Crítica – El perdón negado. Una novela de Cheo Angulo

El perdón negado
Una novela de Cheo Angulo

La Justicia nos muestra su balanza
cuando su siglos en la Historia vierte
el Tiempo mudo que en el orbe avanza;

Y la Gloria, esa ninfa de la suerte,
solo en las viejas sepulturas danza.
Todo nos llega tarde… ¡hasta la muerte!

Todo nos llega tarde – Julio Florez

Título: El Perdón negado
Autor: Cheo Angulo
Letrame, 2020
93 paginas


Por: John Alexander López Gómez





Foto: https://cutt.ly/Zx3tE1K


“Dentro del marco del conflicto armado colombiano, en el año 2003, se realizaron una serie de acontecimientos donde la población civil quedó en medio de este fuego cruzado, convirtiéndose en la más perjudicada en este escenario bélico”. Así señala la sinopsis que se enmarca al reverso del El perdón negado, la novela del bonaverense Cheo Angulo, quien luego de pasar por los senderos de la música y el periodismo se embarca en el viaje literario que se convierte en su primer libro, una novela marcada por la violencia desde varios frentes y orillas, y que pese a que fue escrita hace 17 años, el dolor sigue vigente y cíclico.

Trayectoria musical y periodística

Para Cheo, los sonidos y las letras se convirtieron en parte indispensable de su ser. Desde su infancia en el barrio Pueblo Nuevo, fue un enamorado de la música con inspiración innata para escribir y a su vez musicalizar los cuentos de Rafael Pombo. Esa pasión por contar y versionar historias lo llevó a estudiar Comunicación Social en la Universidad Autónoma de Occidente, donde después daría sus primeros pasos en el mundo del periodismo al ser parte del periódico La Batalla de Buenaventura. En su camino por la música tocó muchas puertas, logrando materializar en el acetato temas como “Notas de placer”, para el cantante Álvaro del Castillo, y “Que nunca me falte tu amor”, para la Orquesta Internacional Los Niches, composición con la cual empezaría a ser reconocido dentro del medio salsero. Su popularidad como letrista aparece en 1991 de la mano del trombonista y arreglista Andrés Viafara, director de la Orquesta La Suprema Corte, con quien consolida un manojo de éxitos como “Un amante como yo”, “Rompes mis esquemas”, “El velorio de Tito” y “Quiero quedarme en ti”, canción interpretada por Willie García.

Además de fundar y dirigir por tres años la Orquesta Proyecto Omega y de colaborar para figuras como Chucho Ramírez, Richie Valdez, Jimmy Saa, La Octava Dimensión, Elvis Magno, entre otros, alternaría su proceso artístico con su labor como periodista en el Diario de Occidente, Periódico Sur y en la Gerencia de Proyectos del Litoral Pacífico de la Gobernación del Valle. En el 2003 ganó el concurso de méritos como sustanciador en la Procuraduría General de la Nación durante ocho meses en Saravena (Arauca), donde ocurrirían gran parte de los hechos que serían inspiración para su primera novela, una posibilidad que no le cabía en su cabeza -la de ser escritor-, pero los estragos causados por la pandemia le proporcionaron el tiempo necesario para redactar y terminar lo que un principio fueron hojas escritas a máquina.

El perdón negado es una novela de pulso desgarrador que abre heridas sin sanar y nos devuelve a la indolencia de un país que se bate en todos los frentes, con una advertencia frente al olvido, frente a lo que sucede en las regiones más apartadas del país. Fue escrita en una época cuando la violencia se recrudeció sin distinción de uniforme o costado ideológico.

“Del aeropuerto impecable que dejó atrás en la capital colombiana, se encontró con uno sucio y en ruinas, entre cuatro paredes métricamente perforadas que se sostenían por la voluntad de Dios y que reflejaban la fiereza de los combates que se habían presentado cinco meses atrás, entre el Ejército y la guerrilla”

Guillermo Álvarez, un funcionario público designado a Villacarmelo, un pueblo ubicado en el confín del país, muy lejos de donde trabajó antes, dejando atrás la alegría, el goce nocturno y la compañía de su esposa para adentrarse en una zona poblada de incertidumbres, miedos y disparos al azar. Villacarmelo se convirtió en centro de disputa por el control de las regalías del petróleo y de incesantes combates entre el Ejército y el ELN, dejando un paisaje de casas destruidas, locales cerrados, desplazamiento y la desconfianza sobre quién es quién; generada por los paramilitares que atacaban sobre la humanidad de cualquier persona al menor atisbo de colaboracionismo guerrillero, a cualquier sospecha infundada que oliera a comunismo. Con la declaración del Estado de Conmoción Interior a nivel nacional, Villacarmelo fue escogido como una de las zonas de rehabilitación y consolidación con el objetivo de aplicar medidas que permitieran menguar las perturbaciones del orden público, y que solo vio reflejado en el incremento del pie de fuerza y la ausencia del presupuesto para la inversión social.

El trajinar de Guillermo trascurre entre la oficina de la Procuraduría, los juzgados, diligencias en el batallón en medio de trascripciones, archivos, solicitudes de su jefe Dionisio Castillo y el regreso hacia su habitación del hotel Las Acacias después de las seis de la tarde, entre el silencio sepulcral que advertía en cualquier momento la llegada de ráfagas de fuego que sacuden las páginas de Mientras agonizo de William Faulkner. El funcionario sería testigo de los crudos testimonios de familias que lo perdieron todo por la violencia, de personas que abandonaron sus tierras, del reclutamiento forzado de sus hijos y los fusilamientos por motivos absurdos, acusaciones injuriosas y confesiones forzadas. Sucesos que trascurren en una lectura ágil y que se vuelve intensa hasta los niveles del hartazgo y la indignación. Angulo ha sabido plasmar en su novela las preocupaciones y dilemas de un territorio como Colombia que, a pesar de firmarse en el 2016 un acuerdo de paz que prometería nuevos horizontes para el país, lo que trajo consigo fue un deja vu que se puede confrontar en las páginas de este libro.



Alfredo Cheo Angulo, autor de la novela El perdón negado.
Foto: https://www.cbonlinecali.com/cultura/cheo-angulo-presenta-su-novela-el-perdon-negado/


Otro punto que marca una pauta en la novela es la relación de Guillermo con la guerrillera Mayra, una de las huérfanas que dejó el conflicto y el paso de los paramilitares por su pueblo, y quien decide por sus propias razones ser una de las colaboradoras de la guerrilla. Una relación en la que el funcionario público se involucra hasta las últimas consecuencias. Un romance que empieza con el coqueteo ligero y que termina viajando hacia la pasión, la culpa, la clandestinidad, el barro y los bombardeos sorpresa, poniendo en riesgo su vida, la de su familia y su propio cargo. Nunca el amor experimentó la traición y la barbarie como en esta novela, tratando de dibujar una sonrisa en medio de la desazón de la guerra y sus escombros molidos por las bombas y metrallas.

Angulo, quien vivió de cerca los hechos ocurridos en los Llanos Orientales, es consciente de la violencia que ha desangrado a Colombia. Desde su trabajo de atención a víctimas acogió varios testimonios de comunidades indígenas y afro procedentes de varias regiones como Antioquia, Cauca, Nariño, Valle y la Costa Atlántica, donde lamentablemente el conflicto sigue igual frente a los acuerdos de paz y las pocas garantías que torpedean su correcta implementación.

“Los que vivimos en las grandes ciudades no sabemos en verdad lo que es un conflicto armado. Las personas que han vivido desplazamientos, desapariciones y extorsiones, son las que dicen que hay que parar la guerra, porque ellos sí lo han vivido en carne propia. (…) es mil veces preferible el acuerdo de paz que la situación de conflicto que se vivió en el año que realicé la novela y que lamentablemente se está repitiendo ahora”, sentencia el autor.

El perdón negado es una novela que invita a la reflexión sobre la historia reciente del país y sus víctimas, para que no sean solamente una cifra endeble que se guarda en los informes, y que el olvido y la indiferencia no sigan matando silenciosamente las posibilidades de un país que todavía quiere forjar en su memoria el sueño imperecedero de la paz.

Suscribirse

* indicates required
/ / ( dd / mm / yyyy )