido compartido con la comunidad. Aquí tenemos una competencia muy difícil con las noticias que más venden porque ocupan la mayor parte de las páginas en los medios masivos.

(…) Hace ya dos décadas que organizamos el Simposio de Investigaciones de la Facultad, un acontecimiento que inició en 1998 cuando la Universidad atravesaba su mayor crisis y la Facultad afrontó esta problemática pensando en cómo seguir activos. Reunió entonces a todos los profesores durante dos días para que compartieran sus trabajos de investigación y permitieran que no solo los estudiantes y profesores de la Facultad se enteraran de los avances, sino que la ciudad supiera lo que se estaba haciendo desde la Universidad.



WALTER TORRES HERNÁNDEZ
Facultad de Ciencias Naturales y Exactas


El primer aspecto se refiere al concepto de Apropiación Social del Conocimiento que tiene múltiples significados para muchas personas. Entonces sería bueno ponernos de acuerdo o dar nuestra propia versión de lo que significa. En general, nosotros concebimos Apropiación Social del Conocimiento, en nuestro caso Apropiación Social de la ciencia como una gran responsabilidad de comunicación o rendición de cuentas de lo que la facultad y la Universidad del Valle hace con la sociedad. En definitiva, la sociedad en general es la que paga por lo que nosotros hacemos en esta Universidad. En consecuencia, todo lo que realizamos, de forma directa o indirecta, es retribuido a la sociedad.

El segundo aspecto es que en la Universidad del Valle hay mu¬chas actividades, programas, e inclusivo, estrategias que las personas realizan encaminadas a hacer Apropiación Social. Desde mi perspectiva son trabajos no articulados, de buena voluntad, pero muchos esfuerzos individuales. No están enlazados en su gran mayoría dentro de la misma facultad y mucho menos lo están dentro de todo lo que se hace en la Universidad del Valle, por eso hay gente que repite cosas y duplica esfuerzos. Después de hacer un recorrido por diferentes estancias en la Universidad uno se da cuenta que existen cosas que tienen mucho que ver y podrían hacerse juntas. Sería mucho más productivo, tanto para las personas que participan en los procesos como para la Universidad, que el resultado final llegue hacia la comunidad, eso sería mucho más efectivo y eficiente.

En esa perspectiva, ¿qué hace la facultad de Ciencias Naturales y Exactas? Hay varios programas que la facultad ha hecho desde hace bastante tiempo y se pueden enmarcar en este aspecto. Te voy a mencionar tres ejemplos, primero, el programa de “Olimpiadas Matemáticas”. El segundo es el programa de Semilleros de Ciencias, que ahora ya no es solo es de ciencias, también se incluye a personas de Artes Integradas y esperamos vincular a personas de humanidades. Allí nada más, hay unas pequeñas diferencias conceptuales. Y tercero, la Carpa de Melquiades.

El programa “Olimpíadas Matemáticas” nace como una idea de concurso de matemáticas, para aproximarse a los estudiantes de bachillerato, porque si le preguntas a la mayoría de personas, las matemáticas son el “coco” de la educación en todos los niveles. En consecuencia, la idea de las Olimpiadas tiene como objetivo, desde un formato concurso o semi-concurso, recoger estudiantes de educación media para acercarlos al mundo de las matemáticas, que pierdan el miedo y aspiren a un futuro cercano que les permita ingresar a los programas académicos con alto contenido tecnológico.



JAVIER MEDINA VÁSQUEZ
Facultad de Ciencias de la Administración


(…) A partir de los años noventa, la educación superior comenzó a escalar hacia el financiamiento de las maestrías y doctorados de la mano de los créditos del Banco Interamericano de Desarrollo-BID. En ese mo¬mento lo más importante estaba enfocado en la producción científica, pero luego se planteó que no había suficiente inversión para la formación, la infraestructura y las instituciones educativas. De allí parte la necesidad de divulgar los resultados e impactos que tienen que ver con productos como artículos, revistas y libros que pueden cambiar la vida de las personas a través de los alcances científicos y hacer que se interiorice la ciencia en la vida cotidiana.

Vinieron después otros estudios de la ciencia que tenían que ver con la percepción social de aquellos logros científicos, con el cambio de paradigmas internacionales y su incorporación por parte de los organismos nacionales al repertorio de la política y el financiamiento. Así, los estudios sociales de la ciencia fueron mostrando la importancia de las comunidades científicas con su historia, la trayectoria y con la adopción del enfoque de ciencia, tecnología, innovación y sociedad. Este origen conceptual brinda la posibilidad de interactuar con la sociedad e incorporarla a las dinámicas científicas. De este modo, la Apropiación Social de Conocimiento es una amalgama de todo lo anterior, con rostros y formas que finalmente sirven de circuitos a la comunidad para que se acerque a los estudios sociales y se apropie de ellos.

(…) Creo que casi todas las facultades tienen relación con la comunidad y están generando productos de Apropiación pero nadie sabe eso, o muy poca gente. Aquí quiero ser claro porque no es que no hagamos, sino que la gente no se da cuenta de lo que hacemos, por eso considero que nos hace falta llegar al gran público, conectarnos con la ciudad, los jóvenes, los maestros y los empresarios. Esto co¬bra importancia porque estamos bajo una amenaza de desfinanciamiento y tenemos que divulgar este conocimiento para contribuir al enriquecimiento del acervo político, cultural y económico de la sociedad colombiana.



ÉRICO RENTERÍA PÉREZ
Instituto de Psicología


Nosotros tenemos un problema país de interpretación inadecuada de lo que es, lo que da puntos, lo que da ranking y la Apropiación Social real, efectiva del conocimiento. Como par evaluador de programas de pregrado, maestría y doctorado, me encuentro, comúnmente, que en los informes aparece en la lista lo que está registrado en la base de datos de revistas indexadas ISI/SCOPUS. Inclusive, los libros no aparecen, porque no dan puntos; sin embargo, los manuales y los libros siguen siendo muchas veces más leídos que un artículo que se lee una comunidad especializada.

Pero, cuando hablo de malinterpretación de Apropiación So¬cial del Conocimiento se debe a que confundimos el formato con los contenidos que deben ser difundidos y apropiados social e históricamente. Un ejemplo de esto es una colega nuestra, del campo de la psicología, que decidió escribir para un periódico gratuito, que tiene circulación nacional, y ella dice que ahora la lee toda la gente que debió haberla leído en los cuarenta años de carrera académica, antes de jubilarse. Antes de eso la leían los cincuenta académicos del campo, ahora la lee toda la Región Caribe y la consultan sobre temas referentes a su saber académico.

¿A dónde voy con eso?, a que la Apropiación Social del Cono¬cimiento con una guía, una cartilla, utilizada por una comunidad, por un grupo académico, o por los niños, hace parte de una forma diferente a la divulgación por medición, por métricas, las cuales son fundamentales; sin embargo, deberíamos preguntarnos sobre los distintos tipos de Apropiación Social del Conocimiento, y por ende, por los diferentes tipos de medición de esos impactos. Creo que, efectivamente, universidades como la del Valle tenemos un subregistro gigantesco en el impacto, a través de guías, cartillas, manuales, inclusive conferencias, que son videos que no quedan registrados en papel y mucha gente los ve; inclusive una entrevista corta en televisión, un comentario, los cuales se basan necesariamente en un conocimiento experto, son a veces de un mayor impacto.

Yo diría que para mí esa interpretación país es inadecuada en buena parte. La interpretación de que “si una revista no está en ISI no vale”, debemos revisarla y decir: esto vale para cierto tipo de medición y cierto tipo de grupo social pero, todo lo demás, estamos en deuda con nosotros mismos, con la sociedad, con la historia de nuestro aporte, no solo como Universidad del Valle, sino en la producción y la Apropiación de ese conocimiento científico que tenemos en todos los campos, y que tiene formatos y formas diferentes de ser divulgado y apropiado.



LUIS CARLOS ARBOLEDA
Facultad de Ciencias Naturales y Exactas


La gestión de la investigación en la Universidad está pasando de proyectos de un año a programas de tres años. Yo diría que en los programas de tres años, robustos, tiene que haber una Estrategia de Apropiación y popularización de los resultados, que dé cuenta de cómo se le hacen llegar los resultados de un grupo a los distintos públicos. Es más, nosotros estamos en una sociedad multicultural, así que, las maneras de relacionarse con los contenidos de la ciencia en un mismo tema, tienen que explicarse en distintos contextos culturales. El Departamento del Valle del Cauca son siete regiones naturales culturales en donde están localizados sus cuarenta y cuatro municipios, las sedes están ubicadas en esas regiones, por lo que una Estrategia de Divulgación del Conocimiento tiene que dialogar con esa diversidad cultural que tiene la región.

La Universidad no es que no lo sepa hacer. ¿Cuántos indígenas tenemos en este momento formándose en la Universidad? Si no estoy mal, son del orden de 300. Es decir que, nosotros hemos venido desarrollando en la Universidad, unas estrategias de enseñanza que tienen que ver de alguna manera con la diversidad de estos estudiantes. Ahí está, nosotros no estamos improvisando.

Una estrategia como la que yo estoy planteando tendría que alimentarse de todo lo que los respectivos grupos vienen acumulando. Por ejemplo, un grupo como CINARA, que tiene una larguísima trayectoria, más de 30 años, de estar haciendo transferencia de recursos de filtración lenta en arena en acueductos municipales de pequeños y medianos pueblos del departamento, y de otros a nivel nacional e internacional, ha tenido que hacerlo en contextos de diversidad cultural. Yo lo conozco bien, los colegas tienen sociólogos, antropólogos, al mismo tiempo que, los ingenieros que manejan esa esa tecnología o esas distintas tecnologías que ellos aplican desde el Instituto. Allí existe un concepto de interdisciplinariedad.

La Apropiación Social del Conocimiento nos demanda un esfuerzo de interdisciplinariedad. Desde el mismo momento en que se le pone a un programa de investigación una Estrategia de Divulgación, salta la liebre, de la diversidad de la cultura, en relación con la cultura del especialista. Ahí hay un problema de diversidad de cultura. No puedes comunicar la ciencia solamente parado en tu cultura de experto, tienes que tener en cuenta al otro que no es tu par, sino, al otro que es un ciudadano común y corriente que quisiera que tu conocimiento le agregue valor a la resolución de su problema como ciudadano. En consecuencia, tienes que movilizar unas competencias con el lenguaje, con la comunicación y con dinámicas educativas, que son diferentes.



ALBERTO GUZMÁN NARANJO
Facultad de Artes Integradas


Es necesario decir que nosotros sufrimos una especie de dicotomía, algo esquizofrénica, entre el mundo de las ciencias y las tecnologías, y el mundo del arte. Es así porque la necesidad de Apropiación Social del Conocimiento está determinada por las utilidades que produce el saber tecnológico derivado de la investigación científica, en un contexto en el que todo lo referente al arte ha tenido un aura decorativa; dicha situación es toda una genealogía en nuestra cultura. Nosotros tratamos de eliminar esa barrera, porque no puede separarse, el trabajo artístico es absolutamente indispensable para la condición del ser humano ya que, evidentemente, las cosas que son tangibles en los procesos de desarrollo físico, también están determinadas por el desarrollo espiritual.

Citaré un ejemplo con relación a la actividad de extensión. Es una forma con la que la Universidad mide, de alguna manera, su capacidad de interrelacionarse con el medio social. Con respecto a esos procesos de extensión, nosotros hacemos unos espectáculos, que tienen que ver con la actividad que se hace en Artes Escénicas, Danza, grupos como la Orquesta Sinfónica y la Banda de Estudiantes, y pareciéramos alojados en espacios muy pequeños, donde reunimos unos públicos que oscilan, en el mejor de los casos, entre 500 y 600 personas.

Al usar los medios tecnológicos con los que contamos, podríamos multiplicar ese valor por mil. Hay experiencias muy exitosas como la Orquesta Sinfónica de San Francisco en Estados Unidos. Esta orquesta multiplicó por diez mil la capacidad de compenetración de sus programas, a través de un programa supremamente serio de actualización tecnológica.



FELIPE GARCÍA VALLEJO
Facultad de Salud


Sobre Apropiación Social del Conocimiento, la experiencia que tengo la adquirí cuando estaba en Colciencias. Allí montamos una especie de proyecto desde la subdirección llamado Apropiación social del conocimiento, en ese momento yo era subdirector. El concepto básico de Apropiación Social tiene que ver con el conocimiento generado en proyectos de investigación que se convierten en insumo social, es decir cuando la producción científica pasa a manos de la sociedad para que la aproveche y genere un beneficio social. Dentro de lo que llamamos Ciencia modo tres y la Quinta Hélice, lo que se busca es que la comunidad de usuarios, entidades, agencias, etc., se apropien del conocimiento producido de alguna manera y le den la destinación correspondiente a los sectores sociales. No hay un universo general de la Apropiación Social sino que esta tiene matices. Hoy en día, gran parte del conocimiento está dirigido hacia la innovación y aunque no tiene visos sociales, el conocimiento producido debe generar una especie de bienestar o empoderamiento en las comunidades que socialmente lo utilicen.

(…) Univalle, como cualquier entidad pública, es un país en pequeño. Toda la problemática por fuera de la Universidad se traduce y se expresa en una especie de heterogeneidad, tanto de intereses como de saberes, acciones y maneras de producir conocimiento. Nosotros hemos llegado la conclusión que no solamente lo que genera conocimiento se da a través de la investigación científica aplicando el Método Cartesiano o cualquiera de esos métodos que hoy en día se utilizan para generar conocimiento, a partir de la experimentación, sino que también, a través de la creación individual y colectiva.



MANUEL LLANOS
Facultad de Salud


Tal vez lo primero sea decir desde la Facultad, en su trabajo desde las comunicaciones, se propuso la conformación de una oficina que le ayudara a establecer una adecuada relación con sus públicos, tanto internos como externos. Esa fue la primera preocupación que tuvo la Facultad y, en particular, el decano Car¬los Hugo Moreno.

Había un proyecto a punto de iniciar por la Fundación Kelloggs: el Proyecto Uno; que era apoyado por esta fundación en 11 países y hubo 23 experiencias en todo el continente; la de Cali, entre ellas, tenía como propósito apoyar y fortalecer cambios en la manera de formar profesionales de la salud, poniendo en juego un nuevo elemento: la comunidad.

Ya había una experiencia anterior de relación entre Universidad y servicios de salud, pero los pacientes, agrupados en lo que genéricamente podemos denominar comunidad, estaban, en buena medida, ausentes frente a las decisiones que tenían que ver con la formación de los profesionales; eso fue lo que apoyó la Fundación.

Suscribirse

* indicates required
/ / ( dd / mm / yyyy )