CVI – Manuel Zapata Olivella. Un invitado de honor

Manuel Zapata Olivella
Un invitado de honor

La muerte no es impedimento para el hombre que entregó sus días a la búsqueda incesante de una identidad. A cien años de su natalicio, Manuel Zapata Olivella continúa transgrediendo fronteras. En el marco de la FILCALI 2020, la virtualidad permitió congregar a miles de personas con el objetivo de eternizar la obra y junto a ella el nombre del escritor loriquero que transformó el estudio de la diáspora africana.


Por Natalia Candado López
Estudiante de Lic. En Literatura




Foto: https://filcali.com/invitado-de-honor/


La quinta edición de la Feria Internacional del Libro de Cali (FILCALI), tuvo como invitado de honor al gran médico, escritor, antropólogo y folclorista colombiano, Manuel Zapata Olivella. Lo anterior, con el fin de conmemorar el centenario del natalicio de un autor que dedicó 65 años de su vida, a la creación de un universo literario en el que no sólo denunció la realidad social de esa América ignorada y en crisis por la marginalidad y el sometimiento de los habitantes, sino que, además, exaltó la importancia de la diáspora africana en nuestras raíces. Así pues, sus obras son el reflejo de una sociedad soñada, en la que se respeta la independencia cultural de una Colombia triétnica, libre de superioridades, donde “todos aportan a la construcción de la Nación”, tal como lo resaltó el profesor Alfonso Múnera en la charla magistral junto a Yohana Caicedo: “Manuel Zapata Olivella y la construcción de la nación colombiana”.

A lo largo de 11 días se llevaron a cabo más de 45 actividades enfocadas en festejar la existencia de Zapata Olivella, exaltando la contribución realizada por el escritor desde sus distintos campos de estudio. Así pues, el evento contó con charlas magistrales, conferencias, conversatorios, mesas de diálogo, lecturas de cuentos para niños y la presentación de 14 libros reeditados de la obra del autor. En este sentido, es posible afirmar que el estreno nacional, del documental “Zapata, el gran putas”, el día 12 de octubre, dio inicio a un homenaje que trajo de vuelta a la vida al extraordinario autor loriquero. Es importante resaltar que la versión virtual de la FILCALI trascendió fronteras, llegando a más de 320.000 personas, gracias a la facilidad de acceso a las distintas plataformas destinadas para la interacción entre invitadas, invitados y público.

Luego de la inauguración el 15 de octubre, se brindó un espacio permanente dirigido a las niñas y los niños, con la participación del mediador cultural africano Boniface Ofogo, quien, a través de la lectura de cuentos africanos en voz alta, realizó un enfoque especial en la promoción del único libro infantil escrito por Zapata Olivella: Fábulas de Tamalameque. Esta obra fue, además, una constante entre los participantes de la convocatoria “El Valle lee a Manuel Zapata Olivella”.

Dos días después del lanzamiento, fue estrenado un documental de poco más de 13 minutos, titulado “Artistas plásticos y el canto de la diáspora africana”, a cargo del director del Programa Editorial de la Universidad del Valle, Omar Díaz. Este es un homenaje a la cultura de la región Pacífica, territorio de gran importancia dentro de la obra del escritor caribeño. Así, diversos artistas como Éibar Castillo, María Lidia Vergara y el ya fallecido, César Santafé, hacen parte de una exposición enfocada, según Díaz, en entender y representar el concepto diaspórico planteado por Manuel. De esta manera, existe una división entre la representación de lo humano, la naturaleza, sus paisajes y finalmente, la geometrización del Pacífico colombiano, con el fin de invitarnos a recorrer a través de cada lienzo, los encantos ancestrales de nuestra región.

En este punto, resaltando la importancia del oeste del país dentro del universo literario del autor, resulta necesario traer a colación la mesa de diálogo sobre Manuel Zapata Olivella y el Chocó, desarrollada por el decano de la Facultad de Humanidades de la Universidad del Valle, Darío Henao Restrepo y el historiador Rafael Pereachalá Alumá. En esta fue planteada la importancia del departamento chocoano para la construcción de obras como El fusilamiento del diablo, basada en la historia de Manuel Saturio Valencia, el último hombre fusilado en Colombia. Por otra parte, recordando el diálogo con Marciana Perea, Sergio Mosquera y Rafael Perea Chala sobre el mismo tema, fue posible enfatizar en la trascendencia de la cultura y religiosidad propia del Pacífico, dentro de los factores que impulsaron a Manuel y a Delia Zapata Olivella, a emprender la gira de artistas que los llevaría a recorrer el mundo. De este modo, se puede afirmar que Manuel dedicó su vida vagabunda a buscar el verdadero trasfondo de la identidad africana, reconociendo en nombre de Changó, la existencia de una cultura libre de fronteras, hermanada en la diáspora.

En un breve repaso por la larga lista de tópicos desarrollados en el marco del homenaje a Zapata Olivella, es posible destacar la identificación de la poética del hambre y la miseria como temas de suma relevancia dentro de la obra del autor. El argumento es reiterativo entre los conferencistas, Manuel expuso lo inefable. Para finalizar, el día 25 de octubre, durante la charla magistral “África en la obra de Manuel Zapata Olivella”, Veronique Solange Okome Beka, resumió en una frase lo que podría ser el más grande logro del autor a lo largo de su trayectoria: Manuel Zapata Olivella dio señales de una África que podía contar con sus propios héroes para liberarse.

Suscribirse

* indicates required
/ / ( dd / mm / yyyy )